Solo los panistas podrán Salvar al PAN en Tamaulipas

 

Los comités municipales de Acción Nacional, deben de tomar las riendas del Comité Ejecutivo Estatal, hoy en día en poder del clan de los Cabeza de Vaca, y su “Cartel de las Vacas Locas”, solo así, se recuperará la dignidad del panismo tamaulipeco en bien de Tamaulipas.

 

*El Gobernador Francisco Javier Cabeza de Vaca con su mala fama y la presunción de ser un delincuente, expone a la derrota a Acción Nacional en la próxima elección.

 

REFLEXIONES DE MARIO A. SEGURA.

CDMX. 29 JULIO 2021.- Es a Francisco Javier García Cabeza de Vaca, a quien se le debe de retirar la “concesión” de las siglas del (PAN), para entonces poder recuperar la honra y la dignidad del organismo político, el de los verdaderos hombres y mujeres que han seguido una ideología, trabajando tantos años para lograr gobernar un estado difícil: que viene padeciendo, el ser humillado, robado, entregado al crimen organizado para convertirse finalmente en su salvador.

 

Pocos años duro el gusto, para terminar muy pronto cayendo, por culpa de los errores de un personaje, que equivocó la tarea, concentrándose en perseguir sus sueños, sus intereses particulares, y fallando a los dichosos “Vientos de Cambio”, que tanto se añoran, pero que, con el PAN, el del clan de los Cabeza de Vaca, se sigue defraudando al pueblo de Tamaulipas.

 

Por lo que ahora resulta necesario y urgente, recomponer la personalidad del partido azul tamaulipeco, quien impacto la vida política y social al desplazar al Partido Revolucionario Institucional, quien luego de 86 años, termino siendo aborrecido, hasta lograr el hartazgo, que es lo que favorecido al PAN para tomar las riendas del gobierno del estado, con la figura de Francisco Javier García Cabeza de Vaca, quien por desgracia para la institución política la derrumba y pone en gran riesgo de no volver a triunfar en la siguiente elección.

 

No es necesario exponerles a los panistas tamaulipecos, bueno, a los que están bien ubicados y reflexionan en lo que le pasa al partido, ¿en dónde están las fallas?, ¿qué es lo que viene para la próxima elección?, porque están consientes de que hay un culpable y este es el gobernador desaforado por el Congreso de la Unión, porque quiere que sea juzgado como cualquier persona, cualquier ciudadano acusado de delitos graves, tanto por la Unidad de Inteligencia Financiera como la Fiscalía General de la Republica, así como otras autoridades norteamericanas, entres estas el FBI y la DEA, que de ser inocente, no sería problema el separarse del cargo y enfrentar el problema por su salud política y moral, sin que se diera necesidad de provocar una desavenencia entre los gobernados.

 

La mala fama que se carga Cabeza de Vaca, perjudica tanto al PAN tamaulipeco que la próxima elección está expuesta a ser perdida, de manera aplastante, y la única forma de evitarlo es mostrar el lado honesto del Gobernador Cabeza de Vaca.

 

De hecho, se deja ver que el gobernador está cambiando la forma de hacer las cosas para beneficio de los tamaulipecos, sin embargo, eso no será suficiente para cambiar la forma de pensar de los tamaulipecos, que aun callados dejan ver su malestar, y consideran en sus mentes que lo mejor será no votar por el PAN, y de nueva cuenta ante el hartazgo social, darle oportunidad al Lópezobradorismo, lo que no se podrá evitar, y augura la caída estrepitosa del PAN tamaulipeco.

 

Solo les hare reflexionar sobre lo que sucedió en Ciudad Madero, en donde el Comité Municipal en su mayoría los panistas de siempre, debieron de pronunciarse y demostrar su malestar, por lo que en protesta sugirieron su voto, por el candidato morenista.

 

Y es que primero se quiso imponer al “niño Gerber” Carlos Fernández el director de Deportes del Estado, pero sin arraigo en el PAN maderense, luego al mal querido ex alcalde Jaime Turrubiates, considerando que, con sus líderes del PRI, podrían sacar adelante la elección, que los locales consideraban que fuera Agustín de la Huerta, a quien le tocaba ser el candidato, al ser el mejor visto por los electores, que aun y que no fuera garantía de triunfo, podría haber hecho un papel más honroso.

 

Si los comités municipales confiaron en Cabeza de Vaca, lo lógico es que les permitieran imponer a sus mejores gallos, sin imposiciones, pero ese error fue garrafal y sirve para reflexionar que la concesión de las siglas del PAN les deben de ser retiradas a quien no pudo con el paquete de “Los Vientos de Cambio”.

 

Y es que el Truco Verastegui, quien ya trabaja en su candidatura a Gobernador, no es garantía para ganar de nueva cuenta la gubernatura de Tamaulipas, por eso comento que es necesario y urgente que solo los panistas podrán Salvar al Partido Acción Nacional.