“No queremos muertos, no queremos la guerra…” AMLO

 

Importante ayer en caso de Culiacán NO HUBO MUERTOS

 

POR: MARIO A. SEGURA/EL SOL DEL SUR TAMAULIPAS

CD. MEXICO., 18 OCTUBRE 2010.- Anuncia el Presidente Andrés Manuel López Obrador, que hoy el gabinete de seguridad que ya se encuentra en Culiacán, darán una conferencia exclusivamente sobre el tema de Sinaloa, los acontecimientos de ayer y las acciones a seguir en esa entidad. 

 

En principio sobre el tema de Sinaloa, al responder las inquietudes de reporteros representantes de medios de comunicación, Andrés Manuel López Obrador reconoció que respaldó las decisiones del gabinete de Seguridad en cuanto lo determinado el día de ayer de manera colegiada, por parte de los secretarios de la Defensa, de Marina y seguridad pública, “yo respalde la postura porque considero que lo más importantes es la protección de las personas, que no haya muertos, porque más importante es la paz”.

.

Dijo: “No queremos muertos, no queremos la guerra…”

Apuntó que la estrategia anterior convirtió al país en un gran cementerio.

Y repitió lo he dicho nada por la fuerza todo por la razón y el derecho.

Ayer se valoró el defender la vida de las personas, pero aclaró que no existe asociación delictuosa de la autoridad y la delincuencia.

 

Reconoció que no es fácil el tema de la inseguridad “pues se dejó avanzar mucho el problema”.

 

Resalto que en México hoy se está teniendo que enfrentar a dos mafias; la delincuencia de cuello blanco, también dañina que se arraigó y la estamos combatiendo y la bandas de la delincuencia llamada organizada. Eso es lo que enfrentando con rectitud honestidad y con Justicia vamos a garantizar la paz en el país.

 

¿Que si demostró debilidad del estado”, consideró el presidente que eso es una conjetura de los expertos, sobre todo de nuestros adversarios, los conservadores que no van a estar contentos con nada y van siempre a cuestionarnos, pero reiteró que no se tienen dudas de que fue la mejor la decisión.

 

Para su gobierno, externa; que el poder no prepotencia, no es violencia, “el poder es humildad, el poder solo tiene sentido y se convierte en virtud cuando se pone en servicio de los demás yo encabezo un gobierno civilista no es una dictadura militar o un gobierno civil con afanes autoritarios”.

 

Refrena que nada cambiara su política de gobierno, No es fácil que esto se entienda pero esta es la mejor vida

 

Además apunto que ya se demostró el rotundo fracaso la política autoritaria y esa política autoritaria de la razón de estado causo miles de muertos, más de un millón de víctimas, nosotros no vamos a seguir con eso, no queremos la guerra… son

“Son visiones, puntos de vista que desde hace mucho he sostenido que la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia y no los voy a cambiar”.

 

Que con lo sucedido el día de ayer se fortalecen los grupos criminales, el presidente dijo muy seguro que no, y explico que es una circunstancia especial que se presenta, es un proceso que una vez en definitiva son de aniquilamiento, esa es la mentalidad autoritaria, barrer, eso na da resultados, ni es humano.

 

Como se va a fortalecer una organización que utiliza la violencia que no tiene la razón y utiliza la fuerza, si el comportamiento violento, es rechazado por la sociedad.

 

Explico que es un proceso que se presenta.

Que no se va a cambiar la política,  no vamos apuntalar la corrupción, ni la política de exterminio.

 

Sería ilógico por completo, vean los periódicos de hoy, no hubo muertos.

 

Vamos a sostener nuestra postura para lograr la paz, la justicia. Concluye.






Relato de mi secuestro

“Pan de Vida”

 

CD. MÉXICO, D.F. 18 AGOSTO 2015.- Gracias a Dios, lo puedo contar, y compartir, se trata sólo de un relato de parte vivida durante mi secuestro en Agosto del 2012.

 

“Pan de Vida” así he llamado a este pasaje vivido, el cual definitivamente ha marcado mi vida, pues nunca estuve solo, siempre en esa oscuridad me acompaño Jesús, a quien no quise molestar pidiéndole por mi vida, pues sólo me puse en su manos y deje en Dios su decisión, nunca en las manos de los criminales que me tenían capturado, pues lo sé, no viviré ni un día más ni un día menos del que este destinado para mí.

 

Algo de lo que he estado muy consiente es que en el mundo hay personas que en verdad sufren, que padecen graves enfermedades que demeritan su vida, algunos que no tienen un brazo, un pie, que tienen cegueras, o simplemente capacidades distintas y que al igual que yo necesitan de la Fe en Dios y de sus bendiciones.

 

Por estos días en el 2012, yo vivía mis días y noches en la oscuridad, vendado y amarrado de mis manos, adolorido por los golpes pero no me atrevía pedirle a Dios por mi vida solo me ponía en sus manos, le dejaba a él decidir con su justicia.

 

Los golpes y el encierro no lo sentía tanto como el sufrimiento que les estaba causando a mi familia en consecuencia de mi trabajo, ser PERIODISTA, pues fui secuestrado un 11 de agosto y mi Padre Don Mario, cumplía años el día 15, por cierto ya Dios me lo dejo vivir 80, yo sabía del gran dolor que pasaban todos en mi familia y después supe que también era el mismo de amigos y otras personas a las que aun no conozco pero que me han patentado su apoyo.

 

El mejor regalo para mi padre, luego me contaría, sería el que mi esposa hubiese recibido un mensaje en su teléfono móvil en el que yo le hacía algunas indicaciones, pues me dijo papá, eso fue un anuncio de que tu estas vivo.

 

A él le platique, gracias a Dios que me ha dado esa oportunidad, ese pasaje vivido al que yo he llamado “Pan de Vida”.

 

Siempre que me preguntan sobre mi secuestro, yo digo que de eso no me interesa hablar, pues yo le he dado la vuelta a la página, simplemente doy gracias a Dios por estar vivo, y en mis oraciones le pido por esas personas que de alguna forma se involucraron en  mi sometimiento.

 

Les explico; “Pan de Vida” se llama un programa de iglesia cristiana, que alguna vez escuchaba pero en realidad le cambiaba a la programación, pues me educaron en la religión católica, sin embargo Dios quiso compartirme el Pan de Vida, pues siempre estuvo a mi lado.

 

Unas de las reglas en mi cautiverio, era la de no darme mucha agua, ni de comer, pues eso facilitaría el que no estuviera molestando con el permiso para ir al baño, aunque hubo días en los que ni las personas que me cuidaban tenían agua para beber ni que comer, pues hasta salían a pedir fiado para su alimentación y para comprar mariguana.

 

Durante los primeros días esto es de lo que me percate al escuchar sus platicas, entre el grupo habría una joven mujer, que comentaba que estaba embaraza, ya su bebe debe de tener dos años de edad, en aquel tiempo ella solo contaba con 17 años, Dios la bendiga.

 

Fue un día domingo, que es cuando pasaban el programa religioso PAN DE VIDA por la televisión, la chica prendió la TV y en la programación sintonizo el programa, ese fue un día muy especial, pues todo el ambiente se mantenía en calma y como si lo hubiesen acordado se quedaron viendo o simplemente escuchando el programa en el que se un primo de un amigo de apellido De los Reyes, aprovechaba para predicar la palabra.

 

Yo sólo podía estar atento a los sonidos, y sabia que se había puesto mucho atención al programa, algo que me extraño, pues se suponía que estaba entre gente mala que no le pone atención a la palabra de Dios, que por eso es que están en la delincuencia, sin embargo ahora comprendo que la palabra de Dios nos hace bien a todos.

 

El programa terminó y entonces acordaron en cocinar algo para el almuerzo, pusieron manos a la obra uno salió adquirir los productos necesarios y a su regreso se pudieron a  guisar unos ricos huevos con chorizo, compraron un refresco y pan francés.

 

Yo solo tomaba medio vaso de agua, a veces hasta de la llave, porque no tenían ni parar comprar, y les pedía que aunque fuera de esa que genera la COMAPA me dieran un poco, pero ese Domingo hasta medio vaso de refresco alcance, y ahí fue cuando me compartieron lo que yo llamo Pan de Vida, pues la chica se compadeció de mi, (Gloria a Dios), me dijo que aun y que tenía prohibido darme de comer ella compartiría un pedazo de su lonche de huevo con chorizo, lo que siempre le agradeceré, claro que lo acepte, me dio la mitad de su pan y lo comí y re que te disfrute.

 

Ese pedazo de pan fue un PAN DE VIDA, un aviso de que Dios me acompañaba en mi cautiverio, pero la enseñanza iría más allá, pues tocaría a las personas que delinquían en esos momentos y que escuchaban su palabra y ojalá y está se haya clavado  y persista en sus corazones, como en el mío en el que guardo esta experiencia que ha sido un pasaje difícil pero que me ha fortalecido en la fe en Dios y en la unidad de mi familia..