Investiga SEDUMA AMENAZA

de PLAGA EN PINOS

 

*Gobierno estatal envía cuadrilla de técnicos especialistas a zona en Miqhihuana

 

CIUDAD VICTORIA.- Con la finalidad de evitar cualquier daño en la zona de pinos de Miquihuana y sus alrededores, la Subsecretaría de Medio Ambiente envió un equipo técnico para hacer una supervisión y detectar las posibles plagas que pudieran afectarla.

 

Las instrucciones precisas giradas por el titular de la SEDUMA Gilberto Estrella Hernández, son en el sentido de atender inmediatamente este tema y evitar que llegue a causar algún desequilibrio en los ecosistemas del estado.

 

Hizo hincapié en que la política del Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca es cuidar, proteger y preservar las áreas naturales protegidas, los bosques, el medio ambiente, la ecología  y los ecosistemas, por lo que de manera permanente se trabaja en ello.

 

Por su parte Sergio González Miranda, Subsecretario de Medio Ambiente dijo que con esto se da seguimiento a los resultados que investigadores de la Universidad Autónoma de Tamaulipas han manifestado respecto a la detección de una plaga no registrada en el estado que ataca los brotes nuevos y con ello inhibe el crecimiento del pino piñonero.

 

Indicó el funcionario estatal que es importante hacer una supervisión principalmente en el municipio de Miquihuana que es donde hay una mayor concentración de pinos piñoneros y de confirmarse la presencia de la plaga, tomar acciones pertinentes para erradicarla.

 

Comentó finalmente que de hecho existe dentro de la Subsecretaría del Medio Ambiente una área encargada del cuidado y resguardo de las áreas naturales protegidas y recursos naturales, y su personal especializado realiza estas inspecciones.


Sancionarán Bancos de Materiales

que operan en la ilegalidad

 

Clausuras y multas aplicará el gobierno estatal

Reporte Especial

Ciudad Victoria.- Habrá severas sanciones para los bancos de materiales que en los 43 municipios de la entidad operan al margen de la ley, es decir, en completa ilegalidad y que hasta ahora han actuado impunemente en perjuicio del medio ambiente y la ecología violando las normas y disposiciones legales.

 

El Gobierno del Estado por conducto de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente informó que desde este momento se implementará un programa de inspección permanente para verificar si cumplen con las normas reglamentadas.

 

Al respecto el titular de la SEDUMA, Gilberto Estrella Hernández, estableció que en lo sucesivo se acabará la impunidad y que en todos los casos se actuará con estricto rigor en el reordenamiento de esta y otras actividades que están violando las normas y disposiciones legales.

 

Con ello se hará respetar en todo momento el Código para el Desarrollo Sustentable de Tamaulipas en materia ambiental, de ahí que se está haciendo un llamado a los propietarios de los bancos de materiales y a los desarrolladores para que se regularicen de inmediato, añadió el funcionario estatal.

 

Destacó el Secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente que quienes ejercen esta actividad tienen la obligación de estar debidamente constituidos así como haber gestionado y obtenido los permisos de funcionamiento y operación.

 

En caso contrario, explicó, se está incurriendo en graves irregularidades por lo que apoyados en el programa de inspección permanente se procederá a la clausura de los bancos de materiales y a la aplicación de la multa correspondiente para que indiscriminadamente en los 43 municipios se aplique el Código para el Desarrollo Sustentable de Tamaulipas.

 

Informó que el Gobierno del Estado a través de la SEDUMA tiene la obligación de garantizar el bienestar de la población, de asegurar la preservación y restauración del equilibrio ecológico y la protección al medio ambiente, por lo cual se impondrán severas multas a quienes violan la ley y atentan contra la naturaleza.

 

Debido a lo anterior se está haciendo un llamado a los ciudadanos y autoridades de los 3 niveles de gobierno para que tengan conocimiento de las acciones que se están ejerciendo con la finalidad de que se respete el Código para el Desarrollo Sustentable de Tamaulipas y no se afecte a la población ni al medio ambiente ni a la ecología.