ATENTAMENTE LA CHINGADA

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Hay una anécdota que me encanta, es de uno de los músicos más brillantes de la historia, el excepcional pianista y compositor austriaco Johannes Chrysostomus Wolfgangus Theophilus Mozart, a quien siendo  “adolescente, se le acercó un muchacho de su edad y le preguntó cómo se componía una sinfonía.

Mozart le contestó que aún debía dejar pasar muchos años de aprendizaje antes de intentarlo.

 

El joven, molesto con la respuesta, le objetó:

Pero tú ya componías a los 10 años.

Sí –respondió sereno Mozart–, pero no tenía que preguntar cómo.”1

El viejo Filósofo ha aprendido que muchas veces es importante no preguntar ¿cómo?; simplemente escucha tu corazón y déjate fluir con el universo, que siempre tendrá cosas espectaculares para ti.

 

Este viejo campesino, en su ingenuidad provinciana, entiende que es importante trabajar para ser dueño de tu destino, aprende a ser más grande que la adversidad, más poderoso que los problemas, que estos nunca te hagan perder el piso, mucho menos extraviar la paz interior, por eso es importante ejercitarse para tirar viejos resabios, dejar el rencor y el odio a un lado y controlar los impulsos.

 

Las abuelas me han enseñado que la vida es una fiesta, que hay que aprender a disfrutar y gozar palmo a palmo en el HOY, es ir más allá de sólo acumular años, aprendiendo a darle amor y sabor a estos, porque “la vida sólo puede ser comprendida mirando hacia atrás, pero ha de ser vivida mirando hacia adelante”, es decir la vida es lo que viene, no lo que fue.

En la escuela nos enseñan que la vida es: nacer, crecer, reproducirse y morir, HOY con el paso del tiempo, he entendido que es mucho más que eso, hay que vivir con tanto amor, trabajar con un elevado estado de conciencia y espiritualidad, que te lleve a auto-trascender, “haciendo camino al andar”.

 

Quien quiera vivir una vida sin problemas se equivocó, aquí los únicos que no tienen problemas son los muertos. Cuando tienes una elevada espiritualidad, entiendes que la adversidad, el dolor y la enfermedad te ayudan a evolucionar, madurar, crecer y fortalecer tu relación con Dios, te auxilian para ver la vida a través de la óptica del amor y con la policromía de la gratitud.

 

La gente que ha enfrentado problemas graves, como el cáncer y ha logrado salir adelante por los avances médicos y por la fe –que es “la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve”–, aprende que los problemas acercan a la familia, dan humildad, oficio de vida y un elevado estado de conciencia que lleva a ser agradecidos con Dios por el milagro de la salud, de la vida y del pan nuestro de cada día.

 

Los viejos dicen que “la inteligencia busca, pero quien encuentra es el corazón” y HOY, de corazón quiero agradecer que haya hombres y mujeres que trabajan por el prójimo, que se dedican a dar con amor, que es la mejor manera de drenar la mala vibra, la energía negativa, porque el amor es una extraordinaria manera de conectarte espiritualmente con el banco de la energía, que tiene prosperidad, abundancia de bienes y paz interior para tu vida.

 

Para concluir, te refiero el letrero que vi en una de mis conferencias por el país, que está lleno de ingenio:

Cuando te sientas sin ganas de hacer nada…,

de dejar el trabajo de hoy para otro día...,

de posponer tu crecimiento…,

de andar de malas con el entrecejo fruncido…,

de no saludar a nadie…,

de quedarte dormido y tomar la copa todo el día…,

recuerda que siempre estaré ahí para llevarte.

Atentamente: La Chingada.”

1.http://mozart33.galeon.com/productos1733487.html

filosofo2006@prodigy.net.mx


2 DE OCTUBRE

Por Ramón Durón Ruíz (†)

El genio militar y humorístico Winston Churchill afirmó “El humor es cosa seria”. Al viejo Filósofo le parece que la hiperseriedad daña tu vida, pero en los entretelones del humor, de manera seria se manifiesta un maravilloso poder que a la vez que te armoniza con el universo,  te genera la alegría que es altamente terapéutica para tu vida.

 

En mi libro “100 Años de Anécdotas de Gobernadores Tamaulipecos”, se ve reflejado el humor y lo festivo con lo que tomamos la vida, sabiendo que una de las características de la anécdota es lo anti solemne. El libro compendia anécdotas históricas, una de ellas –contada por el protagonista– refiere cuando el entonces Secretario de la Presidencia Dr. Emilio Martínez Manautou supo que no sería candidato a la Presidencia de la República.

 

Una vez que el Partido Revolucionario Institucional postuló como su  candidato a gobernador de Tamaulipas al Ing. Américo Villarreal Guerra, el gobernador Constitucional Dr. Emilio Martínez Manautou prudentemente decidió disminuir su ritmo de trabajo, incluidas las audiencias; razón por la cual tenía tiempo para charlar con su secretario particular, Arq. Felipe Quesada Pascual.

 

En una de tantas charlas, el Dr. Martínez Manautou le comentó, que durante el sexenio de Díaz Ordaz, habiendo sido nombrado Secretario de la Presidencia, cargo que lo posicionaba como precandidato natural a sucederlo, todos los sábados por la noche, cuando concluía sus labores, el doctor tomaba la red presidencial y llamaba al Primer Mandatario de la Nación: Señor Presidente, si no tiene usted inconveniente me retiro.

 

Ninguno Emilio, nos vemos mañana… ¡a la hora de siempre para jugar golf!

Así los hicieron durante varios años, sábado tras sábado se daban cita para el día siguiente jugar en el campo de golf. Hasta que llegó el fatídico miércoles 2 de octubre de 1968, cuando a las 5 de la tarde se inició la trágica “Noche de Tlatelolco”, que cimbró la conciencia de miles de mexicanos, haciendo un parte aguas en la historia nacional, del México post-revolucionario.

 

El sábado 5 de octubre siguiente, como era costumbre el doctor Martínez Manautou, Secretario de la Presidencia, llamó por la red: Señor Presidente, si no tiene usted inconveniente me retiro.

 

El Presidente respondió: Ninguno Emilio… ¡¡NOS VEMOS EL LUNES!!

“Ahí −comentaba el Dr. Martínez Manautou− me di cuenta que mis posibilidades de ser el candidato a la Presidencia de la República se habían esfumado.”

 

En este sentido Churchill dijo: “El éxito no es definitivo, ni el fracaso total. Lo que cuenta es el valor de seguir adelante” y eso lo sabía la generación de jóvenes que en 1968 salieron a la calle en la búsqueda de sus sueños, sueños que impactarían para cambiar el presidencialismo mexicano.

 

“En julio de 1968 durante el gobierno del presidente Gustavo Díaz Ordaz, se iniciaron una serie manifestaciones y marchas estudiantiles en el DF que criticaban el autoritarismo del gobierno, apoyaban las protestas en el mundo, exigían se respetara la autonomía universitaria y la libertad de los presos políticos.

 

A los estudiantes de la UNAM se unieron los del Politécnico Nacional, los Centros Educativos de la Cd. de México, Asociaciones de Maestros y Sindicatos, hasta convertirse en un gran movimiento social. Conformandose el Consejo Nacional de Huelga.

 

El 2 de octubre de 1968 se convocó una manifestación en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco. Muy a pesar de que por la represión, el movimiento se había debilitado, debido a que muchos de sus líderes habían sido encarcelados, el ambiente social cada día estaba más tenso, a 10 días de iniciarse los Juegos Olímpicos.

 

Minutos después de iniciada la manifestación, un helicóptero del Ejército Mexicano lanza unas bengalas sobre la multitud. Con la señal, militares, paramilitares y francotiradores abren fuego contra los manifestantes, estudiantes en su mayoría. el número de muertos es desconocido. Este fue el fin del movimiento estudiantil. Los Juegos Olímpicos se celebraron 10 días después con una fuerte rechifla en la inauguración, para el Presidente Díaz Ordaz.

 

En su 5º. Informe de gobierno en 1969, 11 meses después, el presidente Díaz Ordaz dijo: ‘Asumo íntegramente la responsabilidad personal, ética, social, jurídica, política e histórica por las decisiones del gobierno en relación con los sucesos del año pasado’. Él consideraba que había cumplido con su deber al ‘salvar a México del comunismo’, cuya implantación jamás fue uno de los objetivos del movimiento estudiantil”1

 

Lo de las anécdotas políticas me recuerda la conocida rivalidad, que se generó entre el Presidente Díaz Ordaz y el Lic. Carlos Alberto Madrazo, una vez que hubo pasado el movimiento del 2 de octubre de 1968 y con él los lamentables acontecimientos de Tlatelolco.

Un joven periodista maliciosamente se acercó al Lic. Madrazo inquiriéndole sobre su participación intelectual en la lucha estudiantil. Inteligentemente el Lic. Madrazo le respondió al novel periodista:

— ¡No!, se equivoca. Yo soy de los Madrazos de Tabasco… ¡NO DE LOS DE TLATELOLCO!

 

1Fuente: http://www.udg.mx/es/efemerides/02-octubre-0                                                                                   filosofo2006@prodigy.net.mx


¿…ES TU LAZARILLO?

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Este 19 de septiembre, se conmemora un aniversario más del terremoto que, ese jueves a las 7:19 horas del año 1985, cimbró las estructuras físicas y espirituales de los habitantes de las zonas centro, sur y occidente del país. A pesar de que en México han habido múltiples temblores, éste liberó una energía de dimensiones inesperadas, porque a la vez fue trepidatorio y oscilatorio, convirtiéndose en el más significativo y exterminador de nuestra historia, pues superó por mucho los daños causados y la intensidad de anteriores sismos, incluido el terremoto de 1957.

 

Se desconoce el número exacto de víctimas, pero fue de proporciones de desastre, que hizo imposible que las autoridades tuvieran la capacidad de respuesta inmediata y eficiente ante tan grave conflagración, en tal sentido surgió en el pueblo un espíritu de solidaridad, un gesto de fraternidad digno de enaltecimiento.

 

El terremoto confirmó la idea de que diariamente vivimos al límite de los milagros, centenas de seres humanos fueron rescatados con vida de entre los escombros, en lugares en los que parecía imposible la subsistencia, muchos de ellos aún después de pasadas dos semanas. No había explicación científica que sustentara su vida… sólo un poder divino lo revelaba.

 

El prestigiado académico mexicano Dr. Ricardo Varela Juárez, profesor e investigador, autor de 19 libros y conferencista exitoso. Siendo voluntario de la Cruz Roja Mexicana, en el terremoto, cuenta que “llegaron al cruce de la avenida Monterrey y Durango, en la colonia Roma, donde instalaron un campamento, se pusieron a trabajar en varios edificios devastados por el terremoto.

 

En uno de ellos –a eso de las 3 de la tarde–, levantaron una pared, debajo de la cual encontraron a un niño que presentaba innumerables golpes, ninguno de gravedad, al que trasladaron al campamento en donde le dieron los primeros auxilios e hidrataron.

 

Los paramédicos prosiguieron con la noble tarea de sacar algunos muertos y salvar a otros heridos, después de varias horas de exhausta labor volvieron a levantar otra pared, en donde encontraron a una pareja abrazada y destrozada por el impacto del golpe y a sus pies un niño; intrigados lo observaron para luego preguntarle:

— ¿Qué no eres tú el niño que sacamos hace horas de aquí? —Sí.

— ¿Y qué haces en este lugar? –Como me dejaron sólo… ¡me vine con mi papá!”

La moraleja es profunda: ¿Quién es el ser humano que cuando se siente solo, no busca al Padre?

 

Cuando la adversidad o un momento de aprieto, de prueba o de dificultad laceren tu vida, no permitas que te hagan desfallecer; “si caes, que sea de rodillas para orar y entregarte más profundamente al Padre, poniendo entre sus manos aquello que te agobia”.

 

Cada nuevo amanecer, el Padre tiene un plan amorosamente enorme para ti… Confía en Él, déjate guiar por su amor y luz, arroja tu pesada carga a un lado del camino, sédele a él tu dolor.

 

HOY, si tienes un problema ora, si no, también; recuerda que la oración es vital, hace el milagro de trasladar tu existencia al HOY y armonizando tu mente, cuerpo y espíritu, te da una mejor perspectiva de vida, enseñándote que los problemas no son eternos, que el amor y la paz interior te conducen a una vitalidad sin límite, a no malgastar tu poder en el papel de víctima, de lamentaciones, preocupaciones o indecisiones. Déjalos en sus manos, Él como médico divino traerá sanidad a ti.

 

Si HOY atraviesas por un problema, una pérdida familiar, ausencia de salud o de trabajo, recuerda que el propósito de Dios está muy por encima de eso. Si no tuvieras problemas… estarías en la dimensión de los ángeles.

 

Resulta que Audumaro y el viejo Filósofo se encuentran en la plaza de la capital tamaulipeca, mientras sus “viejas” compraban en el mercado, ellos paseaban a sus perros. Con el calor de la región se les antojó tomar una cerveza: — Pero no nos permitirán entrar a la cantina con los perros –dice el Filósofo.

— Veremos –responde Audumaro–, sólo haz lo mismo que yo.

Y entra a la cantina Simpliano con su pastor alemán.

— ¡Óyeme ‘abrón! –vociferó el cantinero–, ¡No puedes entrar aquí con perro!

— Señor, es que soy invidente y éste es mi lazarillo. — Está bien –cuchicheó de mala gana el dueño.

A los pocos minutos llega el Filósofo. Molesto le dice el cantinero que no se permite la entrada con animales.

— Pero es mi lazarillo.

El cantinero mira al animal y contesta: — ¡No me ‘ingues! ¿A poco ese chihuahueño… es tu lazarillo?

— ¿Cómo? –exclama el Filósofo con voz de extrañado– ¿ME VENDIERON UN CHIHUAHUUEÑO?

filosofo2006@prodigy.net.mx


EL GRITO

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Entre los cientos de personajes que admiro está Don Adolfo Ruiz Cortines, hombre exageradamente honesto, sensible a los demás, sabio natural, con un impresionante sentido de vida; don que ejercía evidentemente en la política, misma que transpiraba por cada uno de sus poros.

 

Cuenta una anécdota que cuando su sucesión se aproximaba -zorro de la política como era-, enviaba señales a sus posibles sucesores, muchos despistados los tomaban hacia Don Gilberto Flores Muñoz “El Pollo”, entonces Secretario de Agricultura, a quien la bufalada daba como “el bueno”.

 

Como la fecha del “destape” se acercaba, cierto día el director de El Nacional solicitó permiso al presidente Ruiz Cortines para escribir un artículo donde ponderaba las virtudes y oficio político de Don Gilberto, éste le respondió: —  “Muy bien, publíquelo… ¡pero no se lo cuente a nadie!”

 

Eso quizás es lo que querían los españoles en septiembre de 1810: ¡que no le contaran a nadie! que la insurrección había sido descubierta, pero Doña Josefa Ortiz de Domínguez, patriota a más no poder, mando comunicar al joven militar Ignacio María de Allende y Unzaga, que el movimiento independentista –programado para noviembre- había sido descubierto, hecho que hizo que los insurgentes tomaran la decisión de adelantarla a la madrugada del 16 de septiembre.

 

Así fue decretado septiembre el Mes de la Patria, en homenaje a que un puñado de pundonorosos mexicanos que supieron ir más allá de sus límites y fueron capaces de iniciar una gesta heroica que nos legó Patria y Libertad.

 

Para el viejo Filósofo, el Grito de Dolores es un verdadero icono de amor a México, pues mientras los grandes libertadores de América: Sucre, Bolívar, San Martín, entre otros, eran militares de carrera, Hidalgo era un sacerdote –con un liderazgo social ejemplar, validado en el servicio- que frente a la cruz en la que promovía el amor al prójimo, enarboló el estandarte de la Virgen de Guadalupe para luchar por la causa de todos.

 

Entre las causas de la Independencia de México encontramos: el descontento colectivo por la desigualdad social, los altos impuestos, la acumulación de poder y resentimientos por el clero, el menosprecio a criollos y mestizos, los indígenas y las castas en condiciones misérrimas. Por otra parte, la influencia de las ideas enciclopedistas -no obstante la Inquisición-, de la Independencia de Estados Unidos, de la Revolución francesa y del liberalismo que en forma por demás destacada brillaba en nuestro país.

 

Aunque los próceres que iniciaron la Independencia no vieron culminada su obra, su lucha permitió abolir la esclavitud, libertad para autogobernarnos, establecer el federalismo y una república, proclamar la igualdad de todos ante la ley, la soberanía popular, la división de poderes, el establecimiento de los derechos fundamentales del hombre y del ciudadano; en síntesis, conquistar la ansiada Independencia de México.

 

Lo anterior me recuerda la ocasión que en Güémez se celebraban las fiestas patrias, con tal motivo el pueblo entero se volcó a la plaza que vestía sus mejores galas. En la explanada, el presidente municipal andaba como niño con juguete nuevo, saludando a los concurrentes; el secretario del Ayuntamiento, desde el balcón del palacio municipal le hacía señas indicándole que era hora de iniciar “el grito”.

 

Como el alcalde hacía caso omiso, ordenó al maestro de ceremonias que diera “una calentadita al evento”, éste ni tarde ni perezoso empezó a soplar el micrófono: “Bueno, bueno, probando, probando” y con voz envidiablemente modulada dijo: 

— ¡Señoras y señores!, en unos momentos más nuestro querido presidente municipal habrá de dar el Grito… Como nuestro líder político, habrá de invitarnos a repetir con él los nombres de los héroes de la Independencia… habrá de decirnos: ¡Viva Hidalgo!...

— ¡Viiiivaaaa! -repitió emocionada la multitud.

— ¡Viva Morelos!... — ¡Viiiivaaaaaaa!

— ¡Viva Allende!... — ¡Viiiivaaaaaaa! -repitió el gentío.

— ¡Viva Doña Josefa Ortiz de Domínguez! —¡Vivaaaaaaa!

El munícipe al ver lo anterior, emprendió presuroso la carrera hacia el balcón, llegando hasta el maestro de ceremonias que continuaba:

— ¡Vivan los héroes que nos dieron patria y libertad! — ¡Viiiivaaaaaaa!

Sofocado llegó corriendo el presidente municipal junto al maestro de ceremonias, reclamándole:

— ¡Hijo de la tiznada!... ¡YA NO ME DEJASTE NI UNO!

filosofo2006@prodigy.net.mx


¡LO TENDRÍA QUE HACER YO…!

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

“Una vez, un estudiante le pidió a un gran kabbalista que le revelara todos los secretos de La Biblia y las Leyes del Universo. El sabio le respondió: Ama a tu prójimo como a ti mismo.”1

La lección es profunda, el amor, que es la fuente de energía más terapéutica, principia por ti mismo, porque nadie puede dar lo que no tiene. Amarte y amar a la gente que se cruza por tu vida, es una forma dialéctica de cambiar tu mundo y el de los demás. El amor eleva tu autoestima, vela por tu bienestar; el bienestar es como el dinero, si tienes puedes ayudar, si no estás bien, cómo quieres estar bien con los demás.

 

Por eso el amor te enseña a aprender a cuidarte, a respetarte, a elevar tus pensamientos y DARTE PERMISO DE ir más allá de tus límites. Qué importante es que aprendas que en la vida estás tú primero.

 

El poder del amor te enseña que tu espíritu es superior, es el maestro del cuerpo, por eso cuando vibras en su armonía fácilmente localizas la fuente de tus tribulaciones, porque te ayuda a tomar conciencia espiritual de que estás hecho para la grandeza, para triunfar, para ser feliz y trascender.

 

Si “por amor se han fundido los hombres en la faz de la tierra”, el encuentro con él, es un viaje personal fascinante que redescubre tu energía vital, detona tus múltiples capacidades como ser espiritual, te armoniza con los demás y con el universo, ayudándote a recuperar tu naturaleza como ser material–espiritual al conseguir relacionarte armónicamente con la vida.

Tu vida se redimensiona cuando gira en torno a la energía del amor, porque es la emoción más sanadora, el instrumento más poderoso para llegar al conocimiento y la paz interior, es el mejor contraveneno a todas las emociones negativas.

 

El Filósofo te invita a que participes con amor en la fiesta de la vida. HOY, atrévete a obsequiar una pizca de amor y humor, como por arte de magia llenarás tu cuerpo del más espectacular aroma. Amar y ser amado te transporta a gozar cada minuto de tu vida, a ser feliz, comparte toda la felicidad con la gente, goza cada momento de tu existencia, porque de eso se compone la vida… ¡de momentos!

 

Mientras la emoción del miedo –ausencia de amor–, debilita y desequilibra tu energía vital, el amor reestructura el rompecabezas de tu vida, por eso, DATE PERMISO DE abrir tu alma para que seas recipiendario del enorme mensaje de esperanza, de fe, de amor y de humor que el universo tiene especialmente para ti.

 

Una cosa te debe quedar muy clara: no llegaste a esta carnalidad para ser mediocre, –porque estar con vida es el primer escalón de una larga cadena de bendiciones–, sino a dar todo, para expresar tu sabiduría y poder, para disfrutar tu tarea, para vibrar con la excelencia, para que el amor, la felicidad, la armonía, el éxito y la grandeza sean tus compañeros en el camino.

 

El trabajo de este viejo campesino, está lleno de amor y el amor transforma mi faena en placer y la existencia evoluciona en una delicia. Recuerda que el amor, la amistad, la felicidad, una sonrisa y el milagro del nuevo amanecer, siempre serán una buena nueva para ti.

 

Lo del trabajo y el amor me recuerda al Diputado Ovárico, quien frecuentemente visitaba al Filósofo para que le ayudara con sus discursos o le diera opinión de los temas nacionales.

 

Cierta ocasión, extenuado por “la pesada carga legislativa”, decide ir por tierra de compras a los Estados Unidos, a su regreso, pasa por Güémez, en uno de sus escasos momentos de lucidez intelectual, le surge una duda, inmediatamente va en busca del afamado Filósofo a quien le dice:

–– Tú eres un hombre que para todo tienes respuestas, quiero que me digas una cosa: hacer el amor con mi secretaria ¿es trabajo o placer? 

–– ¡Es placer! –le responde categóricamente el viejo campesino de allá mesmo.

–– ¡Ah chinga, chinga, chinga! –dice el Diputado– ¿Y porque afirmas eso Filósofo?

–– Porque si fuera trabajo… ¡LO TENDRÍA QUE HACER YO ‘ABRÓN!

1Yehuda Berg email@kabbalahmail.com

filosofo2006@prodigy.net.mx


NUESTROS VIEJOS

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Las mejores lecciones de vida las encuentro en la ingenuidad de los niños y en la simplicidad de los abuelos, que en fin sabios por derecho propio, tienen la inteligencia de simplificar… sin restar esencia.

 

Nuestros viejos son autentica escuela de sabiduría –siempre encuentran respuestas exactas a las interrogantes de la vida–, saben que cuando Dios obsequia al ser humano el privilegio de ser abuelo, su vida cambia; porque los nietos son mensajeros de paz, alegría y de un inmenso caudal de amor, luz y bendiciones.

 

Es una fortuna divina ser abuelo y gozar que nuestros hijos tengan sus hijos, que puedan oler el aroma de sus niños, tocar su piel, apaciguar su hambre y su llanto, entreverar sus miradas, para encontrarse con una felicidad que es inenarrable.

 

Para el viejo Filósofo, resulta harto difícil descifrar quién disfruta más la vida: ¿El nieto, el hijo o el abuelo? Y es que hay un lazo lleno de amor, que uniendo a los tres para siempre, les multiplica la felicidad.

 

De pronto la magia que la vida provee, a los que van en busca de ella, transforma el corazón del abuelo, de su natural forma, en redondo, porque ahí no hay ninguna arista, ni una sola esquina, en donde puedan alojarse los rancios polvos del resentimiento o el rencor.

 

Como por arte de magia, nuestros viejos son tocados por la máquina del tiempo, encuentran gozoso y divertido cada lugar, cada espacio, cada cosa. Les vuelve a gustar comer golosinas y paletas, gatear con el nieto, revolcarse en la tierra, jugar a la pelota, brincar la cuerda, comprar globos o ver una y otra vez las caricaturas y los programas infantiles.

 

Los nietos llegan al regazo de los abuelos como un renuevo de esperanza, cuando ellos piensan que van a dar una lección, aprenden, son recipiendarios de nuevas experiencias, esas que jamás pensaron que existieran.

 

Nuestros viejos enseñan que nadie está a cargo de nuestra felicidad y grandeza, porque sólo tú eres el constructor de tu destino, y este, es una elección estrictamente personal. Los abuelos te invitan a que HOY abras los ojos del alma para que seas capaz de ver la luz de los cientos de milagros que cada nuevo amanecer la vida tiene para ti.

 

El arribo de los nietos, pareciese estar entretejido en un proyecto divino, estructurado para que nuestros viejos sean íntimamente felices, porque los niños –en fin escuela permanente de vida– no se afanan en desear enfermizamente lo que no es suyo, ellos son felices con lo que son y lo que tienen.

 

El espíritu de los abuelos dice al alma de su nieto: “Hijo de mi hijo, quisiera siempre permanecer a tu lado, pero hay una voz superior que me llama a seguir mi destino, habré de partir a tiempo –nadie se va antes, ni después– pero desde la morada del Padre, llenaré de luz tu camino y de mil bendiciones tu existencia.

 

Recuerda, que tú llegaste a mí para quedarte para siempre, hay un vínculo invisible que me une a ti con amor, creo que es el mismo que unió a mi abuela conmigo, y en un renuevo generacional, te unirá a ti con tus nietos.

 

Debes saber que tu llegada hace que sea diferente cada nuevo amanecer, disfruto los días de lluvia tanto como las tardes matizadas por el canto de las urracas de mi pueblo y los anocheceres tachonados de miles de estrellas.”

Felicidades a todos esos seres llenos de sabiduría, en el Día del Abuelo,.

A propósito de abuelos, en el pueblo, murió un afamado doctor, al paso del tiempo las amigas de la viuda la convencieron de casarse nuevo. Como el pueblo era pequeño, pronto le salió un candidato, era carpintero. Enseñada a vivir con un académico, no le parecía adecuado pero finalmente la viuda aceptó. Se casaron un  viernes y el marido le dijo:

Mi abuelo me enseñó que al comienzo del matrimonio es importante hacer el amor tres veces.

 

Y lo hicieron. En la tarde, al llegar él de la carpintería, le dijo:

Según mi abuela, es una obligación hacer dos veces el amor antes de cenar.

Y nuevamente tuvieron concupiscencia carnal. En la noche, antes de conciliar el sueño, le dijo:

Mi abuela materna siempre me enseñó que hacer el amor en la noche del sábado es glorioso.

 

Y otra vez… Por la mañana despertando, él le dijo:

Mi abuelo materno me enseñó que nadie puede ir a misa sin antes tener buen sexo.

Y de nuevo a mecer el colchón. Ese día, la ex viuda se encontró con una amiga, quien curiosa le preguntó:

Y cuéntame, ¿cómo te va con tu nuevo esposo?

Bueno... mira... docto, erudito, académico, culto, sabio, estudioso o letrado, realmente no es, pero… ¡¡¡TIENE UNOS ABUELOS CON COSTUMBRES MARAVILLOSAS!!!

 

filosofo2006@prodigy.net.mx


 ¡¡¡ES LO ÚNICO QUE ME FALTABA!!!

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Cántas cosas hay cuya riqueza y valor pasan inadvertidos para nosotros, por ejemplo: la palabra, no sólo es una expresión verbal o una alegoría escrita, es un poder que a través de las vibraciones de sus ondas sonoras, tiene el don de crear hechos en la vida.

 

Las palabras gracias y por favor, te dan un punto de referencia más amplio del cosmos, son dos expresiones que llenas de magia proyectan el significado de tu vida, alumbran tu camino, armonizan tus sentidos, simbolizan una profunda paz interior y con el universo, porque en sí mismas son dos enseñanzas plenas de la riqueza que provee la humildad.

 

Cuando te acostumbras a expresar gracias o por favor, tu cuerpo libera un químico llamado endorfina, que además de fortalecer tu sistema inmunológico, te provee de una vida plena y colmada de salud. Con ambas palabras tu alma se llena de un resplandor incandescente, a la vez que trasluce que adentro de ti anida un corazón pleno de los goces de la vida.

 

Otra riqueza que pasa desapercibida es tomarse de la mano, “que no sólo es romántico, también es terapéutico. Científicos en Neurología de las Universidades de Wisconsin y Virginia, descubrieron que las mujeres bajo extremo stress, al tomar las manos de su esposo sintieron inmediato alivio.

 

El toque de sus parejas las hizo sentir más confortablemente… El Dr. James A. Coan dice “El efecto de este simple gesto de apoyo, es que el cerebro y el cuerpo no tienen que trabajar más fuertemente para responder a una amenaza. Esto es un profundo tranquilizante”.

 

La próxima vez que te sientas estresado, toma una mano amiga, ambos se sentirán mejor. Tomar la mano supera quebrantos y heridas. Extiende la mano, porque hay sanidad en el toque.

 

La Biblia en Lucas 6:19 dice “Y toda la gente procuraba tocarle, porque poder salía de él y sanaba a todos.” “Y dondequiera que entraba, en aldeas, ciudades o campos, ponían en las calles a los que estaban enfermos, y le rogaban que les dejase tocar siquiera el borde de su manto; y todos los que le tocaban quedaban sanos. Marcos 6:561

 

Unir tu mano con la de otra persona, al ser suministro ilimitado de la riqueza del amor revitaliza tu energía, genera una sensación de prosperidad y tiene la magia de llenar el vacío en tu vida, que hace tolerable lo insoportable, tomarse de la mano renueva tu salud emocional, amistad y alegría.

Concluuo con la siguiente historia de humor del niño filosofito de Güémez, que HOY cuento para ti y que ha andado de boca en boca en el colectivo social. “Resulta que Sidriona, la maestra de la primaria del pueblo explicaba a sus alumnos el tema de la pobreza, hablaba de la pobreza extrema y también de la carencia alimentaria que laceran a millones de mexicanos.

 

El tema le daba pie a la mentora para que hablara de las diferencias entre pobres y ricos:

Pues ha de saber maestra dice Gordiana parándose inmediatamente que mi papá ¡tiene de todo!: casa, tv, celular, una camioneta nueva, rancho, caballos…

Muy bien, dice la maestra pero ¿tiene lancha?

Mmmmmm ¡no!

−Entonces explica la maestra  como ves ¡tu Papá no tiene todo!

¡Pero mi papa sí! –señala Respicio  Tiene rancho, casa, tv, celular, camioneta nueva, caballos y lancha…

Pero, inquiere la maestra  ¿él tiene avión?

¡Noooo!

Entonces, vuelve a decir la maestra tampoco se puede decir ¡que él tiene todo!

Disculpe maestra, dice el niño Filósofo con su ingenuidad provinciana ¿sabe una cosa? ¡Mi papá ahora tiene todo!

¿Cómo crees filosofito? comenta la maestra si tu familia es muy humilde.

Sí maestra, en serio responde el niño mire usted, el fin de semana pasado Gordiana mi hermana le presentó a mi papá a su novio, un muchacho con pelo largo con picos de varios colores, con aretes en ambas orejas y en el ombligo, piercing en la lengua y los labios, lleno de tatuajes en el cuello, brazos y manos, pantalón guango de mezclilla y camiseta desgarrada, cuando lo vio mi papá, de inmediato exclamó:

— ‘Ingada Madre... ¡¡¡ES ES LO ÚNICO QUE ME FALTABA!!!

1 Reflexiones@renuevodeplenitud.com

filosofo2006@prodigy.net.mx


CÓMO ERES DE EXIGENTE…

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Con una alquímica facilidad atrapa mis sentidos la patria veracruzana, sus famosos decimistas y sus alegres trovadores; sus geniales epigramistas y poetas talentosos; sus políticos brillantes y sus excepcionales artistas; es un pueblo -con hombres de trabajo y mujeres bellas proveedoras de esperanza.

 

Todo, absolutamente todo, tiene Veracruz, desde el inigualable sabor de su café, pasando por el pulso de cirujano con el que se sirve “el café lechero y los huevos tirados” en La Parroquia, los dulces de las monjas, las bombas, la vasta gastronomía -que sin duda da para un platillo diferente cada día y en dos años no le repiten-, la excepcional cosmogonía indígena de la que tenemos mucho que aprender y ellos demasiado que enseñarnos.

 

Sus “Pueblos Mágicos” son orgullosos recipiendarios de tradiciones, leyendas, educación, arte, mitos, ritos y una cultura que sorprende a propios y extraños. Uno de ellos es San Francisco Xicochimalco Viejo, nombre que en náhuatl significa: “En donde hay panales de cera amarilla”, oficialmente Municipio de Xico, es un pueblo colonial fundado entre 1525 y 1530 -Xico Viejo o Xicochimalco se encuentra a poca distancia de la capital del Xalapa-. El municipio recién acaba de celebrar las fiestas dedicadas a Santa María Magdalena, la patrona del pueblo; en su honor se confecciona sobre la calle, un espectacular tapete de aserrín pintado, además se le ofrecen a la virgen los más bellos arreglos florales, vestidos y un sinfín de obsequios.

 

El visitante, por una parte bebe y come de la generosidad de los xiquenses y por otra, disfruta de una excepcional tradición, con el bello colorido, arte, folklore y la rica cosmogonía del pueblo veracruzano.

 

El visitante no se puede ir de Xico sin haber degustado el tradicional vino de mora, Morita; el exquisito licor “verde”, elaborado con hierbas entre las que se encuentran el cedrón, zacate de limón, anís, manzanilla y toronjil, con alcohol de caña y endulzado con azúcar de la región.

 

La anfitrionía xiquense ofrece también el tradicional “torito”, preparado con la mezcla de una pequeña cantidad de licor, leche y sabor que va desde café, cacahuate, nanche, etc. Bebidas populares ofrecidas sobre todo durante las fiestas patronales y diariamente –que según dicen ellos quita lo pendejo.

 

De la afamada comida de Xico destaca el delicioso mole xiqueño, sus inigualables chiles rellenos, el Xonequi –platillo típico que consiste en frijoles, bolas de masa y una aromática yerba de la que recibe el nombre–, el pan de huevo, las galletas horneados con leña y el singular tamal canario, hecho a base de harina de arroz.

 

“Cuenta el oncólogo veracruzano Antonio Libreros Morales, que en una ocasión Don Rubén Pabello Acosta fundador del Diario de Xalapa, le encomendó a Nicanor Juan Fernández, dibujante del mismo, una caricatura –¡Pero rápido!, le dijo–, del embajador de Zambia en México que hacía una visita de cortesía al periódico.

 

Inmediatamente se dirigió a la papelería del querido Don Isaac Acosta para conseguir un lápiz especial para tal encomienda, cuando llegó le dijo Don Isaac:

Abrón muchacho, ¿qué te trae por aquí?

Vengo de urgencia –respondió Nicanor– ¡porque necesito un lápiz especial!

Mira muchacho –dice Don Isaac–, de lápices hay de H, de N y de O ¿cuál quieres?  — Quiero un H.

¿Pelícano, Ticonderoga, Mirado o Italy?   ¿Mmm?… un Mirado.

¿Lo quieres verde, rojo, amarillo o azul?   Pues azul.

¿Redondo, cuadrado, hexagonal o aplanado como de carpintero pa’ la oreja?   Pues hexagonal normal.

Mmm, oye ¿y lo quieres con punta de plumbagina, de grafito o de carbón?   No, pues de carbón.

¿Con punta del uno, del uno y medio, del dos o del dos y medio?   Del dos y medio, del más gruesecito.

¿Lo quieres con punta o sin punta?   ¡Con punta!… porque me urge.

Oye, ¿y lo quieres con borrador o sin borrador? Pues con borrador.

¿Blanco o rosado?   Po’s blanco.

¿De hule o de migajón? Po’s de migajón es mejor.

El cintillo, ¿lo quieres dorado, plateado o de cartón?   No, po’s plateado… pero ¡me urge!

¡Ah ‘abrón muchacho!, cómo eres de exigente… ¡DE ESOS NO TENGO!”

Fuentes para la realización del artículo: http://Enciclopedia de los Municipios de México Veracruz de Ignacio de la Llave http://www.elocal.gob.mx/work/templates/enciclo/veracruz/; http://www.e-local.gob.mx/work/templates/enciclo/veracruz/municipios/30092a.htm Página del Portal del Gobierno del Estado de Veracruz; México Desconocido  http://www.mexicodesconocido.com.mx/xico-veracruz-es-nombrado-pueblo-magico.html

filosofo2006@prodigy.net.mx


LECCIONES DE VIDA 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Isaac Newton decía: “Lo que sabemos […de Jesús] es una gota, lo que ignoramos […de Él] es un océano”. Para un viejo ignorante de los quehaceres de la vida, como el Filósofo de Güémez, entre las tantas lecciones que Cristo nos legó están cuatro: el amor, la sanidad, la humildad y ser maestro.

 

El amor tiene el poder de transformar lo grave en sencillo, lo irrealizable en éxito, hace que salgan a flote los dones que la vida tiene para ti y al concebir que es parte sustantiva de tu vida, tu alma queda lista para recibir algo mejor. El principio de la vida gira en torno al amor, que enriquece tu sentido de servicio al prójimo.

 

Cuando en una actitud de amor ayudas a otros a encontrar la felicidad, por añadidura ésta llega a ti también, porque el amor es la razón más grande para vivir y trascender, su energía se vibra, no se mide, no obedece a ningún modelo físico matemático, te ayuda a dar un salto cuántico en tu evolución espiritual. Lo más importante no es el dinero las propiedades o el poder sino el amor que eres capaz de transmitir.

 

Es una energía que funciona en círculo y como es circular, no tiene principio ni fin, es tan fuerte, que entre más la das más te llega, más llena tu cuerpo, tu mente, tu alma y tu corazón, es el camino natural de tu sanación, pues no existe en el universo medicina mejor que la generada por la frecuencia altísima de la luz del amor.

El misterio de la vida y de la muerte se centra en el poder del amor”, Cristo demostró que la fuerza del amor tiene la virtud de transformar la vida en algo excepcional.

 

De la sanidad, muchas historias relata La Biblia en donde Jesús curó con sólo el toque físico o la palabra. El contacto físico es necesario para el bienestar corporal-psicológico-emocional, pues ahuyenta la soledad, aquieta los miedos, acrecienta la alegría y la paz interior, fortalece la autoestima, da seguridad, protección y sanidad.

 

La palabra está llena de fuerza y de poder, dicha con humildad y amor, salvas, purificas el cuerpo y el alma, alivias la pesadez del dolor y la enfermedad, regeneras, traes paz, edificas, influyes positivamente en la vida de los demás –y en la tuya–, porque la palabra está llena de sanidad.

 

Cuando te conectas con el poder de la humildad, se trasluce la pequeñez del ser humano en el tiempo y el universo y con ella, la fragilidad de la salud, tu vida crece, porque tienes la magia de conectarte con una fuerza, con un poder que trasciende las limitaciones del mundo físico y te lleva a dar un salto cuántico en tu evolución espiritual.

 

Ser humilde te conduce a ser agradecido, ambos caminos liberan tu ego que tanto daña tu ser, te llevan a vivir cada instante con la intensidad del sol. Cuando vives en humildad aprendes que la adversidad te hace crecer, la sabiduría está en reconocer que la vida es un ejercicio de acierto-error, cuando tienes la humildad de tomarlos como punto de partida para tu crecimiento es cuando construyes los cimientos de tu felicidad.

 

Jesucristo fue un excepcional maestro que con una vida ejemplar llena de bondad y luz, vivió lo que predicaba, haciendo vibrar las almas que toca, enseñándonos con su sabiduría a dominar pensamientos y controlar sentimientos, para armonizar nuestra vida con el universo, educó con el ejemplo, por eso a su alrededor aprendieron los discípulos y nos ilustró en que cada uno tenemos una misión espiritual que nos lleva a trascender la existencia de la vida. Cristo nos enseñó que “cuando el alumno está listo… el maestro llega”.

 

 A propósito de maestro, los mexicanos lo somos en materia del humor, por eso me permito trascribir del ingenio popular, La Oración de San Alejo:


“Milagroso San Alejo, con gran devoción te pido,que me quites lo pendejo,porqueesto me trae bien jodido.

 

Trabajo con la ilusión,de ser rico antes que viejo,pero no falta el cabrón,que me chingue, por pendejo.

 

Mi familia muy contenta,gasta un dineral en casa, y no me había dado cuenta, que ¡por pendejo eso me pasa!

 

Uso amuletos confieso,me hago ‘limpias’, no me quejo, es muy cierto que progreso, pero sólo en lo pendejo.

 

Que tan pendejo me siento, que al dormir como una roca si se me sale algún viento, ¡me levanto a ver quién toca!

 

Escúchame San Alejo, esta oración milagrosa, porque sé que el que es pendejo,ni siquiera de Dios goza.

 

Tu bien sabes cuánto lucho, por sanar de mis complejos, quiero triunfar como muchos

que nomás se hacen pendejos.”

filosofo2006@prodigy.net.mx


¡MEJOR LO ARRASTRÉ PA’ ALLÁ!

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Hay personajes maravillosos que son parte del patrimonio intangible regional de nuestros pueblos, que con su bonhomía, ingenio, amabilidad y esplendido sentido del humor enriquecen el rico caleidoscopio cultural de la nación, héroes del diario acontecer, que saben cautivar porque viven sin términos medios… gozan la vida a plenitud.

 

Cuenta el prestigiado oncólogo veracruzano Antonio Libreros, que tal es el caso de Don Isaac Acosta, un personajazo de Naolinco de Victoria, Veracruz que acostumbraba a usar pantalones de tres pliegues con tirantes, acompañados de una impecable camisa blanca. Avecinado en Xalapa desde hace muchos ayeres, atendía cortésmente a la clientela de la papelería “América”, ubicada en la calle de Rafael Lucio.

 

Acariciando al niño interior que todos llevamos dentro, mandó a hacer en la azotea de su casa las figuras de Cri- Cri el grillito cantor, entre otras más y su azotea lucía como una auténtica Disneylandia particular.

 

Fue un hombre enamorado de la vida y de su esposa, quien se vio afectada por un infarto, Don Isaac en su desesperación por ayudar a la compañera de su vida, se infartó y lamentablemente murió. Y digo lamentablemente, porque personajes como él debieran durarnos más tiempo para sembrar amor y alegría a lo largo del camino, en un mundo en donde el común denominador es el desaliento y la violencia.

 

Una de tantas historias de éste distinguido personaje veracruzano, es: “la ocasión en la que Don Isaac llegó a la Cd. De México y caminando por las calles del centro encontró un caballo muerto, tirado a la mitad del arroyo vehicular y exclamó: --¡Ah fregado!, este caballo va a ocasionar un accidente, se me hace que mejor le hablo a policía para que venga y lo quite.

 

Efectivamente marcóo: “Ringgg, ringggg” --¿Bueno? 066 -contestan amablemente- ¿en qué podemos servirle? --Mire muchacho, habla Don Isaac Acosta. --¿De dónde nos habla, de donde es usted Don Isaac?

--Yo soy de Naolinco Veracruz. --Muy bien y ¿dónde queda Naolinco? --¡Ah ‘abrón!, ¿qué no conoce de geografía?... Pues arribita de Xalapa. --Y ¿cuál es el motivo de su llamada Don Isaac? --Mira muchacho, venía yo caminando por la rechingada calle y que me encuentro un caballo muerto… ¿Por qué no lo vienen a quitar? --Sí como no Don Isaac, sí lo vamos a quitar, nada más dígame ¿en qué calle está el caballo muerto?

 

--¡Ah ‘abrón!, no me lo vas a creer pero no me di cuenta, voy a ver y ahorita te vuelvo a hablar.

Don Isaac va a asomarse a la esquina, lee y dice: --¡Ah ‘abrón!, creo que esta es la esquina de Mejoral con Coca cola, ¡ah no!, no, ahí dice “Revillagigedo”, Revillagigedo, Revillagigedo, Revillagigedo. Ahorita le hablo.

 

-- “Ring ringggg.” --¿Bueno?, 066 a sus órdenes. --Mire muchacho, habla Don Isaac Acosta.

--¡De Naolinco, Veracruz! --¡Ah ‘abrón!, ¿qué, tú me conoces?, ¿de quién eres hijo? ¿A qué familia perteneces? --No, no Don Isaac, lo que pasa es que usted ya habló hace rato para avisarnos de un caballo muerto, ¿en qué calle está el caballo? --¡Ah ‘abrón!, ya se me olvidó, ¡para qué me haces plática!, pero mira, voy a ver y te vuelvo a hablar.

 

Vuelve Don Isaac a fijarse en la esquina y repite: --Calle Revillagigedo, que puto nombre, Revillagigedo.

-- “Ringgg ringggg.” --¿Bueno?, 066 a sus órdenes. --Mira muchacho.

--A ver don Isaac, ¿en qué calle está el caballo? --Es un puto nombre redifícil, empieza con “re” y termina en “edo”, voy a ver bien y te vuelvo a hablar.

 

Un compañero del operador le pregunta: --¿Qué pasa? --Nada, que es un viejito que reporta un caballo muerto, que está en una calle del centro que su nombre empieza con “re” y acaba en “edo”.

--Pues ¡Revillagigedo! Ya no le hagas plática, la próxima vez que hable nada más asevérale que el caballo muerto está en la calle de Revillagigedo, y manda una grúa a que lo recoja… ¡y se acabó!  --Tienes razón vamos, a esperar a que hable.

 

Pasadas dos horas, vuelve a sonar el teléfono “Ringgg, ringggg.” --¿Bueno?, 066 a sus órdenes.

--Habla Isaac Acosta.

--Permítame Don Isaac, verdad que el caballo muerto está en la calle de Revillagigedo.

--No, no, no, ¡está en la de Juárez!

--¿Y ahora, por qué hasta allá?

--¡Ay ‘abrón! como el puto nombre es redifícil… ¡MEJOR LO ARRASTRÉ PA’ ALLÁ!”

filosofo2006@prodigy.net.mx


¡¡¡SOY SACERDOTE!!!

 

Hay un viejo chiste que me encanta: “Hace poco fui con el geriatra. Después de tres consultas y de varias pruebas de laboratorio, me dijo:

Para sus 60 años está usted bastante bien.

Como acabo de cumplir años, me atreví a decirle:

Mire doctor, mi madre murió a los 90 años, ¿cree usted que pueda yo llegar a esa edad?

¿Fuma cigarro o puro, bebe cerveza, vino o licor? –pegunta amablemente el galeno.

Claro que no doctor, tampoco consumo drogas.

¿Come usted carnitas de puerco, cabrito, chicharrones de pescado, costillitas “cargadas”, botanea en las fiestas? –volvió a inquirir el médico.

¡Nunca!, dicen que eso no es saludable y menos si están hechos con grasa, eso llena el cuerpo de colesterol malo.

Buenocontinuó el doctor, ¿ve deportes, telenovelas o películas, oye música, le gusta leer, va al cine, a viajar, de día de campo o a la playa, disfruta asolearse jugando, yendo a pescar o andando en bicicleta?

¡Claro que no!

¿Le gusta el dominó o el billar, canta, baila, hace carne asada, se divierte los fines de semana o tiene mucho sexo?

La mera verdad… ¡No!

El médico recorre con su pesada mirada de arriba abajo al paciente y le dice:

No entiendo por qué se preocupa usted: ¿PARA QUÉ CHINGADOS QUIERE LLEGAR A LOS 90?”

La moraleja es formidable: Para qué quiere vivir una persona, si por estar cuidando la dieta, acumulando bienes, ahorrando, gastando en artículos de marca, se le van los años y no aprende a disfrutar cada instante en la fiesta de la vida. Recuerda que has sido creado de forma maravillosa, porque tú eres la manifestación más perfecta del amor, así que apréstate a deleitarte con el milagro del nuevo amanecer.

 

Jamás olvides que vas de paso y que sólo transitas por esta vida una vez, no vivas en auto restricciones permanentes, tampoco tengas tiempo para odiar o para partiendo del miedo pensar negativamente, cree en ti, arriésgate, no te des por vencido, trabaja con amor y alegría, recibe la luz del alba como lo que eres: un  ganador.

 

No olvides la fragilidad de la vida y además, que es muy breve como para que omitas disfrutar cada instante del día aprendiendo a compartir el gozo de vivir.

 

La vida te recuerda lo especial que eres y con ello, que tienes un propósito determinado en esta carnalidad, cuando lo encuentras, tu andar se llena de plenitud y de realizaciones. Es cuando aprendes a dar gracias al Señor por el milagro del nuevo día, de tu salud, de tu familia, de tu trabajo; acción que te lleva a experimentar una armonía con el universo y una paz interior excepcional.

 

Para el viejo Filósofo, el propósito de la vida no es el poder político o el dinero, sino aprender a dar luz y vida a tu vida y que disfrutes con alegría el día de HOY, que seas feliz, que recuerdes que estás aquí para amar, crecer y evolucionar. Si ha llegado el dolor a ti, en el poder que da el silencio interior, ten la humildad de preguntarte: ¿He mejorado a partir de ese duelo?

 

Si es así, cuestiónate: ¿Fue un quebranto o una ganancia? Porque “lo que importa es que si pierdes, no pierdas la lección, no es lo que tienes en la vida… sino quien eres en ella.” Lo trascendente es que aprendas a construir puentes espirituales que te conecten contigo mismo y con la prosperidad a la que tienes derecho.

 

En esta vida llénate de alegría, entusiasmo, ama, sirve, perdona, olvida, ora, sonríe y se feliz, HOY te lo dice el viejo Filósofo… mañana te lo dirá la vida.

 

Resulta que llega a un chequeo médico un hombre joven y bien presentado, de cuerpo escultural y rostro agradable. Fíjese doctor que los candidatos y sus campañas políticas, los conflictos entre ellos y los millones de spots, me traen todo nervioso, no puedo conciliar el sueño.

 

¿Qué tal come? –inquiere el facultativo. Normal.

¿Qué es para usted normal? Pues como tres veces al día; alimentos balanceados y con pocas grasas.

Muy bien anota el médico–, ¿y de ejercicio físico? Normal.

¿Qué es para usted normal? Camino todas las mañanas.

Muy bien –responde el galeno–, ¿y de sexo? Normal.

¿Qué es para usted normal? –vuelve a preguntar el especialista.

Una o dos veces al mes –responde el paciente, mirando de reojo a un lado y a otro.

Bueno, eso no me parece muy normal, a su edad lo normal sería dos o tres veces por semana.

Sí, para usted que es médico, en Güémez eso es normal, pero no para mí, porque… ¡¡¡SOY SACERDOTE!!!

filosofo2006@prodigy.net.mx


¡…PERO NO DICEN NADA!

 

Entre las mujeres que admiro, sin duda alguna está la Madre Teresa de Calcuta, monja católica que llena de ternura por el prójimo, de ejemplar solidaridad y humildad supo dar su amor a enfermos, huérfanos y pobres.

 

En 1979 fue galardonada con el Premio Nobel de la Paz, a la vez que fue laureada en la India en 1980, pero el más grande reconocimiento se lo hacemos miles de seres humanos, que después de su muerte, seguimos impactados con su ejemplo de servicio y sabiduría. Cuando ella hablaba de la vida decía:

“La vida es un desafío… afróntalo.

La vida es un don… acéptalo.

La vida es una aventura… ponla a prueba.

La vida es una pena… supérala.

La vida es una tragedia… encárala.

La vida es un deber…, cúmplelo.

La vida es un misterio… desentráñalo.

La vida es una canción… interprétala.

La vida es una oportunidad… aprovéchala.

La vida es un viaje… efectúalo.

La vida es una promesa… cúmplela.

La vida es una belleza… alábala.

La vida es una lucha… empréndela.

La vida es una meta… alcánzala.

La vida es un acertijo… resuélvelo.

La vida es un juego… diviértete.”1

 

Y en el camino de la vida, el viejo Filósofo para divertirse aprendió a asimilar la lección que envía Chabuca Granda, en su hermosa canción “La Flor de la Canela”, que dice: “Recogía la risa, de la brisa del río…”.

 

Eso es lo que hago, recoger en cada paso del camino la risa, la alegría, el amor, la amistad, como manifestaciones de gratitud al Padre, por el prodigio del día de HOY. La risa y el buen sentido del humor son para mí una reverencia por el milagro de la salud.

 

La vida, al igual que el amor, el humor, la alegría y la risa, están basados en un principio universal: que recuerdes que eres el eco de todas tus acciones y pensamientos que te llevan por el camino de ser feliz; serlo, va más allá de una cuestión de tu destino, en sí mismo es de tu estricta elección personal.

 

Jugar a dejar a un lado ser feliz para ir en pos del dinero o el poder, no te va a funcionar, porque éxito sin paz interior, sin amor y sin felicidad y aún más, sin que llegue a la gente de tu vida, no es éxito.

 

La felicidad no está en un buen trabajo, en un artículo de lujo o en ropa de marca, sino en la fiesta de la vida, que te llena del entusiasmo que nunca debes perder, aprovecha cada instante para ir en pos de tus sueños, de tu auto realización sabiendo que las cosas más trascendentes de tu vida son las más sencillas.

 

Cuando te das permiso de vivir y vibrar con el poder que generan el amor, la alegría, el humor y la risa, te armonizas con el universo, aprendes a escuchar la voz de tu alma que tiene un mensaje de paz y serenidad para ti, es cuando tienes la sabiduría de ejercitar que, muchas veces, andar solo no es soledad, entonces aprendes a no hacer planes para el mañana, si no tienes la sensibilidad de vivir el aquí y el ahora a plenitud.

 

Experimentas que en cada ser hay una parte divina, también contemplas la posibilidad de perdonar, no de labios pa’ fuera, sino de corazón pa’ dentro; pasas de una vida terrenal, con aciertos y tropiezos, a una vida espiritual llena de plenitud y grandeza.

 

Te das cuenta que estás en proceso de evolución, cuando aprovechas el tiempo para que no caiga como pesada carga en tus hombros y ves lo esencial con los ojos de tu alma; cuando no tienes miedo de dar un gran salto de fe, –que sea gigante–, porque sabes que los abismos no se cruzan con pequeños saltos; cuando aprendes a amarte y respetarte, a creer en ti mismo y a sonreírle a la vida.

 

En 1904, Pío Baroja conversaba con su grupo de destacados amigos sobre las distintas clases de españoles, cuando brillantemente, el novelista vasco sentenció:

 “La verdad es que en España hay siete clases de españoles... sí, como los siete pecados capitales: 1. Los que no saben; 2. Los que no quieren saber; 3. Los que odian el saber; 4. Los que sufren por no saber; 5. Los que aparentan que saben; 6. Los que triunfan sin saber, y 7. Los que viven gracias a que los demás no saben… ¡Estos últimos, se llaman a sí mismos políticos!”2

Por eso el Filósofo de Güémez dice:

“Hay políticos que son como los peces… ¡MUEVEN LA BOCA PERO NO DICEN NADA!”

 1. www.mundopoesia.com/foros/poetas-y.../6375-madre-teresa.html

 2. http://lacomunidad.elpais.com/caloma/2011/4/8/las-siete-clases-espanoles-clasifico-don-pio-baroja  

  filosofo2006@prodigy.net.mx


¡PO’S DE LA VISTA ANDAS A TODA MADRE!

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Hay seres humanos que llegaron a la tierra tocados por el ángel de la vida, que saben desarrollar sus dones y generosamente tienen el talento de multiplicar los haberes y saberes que les provee la existencia. Son un ejemplo de éxito pa’ contarse y presumirse.

 

Y es que tienen la inteligencia de que la tarea que realizan, sea una historia que trasciende los entretelones del tiempo. Uno de estos hombres es el creador del psicoanálisis, Sigmund Freud, quien afirmaba que “En la historia del ser humano han existido tres grandes humillaciones:

1. El descubrimiento de Galileo Galilei, de que no somos el centro del Universo;

2. El descubrimiento de Charles Darwin, de que no somos la corona de la creación, y

3. Su propio descubrimiento de que no controlamos nuestra mente.”1

 

El viejo Filósofo hace uso de la imaginería, para a través de la metáfora, las historias, los cuentos y el humor, invitarte a ti apreciable lector, para que explores, reconozcas y te maravilles con los ilimitados medios y el patrimonio inagotable que el poder de la mente tiene a tu disposición.

 

Henry Ford afirmaba con meridiana sabiduría: “Tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes… ¡estás en lo cierto!”, porque “si lo puedes creer… lo puedes crear”.

 

Cuando entiendas que tu vida se desarrolla en torno a lo que piensas y tienes el poder de accesar a la fuerza, al encantamiento inacabable de tu mente, como por arte de magia se revelan ante ti los milagros y te llega la armonía con la vida, por ende con el universo y por añadidura, alcanzas el desarrollo de capacidades, habilidades y aptitudes, que hasta entonces permanecían ocultas, siendo capaz de crear un sentido a tu existencia espectacular. Si lo tienes en la mente… ¡dalo por hecho en tu vida!

 

Muchas veces es la sociedad la que pone las discapacidades, los frenos, las bardas, que si lo unes al descontento contigo mismo, el resultado es la enfermedad y el fracaso. Pero si tu mente y corazón, que diariamente te recuerdan que “eres parte de lo divino que ha bajado hasta lo humano”, te llevan a amarte, a creer en ti mismo, a visualizarte feliz y exitoso con todo el poder de la divinidad interior que anida en tu mente, te sorprenderás, porque te darás el permiso de ir “mar adentro”, rompiendo viejos paradigmas y rebasando tus propios límites mentales.

 

Para mi maestro Carlos Ricardo Esteve Gutiérrez, en el Seminario de Personalidad y Muerte, impartido en el Instituto Mexicano de Psicooncología, en el estudio de la mente y desde el plano psicoanalítico cualquier conducta puede ser tipificada, por ejemplo: “si llegas antes… eres obsesivo; si llegas a tiempo… eres compulsivo; si llegas después… eres antisocial y más, si no llegas… eres un ente solitario.”

 

Eso, en frase del viejo Filósofo sería: “En política el que baila bien es payaso… ¡el que baila mal es ’endejo!”, es decir, nunca quedas bien con todos, así que dedícate a quedar bien contigo, a ser tú mismo, a ser feliz con lo que eres y tienes, potencializando el poder que la mente tiene a tu disposición.

El ser humano vive en un porcentaje alto en la frecuencia de pensamientos catastróficos o negativos, en el “no se puede”, “lo mejor no es para mí”, “a lo mejor no…”, recuerda que el cambio inicia en tu interior, desde tu mente −que “es la depositaria de la fuerza del alma”−, y que pensamientos positivos atraen exaltadas vibraciones en tu beneficio; en la vida lo positivo atrae a lo positivo.

 

A partir de ahora, cada nuevo amanecer siente la alegría que proviene de la confianza absoluta en ti mismo, DATE PERMISO DE… aprender a generar lo mejor para tu vida… ¡Te sorprenderás con los resultados!

 

Hay un viejo pensamiento que dice que “los siete pasos para tu felicidad son muy sencillos: Piensa menos… siente más. Habla menos… escucha más. Juzga menos… acepta más. Mira menos… haz más. Quéjate menos… aprecia más. Teme menos… ama más. Frunce el ceño menos y… sonríe más.”

Lo de sonreír me recuerda aquella mujer que mirándose al espejo le dice a su “viejo”, quien plácidamente leía el periódico:

Me siento una mujer fea. Mi pelo está quebrado y seco, tengo patas de gallo en los ojos, acentuadas arrugas en la cara, una papada impresionante, también un abultado abdomen, mucha celulitis en brazos y piernas, no tengo nalgas, tengo las piernas chuecas, luzco deteriorada y gorda... ¡Viejooo, dime algo bueno!

El esposo, dejando de ver el periódico, voltea, la mira y le responde:

¡PO’S DE LA VISTA ANDAS A TODA MADRE!

1.http://www.culturacolectiva.com/#Los-tres-cientificos-que-le-pegaron-al-ego-de-la-humanidad                             filosofo2006@prodigy.net.mx


TU ÁNGEL

 

Hay una historia cherokee que me encanta y comparto contigo estimado lector: “Un anciano contaba a su nieto acerca de la lucha que diariamente se desarrolla dentro de sí mismo. Ésta era entre dos poderosos y fuertes lobos.

 

Uno –dijo– es diabólico, iracundo, furioso, irritable, lujurioso, arrogante, altanero, soberbio, mentiroso, falso predicador, vanidoso, resentido, ladrón, violento, abusador y asesino.

 

El otro es bueno, pacífico, sereno, apacible, amoroso, humilde, generoso, compasivo, fiel, bondadoso, benevolente y honesto.

 

¿Y qué lobo gana? –intrigado preguntó a su abuelo el nieto después de unos instantes de reflexión.

¡El que tu alimentes! –respondió el anciano cherokee.”

La parábola es formidable, nos deja una profunda enseñanza. Cada nuevo amanecer tienes la posibilidad de avivar a tus ángeles: al furioso, altanero y prevaricador, lo alimentas criticando a los demás, con tu desánimo, ausencia de fe, con tus odios, miedos, rencores y resentimientos.

 

Mientras que al ángel bueno, lo nutres llenando tu vida de amor, porque cuando tienes la inteligencia de despertar amor en tu vida, detonas tu poder, atrayendo una actitud de satisfacción inenarrable e inicias la labor más trascendente: la de trabajar en ti mismo, sabiendo que amar te abre las puertas para armonizarte con el universo, para sanar viejas y nuevas heridas y darte permiso de evolucionar y crecer.

 

A tu ángel bueno lo sustentas cuando te dejas sorprender por la vida y estás dispuesto a estar en servicio para los demás, recordando que “si el Señor te dio dos manos, una es para que recibas… y la otra para que des”.

 

A tu ángel bueno lo avivas cuando reconoces que si en tu vida hay injusticias… tú no asumes el papel de víctima, porque al tener la inteligencia diaria de renovar tu esperanza, eres más grande que los problemas.

 

Te reencuentras con tu ángel bueno, cuando valoras íntegramente el sentido del logro, cuando realizas tu tarea con pasión, con entrega total, cuando rompes con la híperseriedad y haces tuya la sanadora emoción de la alegría y del humor, que te llevan al encuentro con tu  felicidad, que te conduce a luchar amorosamente por aquellas cosas con las que sueñas y crees.

 

Tu ángel bueno crece contigo; cuando para ti es más importante ¿el qué? que ¿el cómo?, cuando decides que valga la pena vivir cada nuevo día, cuando recuerdas que la Biblia dice: “El espíritu triste seca los huesos, el corazón alegre constituye un buen remedio y hace que el rostro sea hermoso.”

A propósito de corazón alegre, estaba un médico sentado en la silla de su consultorio, luego de tener en varias ocasiones sexo con su paciente, pensando en lo que había hecho. En su conciencia sonaba como eco: “¿Pero cómo fue posible que hiciera esto?, ¡qué vergüenza!... he fallado a mi ética profesional.”

 

En un acto de constricción, eleva su mirada al cielo y dice:

Señor ¿qué hago?

Al poco tiempo de estar inculpándose de sus cargos de conciencia, observa que sobre su hombro derecho aparece su ángel del pecado que le dice:

— ¡Escúchame... no seas tonto!, ¿qué acaso no hay una incontable cantidad de médicos que tienen sexo con sus pacientes? ¿Pues qué te crees, que eres el único que lo ha hecho? Tu hazme caso, que eso es lo más natural del mundo, quédate tranquilo, ¡al fin y al cabo lo disfrutaste bastante!

 

Tienes razón –dice convencido el médico al ángel del pecado–, en verdad yo no hice nada malo, simplemente abandoné a mi cuerpo, para que se dejara llevar por la hormona del placer.

 

No terminaba de decir eso, cuando en el hombro contrario, aparece revoloteando su ángel bueno y suavemente le refuta al oído:

Sólo acuérdate de una cosa… ¡ERES  V E-T E-R I-N A-R I O!

 filosofo2006@prodigy.net.mx


¡NO SABEN LO QUE DICEN!

 

La gente me pregunta que será capaz de heredar a las nuevas generaciones el viejo Filósofo, ¿Y qué ha de ser? sino amor y humor, porque con el destello de luz que el Padre me creo, sé que me trajo a esta vida a “Dejar el cuero en la cerca” es decir a NO andar con mediocridades, sino a dejar pintado mi semblante en la faena.

 

En el camino he tenido tropiezos y múltiples alegrías, los primeros me recuerdan que son necesarios para que mi alma evolucione, las alegrías para reencontrarme conmigo mismo, estas me han traído una íntima y reconfortante paz interior, que me ayuda a crear y creer en mi proyecto de vida.

 

Todos traemos una misión, búscala, encuéntrala, el universo te responderá con dones y poderes. Mi tarea es compartir contigo un fragmento de fe y de esperanza, a través de la magia que proveen el amor y el humor, que te lleva a aceptar y vivir la vida en el HOY.

 

El campesino de allá mesmo, amorosamente desea que bajo el proyecto del amor y del humor, HOY tu vida sea plena y completa, para ello te invito a que la llenes de pensamientos y actitudes positivas y tengas la sabiduría de bendecirla.

 

HOY ten la sensibilidad de descubrir la abundancia de bienes que hay en tu existencia, porque todo, absolutamente todo lo que a ti llega, proviene de la grandeza de tu fe, del poder de tu esperanza, de la claridad de tus pensamientos, de la  fuerza de tus actitudes, recuerda que entre más pensamientos positivos tengas, mejor será tu vida.

 

HOY te invito amorosamente a que desprogrames tu vida de carencias, de imaginarios sufrimientos y de viejos achaques, DATE EL PERMISO DE… dejar a un lado el papel de víctima y reprográmate para la dicha, la paz, la felicidad y para una vida plena en armonía.

 

HOY sonríe, es una forma simple de fortalecer tu sistema inmunológico; y ama, es un signo que atrae poder a tu vida y te lleva a fluir con el universo.

 

La riqueza, como el aire, como el agua, como la sangre, como la vida misma, debe permanecer manando, de otra manera se bloquean: la riqueza retenida… empobrece; el aire comprimido… enferma; el agua estancada… se pudre; la sangre sin movimiento… se coagula; la vida paralizada… es muerte.

 

Y tú llegaste a esta vida no a permanecer estático, inmóvil, fijo, inamovible, incólume, –no olvides que cuando dejas de evolucionar y crecer, principias a morir–, y HOY es el tiempo de iniciar tu  trascendencia, de dejar huella, de trascender, de triunfar, de que seas feliz.

 

Recuerda que el tiempo sirve para construir tu historia, por ello date tiempo para ti mismo. Si cada nuevo amanecer tu mensaje es pesimista, irradiarás negatividad; si tu mensaje diario es de amor, de humor, de paz y alegría, irradiarás una sorprendente energía positiva, simplemente porque el amor y el humor son una poderosa semilla de vida.

 

En estos tiempos en los que la tragedia de la violencia y del dolor, desgarra nuestra fragilidad humana y hay escasos motivos para celebrar, la genialidad del humor del mexicano es una buena nueva.

 

Por eso, el viejo campesino de allá mesmo dedica su vida y fortalezas a luchar por reivindicar el poder terapéutico del humor; su fuerza es el poder del compromiso con la alegría, con el humor, con la felicidad. El humor del Filósofo es ingenuo, como nuestros niños; de buena fe, como nuestros abuelos; con sentido común, porque conjuga los sentidos de la vida; irreverente porque rompe con viejos paradigmas y formas; y revolucionario, porque te conduce a un status emocional superior. En ese humor norteño que el viejo Filósofo posee afirma que:

“El 50% de los políticos han leído al Filósofo…

¡EL RESTO NO SABE LEER!”

 “Hay políticos que son como un refrigerador en la sala…

¡NADIE SABE QUÉ ‘INGAOS HACE AHÍ!”

“Algunos políticos son como los pericos, dicen lo que saben, pero…

¡NO SABEN LO QUE DICEN!” 

filosofo2006@prodigy.net.mx


BUENA SUERTE

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Cuenta un historia que: “un viejo, que por viejo sabio, se  paró ante un público y contó un chiste, todos se rieron con agrado. Al cabo de un rato contó el mismo chiste y casi nadie se río; una y otra vez volvió a contar el mismo chiste, hasta que nadie se reía.

 

Fue entonces cuando lleno de la sapiencia que dan los años y la vida dijo:

Si no pueden reírse varias veces de una sola cosa… ¿Por qué lloran y sufren por lo mismo una y otra vez?”1

 

La moraleja es formidable, recuerda que no llegaste a esta vida para quejarte y sufrir, tu tarea es la de ser feliz; y la felicidad no tiene atajos, se encuentra en tu interior. San Agustín al momento de morir dijo: “Toda mi vida busqué a Dios fuera y estaba dentro de mí”.

 

HOY es el día, este es el lugar en el que desprogrames tu mente de privaciones y dolor, de enfermedades y sufrimiento y tengas la generosidad de reprogramarte para el amor, el bienestar, la felicidad y para una vida en armonía, sabiendo que “Dios te puso a un ser humano a tu cargo y ese eres tú mismo. Es a ti a quien debes hacer libre y feliz

 

Una cosa debe quedarte bien clara, que en plena modernidad, rápido no significa mejor, y que muchas veces por ir a la carrera… dejas de lado, gozar y disfrutar el paisaje y con ello los instantes de la vida.

 

No olvides que el dolor, la enfermedad, como los problemas, muchas veces son pequeños males… que te dejan lecciones y muchos bienes. Joseeph Cossman dice: “Los obstáculos son esas cosas que las personas ven cuando dejan de mirar sus metas.”

 

Recuérdate que no hay receta mágica para que les vaya bien a todos, pero una cosa es bien cierta, la vida funciona mejor cuando trabajas lleno de buena fe, con perseverancia, entusiasmo, alegría, inteligencia, cuando omites criticar y aplicas la terapia del elogio y gozas de un carácter siempre receptivo, para aprender, para dar, perdonar y amar, ¡ahhh! y no debes olvidar que la vida siempre provee un pequeño elemento adicional a quienes van a su encuentro… una pizca de buenaventura.

 

La mente humana es extraordinaria, cuando utilizas todo su poder a tu favor, atrae a tu vida el éxito, la felicidad, la armonía y te ayuda a crear una vida llena de buena suerte.

 

Buena suerte, es que sepas leer, mientras más de 700 millones de seres humanos son analfabetas; buena suerte, es que puedas comprar el periódico y “tengas dinero en el banco o en tu bolsa, porque estas entre el 10% de los hombres ricos del planeta”.

 

Buena suerte es que HOY te hayas levantado con salud, mientras que a millones de seres humanos la vida se les va de la mano; buena suerte es que en tu vida haya techo y pan en tu mesa, mientras millones de seres humanos viven en el flagelo de la miseria humana; buena suerte es que recuerdes que en la vida no tienes nada que perder… y todo que ganar.

 

Buena suerte es que aprendas a colocar cada pieza en su lugar del rompecabezas que te da la vida, que  te graves a “piedra y lodo” que “Cruzas por esta vida solamente una vez, así que no te des tiempo para el odio, el resentimiento, el rencor, o el miedo, intenta volar, arriésgate, trabaja con amor y alegría en tu evolución y crecimiento, HOY sal a la fiesta de la vida como lo que eres: un  ganador, y si puedes caminar… mejor vuela”

 

Buena suerte, es que sepas, –lo que muchos ignoran–, que al estar bien contigo mismo, tu vida atrae milagros y que el amor, la alegría y el buen sentido del humor, producen micro reparadores que fortalecen tu sistema inmunológico, que traen salud, prosperidad y bienestar a tu vida.

 

A propósito de buena suerte y del buen sentido del humor, Celedonio aquel diputa’o de mi tierra siempre se levantaba con la luz del alba, después de estirarse y tomarse un café, decía:

HOY me levanté con un ‘ingo de ganas de trabajar, de asistir hoy al congreso, de dejar de criticar y de pelearme con mis adversarios políticos, de comer menos, de hacer ejercicio, de estudiar mucho, de tener buenas propuestas y no volver a tomar… Así que mejor, me acuesto otro rato y con tan buena suerte… ¡A VER SI SE ME PASAN ESAS PENDEJADAS!

1. http://www.accionparaelexitofp.com/?page_id=586

filosofo2006@prodigy.net.mx


CAPACITACIÓN

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Soy un apasionado aprendiz de las enseñanzas de las abuelas de Güémez, ellas –como escuela de luz y de bienestar- día a día me invitan a que aprenda a circular por el camino de la humildad y de la gratitud.

 

La humildad te lleva a aprender que si “Dios te dio dos oídos y una boca, para que aprendas a escuchar más y hablar menos”; que tengas la sensibilidad de mejorar tu vida a través de las pérdidas y el dolor, del amor y la alegría; que experimentes el poder de perdonar, ejercicio que te conduce a ser más grande que tus problemas, sabiendo que ser humilde es una lección de grandeza.

 

La vía de la gratitud te empodera de la vida, gracias, es una palabra mágica, un principio metafísico que te transporta a enriquecer caudalosamente tus dones, poderes, bienes y felicidad. En ocasiones omitimos dar las gracias porque –llenos de la soberbia que genera el ego–, sentimos que le hacemos un favor al universo.

 

Cuando en un acto de encogimiento y de humildad eres capaz de agradecer lo que llega a ti, –y lo que no llega también, porque en esta vida no hay casualidades, todo es para tú bien–, el universo te abastece más... atraes la prosperidad, porque dar las gracias duplica tu crecimiento material y acelera tu proceso de evolución espiritual.

 

Los seres humanos nos elevamos no por la fuerza del poder económico o político, sino por nuestra preparación, nuestra constante capacitación y por lo que llevamos dentro, nuestros valores que nos conducen a una realización moral, ética, personal y social. Uno de los valores que nuestros abuelos y padres nos han enseñado es la gratitud, el ser agradecido sincroniza tu vida con el universo.

 

El viejo Filósofo entiende que el ser humano –un empleado, un trabajador, un subordinado,  un dependiente–, es un importante pilar sobre el que se soporta una administración pública, una institución, una empresa, un establecimiento, un organismo, una corporación, etc., y la capacitación genera seguridad y conocimientos, quita la monotonía del trabajo, porque quien se capacita pone su destino en manos de su talento, no de la suerte, eleva su autoestima, porque su seguridad y paz laboral se derivan de su preparación.

 

Una tercera parte de nuestra vida, la pasamos en nuestro trabajo y entre más capacitados estemos, más concentrados realizaremos nuestra labor, por ende con más eficiencia y mejor funciona nuestra vida. Generalmente los hombres que pierden su trabajo, es porque no están bien preparados para desarrollarlo, porque les ha faltado tener un propósito de vida, porque viven en la incertidumbre y en la inseguridad por falta de capacitación.

 

Los problemas sin solución, la confusión y el desorden, son para el trabajador que no está capacitado y preparado, para aquél que deja a la suerte la solución de los conflictos. Capacitar es dar certeza ante la confusión, sentar las bases para conservar el empleo e incrementar los estímulos por eficiencia laboral.

 

La capacitación profesional genera seguridad laboral y por consiguiente, evita el caos y la incertidumbre en la faena. Trabajo, capacitación y seguridad, son elementos que ayudan a recuperar tu verdadera naturaleza y a conseguir una relación armónica con tu vida, para que despliegues a plenitud tus potencialidades.

 

Para conservar y mejorar un trabajo, es básica la capacitación que, además de que te marca las reglas precisas de tu función, te lleva a un viaje de desarrollo personal de enriquecimiento de tu energía vital.

 

Aquellos trabajadores que ven la capacitación como una oportunidad para crecer, para mejorar su comportamiento laboral, para poner el trabajo bajo su control, cuando el conflicto llega, lo saben manejar adecuadamente, ponen orden en su labor, porque al capacitarse han incrementado sus haberes y saberes, han despertado sus capacidades innatas y llega por ende la seguridad laboral… de eso se trata darle a cada trabajador un propósito claro en el ejercicio de su trabajo.

Apropósito de capacitación, dos empleados del IFE, que habían sido instruidos para visitas domiciliarias, a efecto de llevar los nombramientos de funcionarios de casilla, de las ya próximas elecciones, llegan a una casa y al salir una personal le preguntan:

Disculpe ¿me puede decir su nombre?

Adán.

¿Y el de su esposa?

Eva.

¡Ah chinga, chinga, chinga!… y por casualidad ¿vive con usted también la serpiente?

Sí, un momento… ¡¡SUEGRAAAAAA, LA BUSCAN!!

filosofo2006@prodigy.net.mx


¡¡… DEBAJO DE LA CAMA!!

Por Ramón Durón Ruíz (†)

El poeta y escritor argentino Francisco Luis Bernardez, en un soneto lleno de sabiduría dice:

Si para recobrar lo recobrado debí perder primero lo perdido, si para conseguir lo conseguido tuve que soportar lo soportado.

Si para estar ahora enamorado fue menester haber estado herido, tengo por bien sufrido lo sufrido, tengo por bien llorado lo llorado.

Porque después de todo he comprobado que no se goza bien de lo gozado, sino después de haberlo padecido.

Porque después de todo he comprendido que lo que el árbol tiene de florido, vive de lo que tiene sepultado.”

 

Me parece que si los abuelos son una lección permanente de vida, es “porque lo que […su] árbol tiene de florido, […es porque] vive de lo que tiene sepultado” es decir los abuelos tienen raíces profundas, que los arraigan en una vida llena de espiritualidad, humildad y amor.

 

Los abuelos –sabios por derecho propio– viven a plenitud el milagro del HOY, bien utilizan los dones que la vida les ha dado, para ser felices con ellos mismos y con los demás; dejan que la sabiduría del amor fluya por su torrente de vida, por eso trabajan para que sea plena y completa, llenándola de pensamientos y actitudes positivas y bendiciendo a todos.

 

Ellos te enseñan a que aprendas a bendecir tu casa, tu trabajo, tu familia, tu salud, tu vida; bendice lo que posees y a las personas que quieres, que la mejor manera de bendecir tu vida, es bendiciendo; bendecir significa solicitar sanidad, y con ella, la presencia divina; querer reproducir lo mejor, atraer la abundancia de bienes y multiplicar los dones de quienes amas, desear para todos… prosperidad.

Las abuelas, –amorosa escuela de sapiencia– afirman que en el cosmos existe una fuente universal de bienestar, se llama Dios, y es el mejor abastecedor de todo lo que tu familia, trabajo y alma necesitan; está a un paso de la oración, cuando lo llamas viene a ti una reconfortante paz interior y armonía.

Las abuelas, te invitan a que permitas que tu energía vital fluya con el universo, que recuerdes que el dinero, como el agua, como la sangre, como la vida, deben fluir, de otra manera se bloquean y el agua estancada se pudre, la sangre coagulada enferma… la vida paralizada es muerte.

Se humilde, cada mañana da las gracias por todo, hacerlo es un principio metafísico que te conduce a la obtención de un gran número de bienes y felicidad. Cuando das las gracias de lo que tienes, el universo te provee más. Dar las gracias y sonreír acelera tu proceso de crecimiento material y espiritual.

A propósito de sonreír, el médico del pueblo llega con el Filósofo y le pide que lo acompañe en las consultas a domicilio, para que vea como los años lo han hecho un sabio. La primera visita fue a una dama que se quejaba de fuertes dolores estomacales. El viejo galeno le dice:

— Lo que pasa es que abusa de las frutas verdes, sería bueno que reduzca su consumo diario.

Al salir el Filósofo le preguntó:

— ¿Cómo hiciste un diagnóstico tan rápido, si ni siquiera examinaste a la mujer?

— Bueno, lo que pasa es que dejé caer el estetoscopio al suelo, y al recogerlo, vi que había en el piso un montón de cáscaras de mangos y ciruelas verdes y una bolsa de chile en polvo, inadecuadas para el estómago, seguramente era lo que le ocasionaba los dolores.

Como dicen que eres un viejo sabio, –dijo el facultativo al Filósofo– la próxima visita tú te encargarás del examen.

Al llegar a la siguiente casa, los recibió una joven mujer llena de una candente carnalidad, se quejaba de que continuamente se fatigaba mucho:

— Me siento totalmente sin fuerzas.

— Me parece que usted, –dijo el Filósofo– se entrega demasiado a las labores de la iglesia. Si redujese esa actividad, tal vez recupere su energía.

Una vez que abandonaron la casa, el doctor intrigado le pregunta al Filósofo:

— ¡Tu diagnóstico me ha sorprendido…! ¿Cómo llegaste a la conclusión de que esa mujer tan guapa, se da en cuerpo y alma a los trabajos religiosos?

— ¡Mire!  –dijo el Filósofo– apliqué la misma técnica que usted me enseñó, dejé caer al suelo, el estetoscopio que me prestó y cuando me agaché para recogerlo, ¡¡VI AL PADRE CHUYO… DEBAJO DE LA CAMA!!

filosofo2006@prodigy.net.mx


MAESTRO

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Hay historias que dejan moralejas profundas, la siguiente es una de ellas: “En cierta ocasión, un discípulo se quejaba con su maestro:

–– Siempre nos cuentas historias, pero nunca nos revelas su significado.

El maestro le replicó:

–– ¿Te gustaría que alguien te ofreciera fruta y la masticara antes de dártela? Nadie puede descubrir tu propio significado en tu lugar… ni siquiera el maestro.”1

Esa es la vida, una enseñanza diaria que sólo tú puedes descifrar, en la que se hace necesario que aprendas que vives para hacer la diferencia… que tu crecimiento y evolución es una elección estrictamente personal.

Los maestros te enseñan que es necesario que aprendas a abrir los ojos del alma, para que veas los milagros que el nuevo día trae a tu vida; porque los pesimistas en vez de contar sus bendiciones, sólo ven los problemas… HOY es el día en el que recuerdes que no estás aquí por casualidad, porque “Dios no patrocina fracasos”

Los maestros, esos seres que ayer me enseñaron a leer, a escribir y dieron raíces fuertes y alas sólidas a mi vida y que HOY, siguen sembrando las semillas del conocimiento en millones de niños y jóvenes para que construyan un México reconciliado y fuerte. 

Cuando se llega el 15 de mayo, recordemos con veneración y respeto a cada uno de nuestros maestros, a los presentes y también a los ausentes, hagámoslo con la gratitud de sabernos embebidos por la fuente de su sabiduría, por haber tenido el honor de que modelaran nuestra alma, el privilegio de haber sentido el oficio divino de su trabajo.

HOY, el viejo Filósofo ve a los maestros gigantes hombres y mujeres maravillosas que con su solidaria generosidad alivianan el peso de la ignorancia de las nuevas y difíciles generaciones.

Con su paciencia día con día, escuchan las dudas, descorren el velo de la acentuada ignorancia, enseñan el alfabeto de la vida, semillan el alma de ánimo, desarrollan no sólo las modestas capacidades, sino los valores, educan no sólo para pasar de año… sino en cumplimiento del pensamiento de Séneca: “Educan para la vida.”

Cuando escribo del maestro, no me refiero a los grandes pedagogos que han hecho historia como: Pablo Freire, Vito Alessio Robles, Estefanía Castañeda, José Vasconcelos, ellos tienen su espacio, me refiero al modesto “maestro de banquillo” que consagra su vida a darse a través de su palabra, su ejemplo, su enseñanza, que acudiendo al llamado interior de compartir el saber, deja su huella en la historia educativa de nuestras regiones construyendo un México para todos.  

A todos los educadores de México, con afecto les digo: ¡Felicidades Maestro!, y para ustedes parafraseo a la Madre Teresa de Calcuta:

“Maestro:

Enseñaste a volar,

pero no volarán tu vuelo;

enseñaste a soñar,

pero no soñarán tus sueños;

enseñaste a vivir,

pero no vivirán tu vida...

Pero sabrás que cada vez que ellos vuelen,

piensen, sueñen, canten, vivan,

estará lo sencillo del camino...

que aprendieron de ti.”

En este día de asueto, por el Día del Maestro, el Filósofo fue con los miembros del Club Webberson a pedir cooperación porque había fallecido Anacorito, que como diputado había representado a la región, pero murió en la más absoluta soledad y pobreza, porque no tuvo la inteligencia de administrar la abundancia.

¡Vengo a pedirles ayuda!, necesito que hagan una cooperación de 2 mil pesos para enterrar a un diputado.

Los del Club Webberson, cavilaron entre sí, uno a uno sacó dinero, lo juntaron y se lo entregaron diciéndole:

¡Aquí tienes 6 mil…!

¡Seis mil, pa’ que tanto –dice el Filósofo.

— ¡PA’ QUE ENTIERRES A OTROS DOS DIPUTADOS!

1 http://www.oshogulaab.com/MISTICOSCRISTIANOS/CANTOPAJARO1.htm

filosofo2006@prodigy.net.mx


UNA MADRE

 

El escritor y humorista estadounidense Samuel Langhorne Clemens, mejor conocido en el mundo de las letras como Mark Twain, con una amplia obra literaria entre la que destaca “Las aventuras de Tom Sawyer”, comenta: “En cierta ocasión, un joven escritor se le acercó diciéndole que tenía un problema debido a que estaba perdiendo la confianza en su capacidad para escribir. Acto seguido le pregunto:

¿Qué acaso no ha experimentado usted nunca esa sensación?

Claro que sí, -respondió el escritor- una vez, después de llevar casi quince años escribiendo, de pronto vino a mi mente la idea de que no poseía el más mínimo talento de escritor.

 

¿Y qué hizo usted? Acaso es que ¿Dejó de escribir?

¿Cómo iba a hacerlo?... ¡Para entonces ya era yo famoso!”1

Creo que la moraleja me sirve para recordarte estimado lector que Una Madre, es famosa, ha hecho tanto bien, ha sembrado tanto amor, ha servido de una y mil maneras, ha sabido dar mucho y perdonar más, Una madre es un monumento al amor y a la esperanza.

 

Todas las mamás del mundo tienen una conexión directa con el Padre, por eso escuchan la voz de su corazón e intuyen maravillosamente las cosas, gozan de un sexto sentido; te recuerdan que: “Dios está contigo…no contra ti”, porque has sido creado de manera extraordinaria, por eso eres la manifestación más perfecta de amor.

 

Una madre sabe conectarse con la divinidad que hay en su interior, por eso entiende que hay una ley del universo que dice: “para recibir, hay que aprender a dar con humildad, dar en forma física o mental, dar pensamientos positivos, dar una oración, un abrazo, un saludo, un gesto de afecto.”

Para ella, el secreto de la vida está en iniciar el día dando, porque “en la misma manera en que des, recibirás en forma inversa y proporcional... es una ley perpetua e infinita.”

 

Una madre aconseja que tengas la habilidad de encontrar la misión a la que llegaste a esta vida, hacerlo potencializará tus dones llevándote a disfrutar tu camino y a tener la habilidad de unir felicidad, espiritualidad, amor, trabajo y familia, porque una cosa te debe quedar muy clara: “éxito que no aterriza en tu familia… es pura fantasía.”

 

Una madre bendice, por que como ángel divino, sabe que al hacerlo activa el poder de Dios para los suyos; bendecir es entrega de amor, es desear prosperidad y salud, el viejo Filósofo bendice con cariño a todas las madres del mundo en el Día de las Madres –y siempre–, a las presentes y a las ausentes; a todas les deseo que sigan siendo el fogón que llena de calor y de amor la casa materna.

 

Los consejos de una madre siempre llevan a sus hijos por el mejor camino: el de aprender a amarse a sí mismos, a conectarse con la vida a través de la oración y el perdón, a pensar positivamente, a caminar más, a tomarse el tiempo para ser felices, a hacer las cosas bien respetando su unicidad para ser ellos mismos, no comparándose con nadie, sabiendo agradecer el nuevo día, aprendiendo a fluir con la vida, disfrutando lo que hacen, a ser felices con lo que son y con lo que tienen, a no angustiarse por los problemas, recordando que son más grandes que ellos, pero sobre todo a conectarse y a mejorar su sentido del humor.

 

A propósito de humor, con motivo del Día de la Madre, el Filósofo de Güémez organizó una comida a las mamás del barrio, estas llegaron acompañadas de sus “viejos”, platicando con dos de ellos, Simpliano dice:

Pa’ mí, no hay peor edad que los 60, cada rato tienes ganas de orinar y te la pasas parado en el baño sin que salga nada.

 

En ese sentido, Virulo comenta:

Yo tengo 70, tomo laxantes, como frutas, verduras, fibras y gran parte del día estoy en el baño y nada.

El Filósofo tercia y dice: ¡La peor edad es a los 80!

¿Qué?, responden sus acompañantes, a la vez que preguntan: ¿Tienes problemas pa’ orinar también?

¡No!, yo orino sin problema alguno todos los días a las 6 de la mañana.

¡Entonces!, –pregunta el Simpliano: ¿Tienes problemas pa’ evacuar?

¡Claro que no!, todos los días lo hago a las 6:30 de la mañana.

¿Entonces? –preguntan al unísono: Si todos los días a las 6 orinas y a las 6:30 haces popo, no entendemos que es lo terrible de que tengas 80 años.

Pos’ –dice el Filósofo– ¡QUE ME DESPIERTO A LAS SIETE!

1 LA ORACIÓN DE LA RANAsantaana.vndv.com                                                

filosofo2006@prodigy.net.mx


LOS NIÑOS

 

Hoy me permito parafrasear a la escritora Melisaa Sher: “Los niños nos enseñan mucho de lo que realmente somos, a su corta edad son los mejores maestros, ellos nos enseñan miles de cosas entre otras:

1.- A ser nosotros mismo, no una copia –a veces mala– de otros. Ser genuinos, sensibles y estar dispuesto a expresar y sacar los sentimientos, aún los vulnerables, sin miedo ¿Al qué dirán?

 

2.- A soñar creativamente, intuitivamente saben que nos conecta con nuestro maestro interior. Los sueños pueden crear la realidad, porque es evidente que todas las cosas reales comienzan con pensamientos y sueños. Los niños tienen la maravillosa capacidad de no limitar la capacidad de soñar.

 

3.-A vivir el HOY a plenitud. Los niños pueden concentrarse en cualquier cosa que está ocurriendo en su vida en ese momento. Los niños son espontáneos. HOY deje de estar obsesionado por el perfeccionismo y el orden y dé oportunidad a la flexibilidad en su vida.

4.-A no tener miedo a los errores o el fracaso. El fracaso es sólo una palabra inventada por el hombre para limitar sus potencialidades, no tiene más poder del que tú mismo le das. Los niños están puestos a correr riesgos porque saben por intuición que los riesgos son la mejor manera de aprender y crecer.

 

5.- Los niños aceptan el mundo como es. Fluyen con la vida, no resisten, porque saben que terminan atrayéndolo. Los niños disfrutan la vida, con su  sana alegría, risas y sonrisas son las personas más felices. Tú no tienes que ser necesariamente tan ordenado, rígido, serio, tan adulto”.1

Cristo dijo: “‘Dejad a los niños venir a mí’ y cuando lleguen a ti… despertarán tu Divinidad Interior”

 

HOY DATE PERMISO DE gozar el milagro de la vida, de acariciar, de que brote y se desarrolle amorosamente el niño que vive dentro de ti, disponte a gozar la inmensa policromía de la vida en toda su majestuosidad.

 

Cuando despunta el alba, al mirarte al espejo, centra tu mirada en tus ojos, que son la puerta del alma, y DATE PERMISO de amar, de halagar al niño que llevas en tu interior, hazlo crecer con tus mimos, con  tus cariños.

 

La magia llegara a ti –“En la vida no hay magia, hay magos y los magos no necesitan trucos”– te sorprenderás con el brillo que llegará a tus ojos, a tu alma, a tu corporalidad, a tu vida, te maravillarás con los resultados.

 

Se llenará lo más íntimo de tu ser de una extraordinaria alegría, redescubrirás el suave  encantamiento de la vida, con todo el potencial que vibra dentro de tu ser.

 

Es maravilloso gozar el prodigio del nuevo día, más cuando reconocemos que tenemos en nuestro espíritu el niño de nuestra vida, el de nuestra infancia, ése que nos acompaña en las duras y en las maduras.

 

Detrás de una personalidad llena de la hiperseriedad de adulto, a veces de viejo, se esconde el brillo, la alegría, el poder, la fuerza y el amor del niño que vive en nuestro interior, cuando somos capaces de reconocerlo y amarlo, se renueva espectacularmente nuestra energía vital.

 

Nuestro niño interior confía en la vida, se da permiso de amar a plenitud, sonríe, goza de una alegría permanente, rechaza la violencia, vive el milagro del HOY intensamente, perdona siempre, ama más, odia menos, para él, el más modesto alimento es el platillo más suculento, no conoce el protocolo, tiene muy arraigado el don de dar, dar amor, dar una sonrisa, dar alegría, su vida se pasa dando.

 

Acariciando su niño interior el campesino de Güémez se la pasa dando una pizca de buen sentido del humor. A su tierna edad el niño filosofito trabajaba en el Congreso lavando carros, llega un hombre y le pregunta:

–– Disculpa muchacho, ¿por la tarde no trabajan?

–– No –responde el filosofito– Por la tarde no vienen… ¡CUANDO NO TRABAJAN ES POR LA MAÑANA!

1 http://informe21.com/felicidad/18-cosas-que-deberiamos-aprender-de-los-ninos-para-ser-mas-felices

filosofo2006@prodigy.net.mx


UNIVERSALIDAD DEL HUMOR

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Mientras las canciones nacieron para cantarse, el humor nació para contarse, sólo que no todos tenemos el ingenio, la gracia o la picardía para hacerlo de tal manera, que hasta el chiste más ingenuo te destornille de risa.

Para el viejo Filósofo, el humor además de ser breve, claro, corto, sencillo, perspicaz e inesperado, tiene varias características, es: desconocido, porque nadie sabe su origen, nace de las entrañas del pueblo como una catarsis colectiva, convirtiéndose –como el Filósofo–, en un patrimonio colectivo; itinerante, porque es como el dinero, para contarse y al trasmitirse de boca en boca, se va enriqueciendo con la picardía popular; imperecedero, porque tampoco se sabe dónde ni cuándo terminará; atemporal, ya que rebasa los entretelones del tiempo y del espacio, convirtiéndose en acervo cultural; prolífico, porque surge de la fuente inagotable de una vena popular llena de chispa y perspicacia; multitemático, porque lo mismo se ríe de la muerte que de políticos, curas, gallegos, cornudos, diputados, presidentes o candidatos, a ninguno lo sube más o lo baja menos, y universal, porque lo mismo se cuenta en el norte, centro o sur de México, que en otras latitudes… en todos lados lo sienten suyo.

 

Tal es el caso de la frase: “El que tenga marranos que los amarre, el que no, po’s no.” Tengo entendido que ésta se conoce aproximadamente en el siglo XV en Europa; posteriormente en México, se le adjudica a Diego Romero, afamado alcalde de Lagos de Moreno, Jalisco, aunque en varios municipios del país se la atribuyen como oriunda de allí, argumentando que su presidente municipal colocó un letrero en el pasto de la plaza principal con esa leyenda.

 

¿Qué pasa? Pues que basados ingenuamente en la universalidad del humor, han hecho suya la frase… la sienten como propia.

 

Otros ejemplos de la universalidad del humor, se da en las siguientes dos anécdotas:

Se cuenta que “la célebre matrona que en la ciudad de México regenteaba una casa de damas, mejor conocida en el argot popular como ‘La Bandida’, cierto día atendió al ‘señor’ secretario de Hacienda, quien acompañado de varios amigos andaba de juerga y como era obvio, fue a parar a ese sitio. Al darse cuenta de las altas sumas que ahí se gastaban preguntó por la dueña, a quien le dijo:

Ustedes tienen grandes ingresos y no pagan impuestos, yo creo que es de justicia que también contribuyan como todos los demás, ¿cómo la ve?...

Cuentan que la interrogada le contestó:

A usté que es a todo dar, no lo quiero lastimar, ni perderme su amistad, por eso le voy a dar, tooditiita la mitad, de todo lo que nos entra.’”

 

Así mismo, en mi tierra se cuenta que un pela’o originario de Tampico, Tamaulipas, amigo del poeta popular Don Arnulfo Martínez, fue a Victoria y se reunió con él para tomar café, al platicar amenamente, el amigo le comentó a don Arnulfo que en el Puerto, una comisión del Puente del Moralillo había solicitado a una casa, que ni es pura ni casta, su cooperación para los trabajos de remodelación de dicho puente. Enterado don Arnulfo de tan singular petición, escribió esta pícara composición:

“Una ingenua comisión, del Puente de Moralillo, fue a un centro de prostitución, a pedir cooperación, ¿de dinero…? no, de ‘undillo.

 

Reunidas las irredentas, después de echadas sus cuentas y sin arrugar la cara, expresando buena gana, fueron de conformidad, que un día de cada semana de lo que a ellas les entrara… ¡les pasarían la mitad!

¡Y aquellos inocentes aceptaron la bondad!

filosofo2006@prodigy.net.mx


SEMANA SANTA

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Hoy parafraseo a Doménico Cieri Estrada quien afirma: “Escribir tiene magia, es aparecer entre la gente sin estar físicamente, es entrar en las almas sin tener que tocar la puerta”. Un sabio proverbio Chino afirma: “Un pájaro no canta porque tenga una respuesta. Canta porque tiene una canción

Este Filósofo escribe, en gratitud a ti que me haces el favor de leerme, que en la retroalimentación de tus correos, me enseñas que la vida tiene una vibración mágica, que une almas gemelas, para ir en pos de nuestros sueños.

 

Sólo requerimos contactar con nuestra sabiduría Divina, saber que somos una extensión de DIOS en la Tierra y salir al camino, despertando a la vida, experimentando la totalidad indivisible de la luz del alma, recibiendo el amor omnipotente, manteniendo la conciencia de que todo es posible, sólo requerimos fluir en armonía con el universo y viajar con la suficiente FE en las alforjas del alma.

 

Si HOY las cosas no van como quieres que vayan, no vayas con ellas, has un alto en tu camino, revisa lo que das, elevada más allá de los problemas y el dolor, contacta con tu espiritualidad, es más grande que la materia, despierta tu creatividad, pide con suficiente FE.

 

Para que HOY seas un faro que de luz al navegante, sólo necesitas hacer un ajuste en tus ritmos y tiempos, recuerda que en ésta vida todo llega a su tiempo y absolutamente todo tiene un ¿Para qué?

La mayor certeza que el hombre tiene es que vamos de paso, por eso sabiendo la transitoriedad de la existencia, HOY disfruta y ama a la vida, eso te llena de entusiasmo, atenúa la enfermedad del ego, te conduce a ver con los ojos del alma y confiar en tu corazón, que te recuerdan que: “Toda adversidad, dolor o crisis tiene tres cosas: 1.- Una solución, 2.- Una fecha de caducidad y 3.- Una enseñanza superior para tu vida

 

Termino cada uno de mis escritos, haciendo juegos malabares con el humor del mexicano, en el fondo es una manera sencilla de mantenerme agradecido con DIOS por la bendición de la vida; es cantar la palabra, lanzándola al viento, para sacar a flote el genio e ingenio humorístico que nos caracteriza, teniendo como reto divertirme y la ilusión de que tu querido lector, me acompañes con una sonrisa... eso me hace íntimamente feliz.

 

Cada día de la vida no es un ensayo, es un ejercicio para aprender, crecer y evolucionar y el mejor ejercicio para elevar tu autoestima, para reavivar el fuego del alma, para que se trasformes en un instrumento de paz y armonía, para recibir abundancia, es gozar de tu unicidad, siendo tú mismo, eso te lleva a crear y trabajar en lo que te gusta, a vivir con pasión, a dar y amar incondicionalmente, a bendecir la vida, a vivir en sana alegría y regalar una sonrisa desde el fondo del corazón.

 

Y esta Semana Santa y/o Semana Mayor, es un excelente espacio para vivir con pasión, reflexionar, en palabras del Papa Francisco: “Jesús, trabajó con manos de hombre, pensó con inteligencia de hombre, obró con voluntad de hombre, amó con corazón de hombre.

Este tiempo de Cuaresma a imitación de nuestro Maestro, experimente la alegría de dar, amar, consolar corazones afligidos y dar esperanza a tantos hermanos sumidos en el vacío. El amor nos hace semejantes, crea igualdad, derriba los muros y las distancias. Amor que es gracia, generosidad, deseo de proximidad, y que no duda en darse y sacrificarse por un hermano.” 1

Apropósito de Semana Santa dese permiso de gozar del encantamiento que tienen los más de 83 pueblos elevados a la categoría de mágicos en el país y quedara atrapado por sus encantos mágicos.

 

Resulta que en plena Semana Santa el viejo Filósofo pasa por la iglesia, el párroco lo ve y lo invita a la misa.

El Ffilósofo le dice:

–– Disculpe Padre… pero no puedo ¿Quién me cuida a mi burro el “pollino”?;

––  Dios te lo cuidará, hijo.

––  Bueno, –expresa el campesino de allá mesmo, y entra a la iglesia.

Cuando el Padre da inicio a la Santa misa dice:

–– ¡Dios está con nosotros!

El Filósofo se levanta y sale corriendo a la vez que dice:

––  ¡Entonces Padre!, ¿QUIÉN ‘INGAOS ME ESTÁ CUIDANDO AL BURRO?

 

1http://www.revistaecclesia.com/40-frases-del-papa-francisco-para-la-cuaresma-2014/ 2www.asiprensa.com.mx

filosofo2006@prodigy.net.mx


DIFÍCILES DE ENCONTRAR

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

 

Me encanta, me fascina, me cautiva la genialidad del sentido del humor del que los mexicanos gozamos, que para cada cosa, cada situación y cada persona siempre tenemos el humor exacto para hacer que surja esa chispa de vida que hace que brote a raudales a veces una sonrisa y otras una fuerte carcajada. 

 

Precisamente es de ahí de donde surge la vertiente del humor que el Filósofo posee, que plena de obviedad y con algo de sentido común, ¡ah! eso sí llena de amor a la vida, “pian pianito” ha ido desparramándose por la geografía nacional.

 

El sentido de obviedad que este viejo campesino posee, no tiene nada de fuera de lo común, nace de los entresijos del humor del mexicano y busca siempre ser agradable, sencillo, amable, respetuoso, porque bien sé que no puede desarrollarse en lo rimbombante, lo fastuoso, lo complicado o en el dramatismo que provee la solemnidad.

 

El humor del Filósofo pretende oler a humildad, a sencillez, a naturalidad, ser coloquial y sobre todo oler a pueblo; el humor forma parte de lo más íntimo de mi ser, si este flaquea veo las cosas diferentes… mi naturaleza se extenúa y casi desfallece.

 

Aquellos seres que están inflados por un ego enfermizo, que están llenos de odios, resentimientos, orgullo, ignoran el valor terapéutico de sonreír y con ello los dones que el buen humor posee, ignoran que una sonrisa es el camino más corto para el encuentro consigo mismo y para la felicidad. 

 

Este campesino ha aprendido de los viejos de los pueblos, -en los que abreva en su sabiduría-, que el humor es un auténtico arte de vida, un símbolo permanente de luz, una contraseña visible de que nuestra alma se encuentra abierta de par en par trasparentando la fuerza espiritual que Dios generosamente entrega en nuestra vida.

 

El Filósofo sabe una cosa que no han podido hacer el conjunto de crisis que lamentablemente nos impactan -seguridad, desempleo, económica, política, con la falta de resultados en el Congreso y por la ausencia de resultados en el ejecutivo federal, etc.- liquidar, cancelar, acabar con el extraordinario buen sentido del humor que el mexicano posee.

 

El buen sentido del humor del que goza el mexicano nos salva de cualquier infortunio, porque es la manera más extraordinaria de florecer ante el dramatismo de una política que no encuentra la salida del atolladero, es decir políticos nacionales que “no quieren queso… sino salir de la ratonera”.

 

El Filósofo de Güémez sabe que no hay cosa que más agrade al mexicano que dar consejos, por ello me atrevo a darle uno, goce la vida, disfrútela, regocíjese en el milagro del amor y con el sentido del humor, hágalo de tal manera “que cuando usted despierte hasta el mismo diablo se estremezca y diga… ¡en la madre, éste cabrón ya se levantó!” 

 

A propósito del buen sentido del humor del mexicano, atraídos por las bellezas naturales de la presa en Güémez, dos visitantes están pescando tranquilamente, a la vez que se “echan” unas cervecitas. Uno de ellos dice al otro:

 

— Fíjate que estoy pensando seriamente en divorciarme… mi vieja lleva tres meses sin hablar conmigo.

 

El otro, dándole un gran trago a su cerveza le responde:

 

— ‘Abrón po’s yo en tu lugar lo pensaría muy bien: Viejas como la tuya son muy… ¡DIFÍCILES DE ENCONTRAR!

filosofo2006@prodigy.net.mx


EL SECRETO DE LA VIDA

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

 

El extraordinario poeta, escritor y dramaturgo inglés William Shakespeare con diáfana sapiencia afirmó: “Siempre me siento feliz, ¿sabes por qué? Porque no espero nada de nadie; esperar siempre duele. Los problemas no son eternos, siempre tienen solución, lo único que no se resuelve es la muerte.

 

No permitas que nadie te insulte, te humille o te baje la autoestima. Los gritos son el arma de los cobardes, de los que no tienen la razón. Siempre encontrarás gente que te quiere culpar de sus fracasos, cada quien tiene lo que se merece.

 

Hay que ser fuertes y levantarse de los tropiezos que nos pone la vida para avisarnos que después de un túnel oscuro y lleno de soledad vienen cosas muy buenas ‘No hay mal que por bien no venga’ Por eso disfruta la vida porque es muy corta, ámala, sé feliz y siempre sonríe, sólo vive intensamente para ti y por ti, recuerda:

 

Antes de discutir… respira.

Antes de hablar… escucha.

Antes de criticar… examínate.

Antes de escribir… piensa.

Antes de herir… siente.

Antes de rendirte… intenta.

Antes de morir... ¡Vive!”1

 

Para el viejo campesino de Güémez, ese es el secreto de la vida, deja ya de sobrevivir y date tiempo para vivir plenamente, HOY, date tiempo para amar y sonreír, recuerda que tanto el amor como el humor, son las más íntimas manifestaciones democráticas del pueblo, que en ellos encuentra la más rica manera de florecer frente al dramatismo de la política y la híper solemnidad que muchos le dan a la vida.

 

Lo que pretende este Filósofo, es cumplir con dos propósitos: desentrañar el poder que generan en tu  vida el amor y el humor, y el tiempo ha enseñado a éste viejo campesino que el secreto es: que diariamente te hagas parte de ellos, encontrando “lo divino que hay en lo humano y lo humano que hay en lo divino”

 

A través de la energía vital que generan el amor y el humor, la adversidad, el dolor y todos los infortunios son el preámbulo del encuentro con la felicidad. Nacemos con el derecho inalienable del bien, del amor, de la alegría y la felicidad; el secreto de la vida está en que seas feliz y ayudes a que los demás lo sean también.

 

Cada nuevo amanecer pareciese que Dios me susurra al oído: HOY deja de vivir en el papel de víctima, con resabios, resentimientos, rencores, odios y sinsabores. Me encontrarás cuando aprendas a dar con amor y a vivir con alegría y buen sentido del humor, recuerda que tienen la magia de unirte a la vida y abrir tus canales de energía para que fluyas con la esperanza.

 

El que no vive en la energía poderosa del amor y la alegría, sufre de desánimo y de incomunicación, está privado de calidez humana, es un extraño en el camino del júbilo, está aquejado por la desesperanza. Mientras al abad Pombo, presumía orgulloso que jamás en su vida había reído, la existencia de San Francisco de Asís o San Juan Bosco, son un monumento al amor al prójimo y a la alegría, este último afirmaba: un santo triste… es un triste santo”.

 

A propósito de humor, resulta que viajaba el Filósofo en autobús a la frontera, cuando un gringo que iba a su lado le pregunta:

 

Dígameuu señourr, ¿me podría explicauurrr por queu campesinos mexicanous ser tan perspicaceuus?

 

Mire –dijo el viejo Filósofo– ¿Ve este hueso de cabrito? Tiene todas las propiedades vitamínicas, hierro, potasio y el fósforo, necesarios para el cerebro y chupándolo mucho se absorben sus propiedades.

 

¡Houu que maravillauu!  y ¿me podriaauu darmeuu a probauur?

 

¡¡Claro que sí!! –dice el campesino de allá mesmo–, le propongo un trato, usted me da su sándwich y yo le doy el hueso de cabrito.

 

¡¡Okey!! –dice el gringo–.

 

Hacen el cambio, y el Filósofo con ancestral hambre devora el sándwich. El gringo que chupaba el hueso le dice:

 

Me dau la impresiouuun que usteuud hacermeuu pendejouu.

El Filósofo lo mira y le dice:

 

¿Ve mi güero?, ¡YA ESTÁ HACIENDO EFECTO EL HUESO DEL CABRITO!            

 

filosofo2006@prodigy.net.mx


EL PODER DE TUS SUEÑOS

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

 

Albert Einstein afirmó: “No dejes nunca de soñar. Empezamos a ser viejos cuando dejamos de soñar, ¿Qué sería del mundo sin los soñadores?

 

Para éste viejo Filósofo, los sueños te enseñan que vale la pena luchar para encontrar el sentido de tu vida; soñar tiene la magia de vivir con intensidad lo que pronto llegará a ti, los sueños se cumplen cuando crees en ti, cuando haces tu trabajo con pasión, con tal intensidad que le das luz a tu vida.

 

Soñar, es “ser héroes de nosotros mismos”; es concentrar tu vida en un instante, porque eso es la vida, un rico entreveramiento de instantes y sueños; los sueños y los instantes, son parte de un mismo camino a tu realización personal.

 

Cuando te das permiso de soñar, cuando piensas en grande, cuando haces tuyos los sueños, develas un manto mágico, tras el que se esconde una inagotable fuente de poder, de donde emana tantos dones y bienes, que te maravillan con el inacabable tesoro que hay en tu alma, entonces el universo –que cuando crees en ti mismo conspira a tu favor– te sorprende al hacerlos realidad. 

 

No hay hombre ni mujer que haya llegado a la cima del éxito, que no haya transitado por el camino de los sueños, los tropiezos, el esfuerzo personal y la realización, para ver que se hacen realidad.

 

Soñar, es descubrir el poder del amor, la fuerza de ser; es creer en ti mismo; es disfrutar la rica tersura de la vida; es no claudicar en lo que deseas; es pasar con determinación, coraje y trabajo duro, de lo imposible, a lo posible, y llegar a lo realizable; es mantener un rico enamoramiento con la vida.

 

No envejeces con los años, sino cuando no crees en el poder de los sueños. “Soñar, es tener a la mano respuestas a las interrogantes de la vida, eres joven eterno cuando te atreves a vivir el poder de tus sueños, cuando vas en pos de ellos; los sueños son una premonición de lo que atraes a ti con el poder de la atracción” Sabiendo que llegaste a vivir a plenitud cada instante de tu vida, DIOS te provee del poder de soñar, de la fuerza de la perseverancia, la disciplina, la constancia para enfrentar el miedo a fracasar; luchar para ir tras tus sueños y hacer realidad tus aspiraciones.

 

HOY abre los ojos de tu alma, despierta tus sentidos, para que escuches, para que sientas el valor, la fuerza, el poder tus sueños, ahí está la llave del cofre del tesoro de tu vida, sólo te advierto “ten cuidado con lo que sueñas, porque bueno o malo se te va a hacer realidad

 

La vida diariamente tiene regalos para ti, la mayoría no vienen envueltos, pero son regalos, para este Filósofo, uno de ellos, es haber conocido a un joven soñador, Guillermo Sánchez Guzmán “Memus” un joven “cachanilla” sencillo, amable, brillante, enamorado de la rica tersura de la vida.

 

Desde muy joven se atrevió a aterrizar sus sueños, se convirtió en amigo de grandes genios de la música, entre ellos destacó a Juan Gabriel y “Chavela” Vargas. Los más recientes años de su vida los pasó a su lado, enriqueciendo sus haberes y saberes. Cuenta que “Chavela” Vargas era un talento natural que hacia vibrar corazones con su música, siempre había cautivado a sus seguidores en cantinas, centros nocturnos, bares, centros de variedad; a sus 72 años, soñó en dar un giro a sus actuaciones, entonces por primera vez se presentó en la Sala Caracol de Madrid, los grandes escenarios del mundo se abrieron a ésta soñadora, en donde triunfó a grado tal de convertirse en la principal expositora de la música mexicana en el extranjero.

 

El paso de los años y alcoholismo deterioraron su salud, en una reunión con un grupo de amigos a sus 93 años les dijo:

 

Tengo dos sueños: 1.- Cantar en Bellas Artes, y 2.- Despedirme cantando en España.

 

Al unísono sus amigos le dijeron: — ¡Estás vieja!, ¡Estas enferma!, ¡No tienes fuerzas, estás cansada!

 

Ella simplemente respondió: — ¡Tengo dos sueños!  

 

En abril de 2012, a sus 93 años se cumplió su primer sueño, la homenajearon en Bellas Artes, ahí cuando cantaba “La Llorona”, a media canción improvisó:           

 

“Y aquí termina una historia,

que comenzó de la nada,

dame la mano llorona

que vengo muy lastimada;

Señora, dame la mano

que vengo mucho muy cansada”

[…Su alma se preparaba para el encuentro final]

 

El 6 de julio de 2012 se cumplió su segundo sueño, cantó en la Casa Estudiantes, en Madrid, la acompañaron en el escenario Miguel Poveda y Martirio, al poco tiempo, se encontraría con la muerte.

 

Apropósito de sueños, resulta que llega un periodista con el Filósofo y le pregunta:

 

Siempre te veo de buenas, ¿a qué se debe?, ¿qué tomas?

Dos cosas –respondió el Filósofo: 1.- Se debe a que tengo sueños, y 2.- que ¡TOMO DECISIONES!

 

filosofo2006@prodigy.net.mx


¡CREÍ QUE ME FALTABA CALCIO!

 

En la obra clásica “Historia de dos ciudades” de Charles Dickens describe su época pero también la nuestra cuando dice:

 

“Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos; la edad de la sabiduría, y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación; todo lo poseíamos, pero no teníamos nada”.

 

El texto nos dice todo y no nos dice nada, quizás busque traslucir la ausencia de moralidad en las relaciones humanas, la falta de sensibilidad humana en la ciencia, la escasez del carácter en el conocimiento, la carencia de la ética en los negocios, la necesidad de principios en la política y la carencia de trabajo para conseguir riquezas.

 

En síntesis, el mensaje de la obra pudiese ser que no se pueden tomar decisiones eternas sin que haya consecuencias eternas.

 

Hay una fábula en cuanto a Euclides, El faraón y la geometría. Se cuenta que el Faraón, asombrado por algunas de las explicaciones y demostraciones de Euclides, tuvo el deseo de aprender geometría y Euclides sin límite alguno empezó a enseñarle.

 

Al estudiarla por un breve periodo, el faraón hizo llamar a Euclides diciéndole que el proceso era demasiado lento para él. Él era faraón y debería haber un atajo más corto, no deseaba utilizar todo su tiempo aprendiendo geometría y fue entonces cuando Euclides expresó una verdad tan contundente como un axioma matemático: “No hay un atajo real para la geometría”

 

Igual no existe un atajo real para ser feliz, para triunfar, ni para tener éxito si no hay gran empeño, paz y armonía en tu interior, una visión positiva de futuro y un propósito de vida.

 

La calificación más alta es el resultado de cada tema, de cada prueba, de cada clase, de cada examen, de cada trabajo. Cada esfuerzo, cada acto perseverante, cada decisión correcta te lleva a cumplir tus propósitos.

 

Es importante que tu vida tenga rumbo, propósitos, quien lo tiene, tiene la mitad del camino recorrido. Un hombre sin propósito es como un barco sin timón, un desamparado, un don nadie, tener un propósito en la vida le da tanta fuerza, a tu mente, a tu cuerpo, a tus músculos, a tu espíritu, como la brújula da rumbo al navegante.

 

Quizá la tarea más importante sea hacer florecer tu espíritu, desarrollar tu esencia, darte cuenta de lo que eres a través del autoconocimiento, que no es otra cosa que el camino de la liberación de tus miedos y rencores, lograr una revolución sobre ti mismo.

 

En el jardín del alma se pueden cultivar otras flores como el humor, la esperanza y el amor.

 

Las flores de tu jardín alegran tu vida. Planta flores, planta humor, esperanza y amor. Verás como en tu alma brilla una perenne primavera. Si aquí descubres algunas flores para tu jardín, córtalas; son tuyas. Así como la naturaleza florece en Primavera, tu esencia también puede florecer llevándote al encuentro de tu luz, al redescubrimiento de lo que eres, sólo tienes que afrontar el sentimiento de partir para valor la alegría del regreso, principiar a moler los granos del trigo para conocer el sabor del pan, en síntesis arriesgarte a perder para tener la oportunidad clara de ganar.

 

Para conseguir éxito en tus tareas es fundamental planear tu futuro con un propósito, porque “aquél que no sabe a dónde va, jamás encontrará el camino”

 

Lo anterior me recuerda a Epitafio –el viejo bolero del pueblo– que se encontraba algo confundido por la situación que estaba viviendo en su matrimonio, por lo que decide visitar al afamado doctor Roldan:

 

–– Doctor, tengo un problema, mi mujer me está engañando y no me crecen los cuernos.

El galeno estupefacto dice:

–– ¡Pero lo de cuernos es un decir, una metáfora, una ficción! realmente los cuernos no crecen.

–– ¡Ay, qué alivio, doctor!... ¡CREÍ QUE ME FALTABA CALCIO!

 

 

filosofo2006@prodigy.net.mx


¡¡¡PORQUE ESTOY CONTIGO!!!

 

El Filósofo de Güémez es un personaje del noreste mexicano, que conoce a profundidad al ser humano con sus alegrías y miserias, destaca por una filosofía llena de sencillez, obviedad y sentido común,  que le ha valido para trascender las chulas fronteras del norte, por su genio, ingenio y aparente buena fe.

 

El humor de éste filósofo nunca buscará agraviar, más bien agradar, no ofender sino sacar esa chispa de mexicanidad que en el humor todos llevamos dentro.

 

El sentido del humor que nos diferencia de los animales, nos permite revelarnos a nosotros mismos y encontrar esa lógica sutil que diferencia lo serio de lo tonto y  lo tonto de los serio; el Filósofo utilizando el sentido del “sin sentido” que caracteriza al humor, llena de gracia nuestra vida con  sus anécdotas y frases  como:

 

“Las semillas de tomate son como las suegras…

¡nadie sabe pá que ingaos sirven, pero ya vienen incluidas!”

 

“Los hombres mentirían menos… ¡si las mujeres no preguntaran tanto!”

 

“El guisado de res es como las mujeres… ¡no hay que dejarlo enfriar!”

 

“Las bolsas de las mujeres son como los conventos… ¡tienen ‘ingos de madres adentro!”

 

“La vida es como las mujeres… ¡más inteligentes que nosotros!”

 

“En la vida no hay mujeres gordas… ¡hay mujeres llenas de amor!”

 

“Hay mujeres que son como las matemáticas: difíciles de entender… ¡pero indispensables pa’ vivir!”

 

El buen sentido del humor, te mantiene la cordura y aunque aparentemente es algo simple, cuando te atreves a aprovechar tu presente desde lo simple y cotidiano, la vida se vuelve simple como el amor y también los milagros... ¡se vuelven cotidianos!

 

Eso del humor me recuerda a Wilialdo el papá del Filósofo quien platicaba con su esposa:

–– Fíjate vieja que la maestra de la escuela está sorprendida con nuestro muchacho, dizque dice que es un filosofito, que tiene mucha agilidad mental y que es muy vivo. ¿Sabes una cosa? Le voy a dar una lección al muchacho, nomás pa’ que vea que le falta mucho por aprender.

 

Al día siguiente con el itacate hecho por su madre partió el niño filosofito en compañía de su padre a recorrer la serranía güemense, subieron sierras, bajaron valles, cortaron caminos por veredas; a eso de la una de la tarde el niño ya a punto de desfallecer de hambre, es invitado por su padre a hacer un alto en el camino, para juntar leña y calentar el lonche y el café.

 

–– Sabe mi’jito ¿‘onde estamos?

–– ¡No apá!

–– ¿Sabe pa’ donde queda Güémez?

–– ¡No apá!

–– ¿Sabe pa’ donde queda Victoria?

–– ¡No apá!

–– Entonces llego a la conclusión de que estas perdido

–– ¡A qué no, ap’a!

–– ¿No? ¿Por qué?

–– ¡¡¡Porque estoy contigo!!!

 

 

Que igual le suceda a usted si esta diariamente lleno de amor, humor y fe, estará con DIOS y…si está con DIOS, ¡NUNCA ESTARÁ PERDIDO!


EL AGUA

Por Ramón Durón Ruíz (†)

De mi querido amigo Dn Armando Fuentes Aguirre “Catón” escuché el siguiente cuento que le adapto como historia de vida al Filósofo de Güémez: “Resulta que una fuerte algarabía se escuchó por las calles del pueblo, eran los jóvenes seminaristas que en el autobús de la escuela entonaban con alegría los más hermosos cantos religiosos, el camión hizo alto en la casa del Filósofo, descendiendo de él los 30 estudiantes del seminario, mismos que, como ‘Pedro por su casa’, entraron al florido patio de la casa del personaje de allá mesmo.

 

Éste se apersonó ante ellos llevando las siete escasas sillas de palma que tenía, en las que rápidamente se apoltronaron igual número de jóvenes, el resto se sentó en el bien barrido piso de tierra, haciendo un semicírculo en torno al viejo campesino:

–– Venimos a verte –dijo Berlandino–, porque el próximo domingo nos ordenan como sacerdotes y queremos que con tu sabiduría de vida nos enseñes un milagro.

 

–– ¿Cuántos de ustedes –dijo amablemente el Filósofo–, llegaron aquí a despedirse de la vida, porque el cáncer terminal acaba con ella hoy?

–– Es que no me entendiste –dijo Berlandino–, ¡queremos que nos muestres un milagro!

–– ¡Ah!, discúlpame, mijito –dijo el viejo–, bueno, ¿cuántos de ustedes llegaron en silla de ruedas, sin piernas, afectados gravemente de su salud y cegados por la diabetes mellitus?

–– No, no has entendido que todos queremos que nos enseñes un milagro.

 

––Disculpen la ignorancia de este campesino –dijo el Filósofo–, ¿cuántos de ustedes perdieron a su familia en los recientes ataques de Israel a los Palestinos en la franja de Gaza?

–– ¡No! –dijo nuevamente Berlandino–, no has entendido, queremos que nos muestres un milagro.

–– Bueno, es que ustedes quieren un milagro –respondió el anciano, y recorriendo amablemente con su vista a todos los seminaristas les dijo–: ¡aquí tienen 30!”.

 

La moraleja de la lección es muy sencilla: cuántas veces por la mañana nos levantamos en busca de los logros materiales, políticos o económicos, olvidándonos de regocijarnos en los pequeños milagros de vida que están a nuestro alcance: la familia, el amor, la vivienda, la salud, la amistad, el entusiasmo, el trabajo, la felicidad, la comida, etc.

 

Por ejemplo, nuestro cuerpo, compuesto en un 70% de agua, obviamente requiere este líquido para su mantenimiento y limpieza, pero escasamente lo valoramos –porque por el momento la tenemos a la mano sin dificultad.

 

El agua es salud, así lo dicen las abuelas y viejos de nuestros pueblos en su rica tradición oral. El científico Iván Troncoso afirma que: “Los principales beneficios del agua son: Transportar nutrientes y productos de deshechos, dando un mantenimiento celular a nuestro cuerpo, participa activamente en la digestión y el metabolismo; regula la temperatura y disuelve sales minerales, vitaminas, aminoácidos, glucosa y otras moléculas pequeñas”.

 

      Por otra parte, el doctor Masaru Emoto, en su más reciente libro El poder curativo del agua, habla del poder terapéutico de la misma. Sostiene que “el agua está viva, que el agua celular de una persona puede reestructurarse armónicamente bebiendo agua, que ésta no sólo tiene propiedades curativas y de limpieza, sino también espirituales”, además afirma que “existe una estrecha relación entre el agua y la salud”. El doctor Emoto nos invita a meditar sobre “la magia del agua en nuestra vida”.

 

Una receta de nuestras abuelas es: beber agua en ayunas, antes de lavarse los dientes, impactará benéficamente en su salud, atacando más de 30 enfermedades como: dolor de cabeza y cuerpo, artritis, taquicardia, exceso de gordura, enfermedades urinarias y del riñón, gastritis, constipación, útero, enfermedades del oído, nariz, garganta, cáncer, etc.

El agua es un milagro de vida que está a tu disposición... ¡USTED TIENE LA PALABRA!

Por el Filósofo de Güémez dice: “Si el cuerpo está compuesto por  un 60% de agua, hay mujeres que no están gordas… ¡ESTÁN  INUNDADAS!

filosofo2006@prodigy.net.mx


ELECCIÓN

Por Ramón Durón Ruíz (†)

El Filósofo de Güémez jamás termina de divertirse, siempre inicia el día riéndose consigo y de sí mismo, reconoce al Señor en todo lo que encuentra, es el camino a su paz interior y a la sabiduría, se mantiene atento a las necesidades de los demás, sin sentirse indispensable, sabe que nada de lo que tiene le pertenece, ¡aahh! y no se olvida de ser feliz.

 

Diariamente mira con seriedad las pequeñas cosas de la vida y con tranquilidad las grandes, con el mejor amigo del hombre –el tiempo– ha aprendido a apreciar un abrazo y una sonrisa y a olvidar un agravio, siempre piensa antes de actuar.

 

El viejo campesino sabe que:

Las cosas materiales… son de la sociedad,

Los recuerdos… de la mente,

Los talentos… de las circunstancias,

Los amigos… de la vida,

Tu cuerpo…del polvo y

Tu alma…de Dios.

Entiende, que desde la cosmovisión que te heredaron tus viejos, cada día es una ocasión especial; que la vida es un conjunto de experiencias para vivirlas y gozarlas, por eso diariamente abre tus brazos al cambio, sin perder tus valores.

 

Lo que mejor atesores son los momentos, porque la vida es sólo eso… momentos, disfruta a plenitud, en su totalidad, el HOY, tu trabajo es escoger que clase de día vas a construir, HOY puedes quejarte por el exceso de calor o frio, o bendecir a Dios porque te da un día más de vida.

 

HOY puedes estar triste porque no tienes la ropa y calzado de marca que quieres o agradecer que tienes la salud de tu cuerpo, también puedes quejarte de escasez de salud o regocijarte porque estas vivo.

 

La elección adecuada te ayuda a estar bien, sabiendo que no son las cosas ni los acontecimientos lo que te hacen sentir mal, sino que es el modo en que eliges transitar por la vida lo que te ayuda a estar bien; elegir amor, crea amor, elegir odio crea odio; es una relación infinita.

 

HOY, este Filosofo habrá de elegir amar, en vez de odiar; reír en vez de llorar, crear en lugar de destruir, perseverar en lugar de renunciar; alabar en vez de criticar; actuar en vez de aplazar; crecer en lugar de corromperme; orar en vez de maldecir, viajar en vez de estancarse, lavar en vez de ensuciar, ayudar en lugar de hundir; dar la mano en lugar de dar la espalda.

 

Lo anterior me recuerda el humor del mexicano que dice que somos un país privilegiado, porque:

Sólo en México… está bien hecho, lo hecho en México.

Sólo en México…una pizza puede llegar más rápido que los bomberos.

Sólo en México… es más fácil encontrar un expendio de cerveza que un policía.

Sólo en México…es más fácil ser asaltado que conseguir empleo.

Sólo en México…en un restaurante la gente ordena: pozole, menudo, quesadillas, sopes, tacos, gorditas, un pay de chocolate… y un refresco de dieta.

Sólo en México… las filas en las cajas rápidas son más lentas.

Sólo en México… los indígenas de las zonas turísticas hablan inglés, francés, alemán, italiano y entienden poco el español.

Sólo en México… a los pendejos les va bien; mira ese pendejo ¡qué vieja trae!, mira a ese pendejo ¡el carrazo en el que va!, mira ese pendejo ¡qué casona tiene!

filosofo2006@prodigy.net.mx


APRENDIENDO A VIVIR

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Agradezco en todo lo que vale a quienes generosamente me envían decenas de correos, este, particularmente me encanta y me permito parafrasearlo para usted:

“Cada nuevo amanecer Dios te bendice al obsequiarte:

Un lápiz, para que tengas la sensibilidad de trazar los más espectaculares planes.

Un borrador, para que seas capaz de borrar el dolor, los fracasos y los errores del pasado.

Una caja con bolígrafos de colores, para que colorees el día más hermoso de tu vida.

 

Una moneda, para que jamás digas: “No tengo ni un peso”

Una liga, para que aprendas a ser más flexible.

Un chocolate, para que recuerdes lo dulce que es la vida.

Una semilla, para que todo florezca al lado de tu camino.

Una pinza, para que recuerdes evitar abrir la boca cuando no debes.

Una lupa, para que enfoques y veas muy bien todo lo maravilloso que eres.

Un lazo… para que seas capaz de mantener unido lo que es importante para ti.”

 

La palabra, para que recuerdes que si la transformación es lingüística, sepas que en ella se engloba la fuerza del amor que te ha traído a esta vida; y el buen sentido del humor y una sonrisa… para que a la gente que toques con ella, sienta el poder de la alegría y la magia de la felicidad que hay en la vida.

 

El viejo Filósofo trabaja diariamente en torno a la alegría, la felicidad, la sonrisa y el buen sentido del humor, será porque los años me han ayudado a concebir que, vivir con el entrecejo fruncido, con desanimo, de malas, triste y deprimido crean enfermedades y disminuyen el poder de tu sistema inmunológico.

 

El buen sentido del humor, la alegría y la felicidad, generan en tu existencia una rica armonía e interconexión de todos los sistemas: el sistema nervioso central, el nervioso periférico, el endocrino y el inmunológico, que con una cosa aparentemente simple como sonreír o ser feliz, –con lo que eres y lo que tienes– prolongan como por arte de magia tu estado de bienestar.

 

Lo anterior no es descubrir que el agua se calienta en la lumbre, desde hace varios siglos, François Rabelais fue pionero en recetar el humor como método para aliviar los sufrimientos, aconsejaba la risa como método de curación. El libro de la sabiduría, La Biblia dice: “Cuando el corazón está alegre, la vida es más larga…”

El sistema inmunológico es sabio, –porque vibra con tu íntima naturaleza– proporciona los mecanismos necesarios que permiten aliviar el dolor y atraer la sanidad a tu vida, creando unas neurohormonas llamadas endorfinas, que mitigan la sensación de dolor.

 

La risa, la alegría, la felicidad y el buen sentido del humor, son tan simples como mágicos, porque son capaces de generar un estado de bienestar, que además de mantener tu cuerpo sano, también te ayudan a recuperar la salud física y mental. Es bien cierto que un estado de ánimo alegre no elimina los problemas, pero te lleva a verlos desde la rica policromía que generan la esperanza, la fe y el optimismo... que te conducen a creer que lo que viene es lo mejor para ti.

 

Cuando gozas del estado de bienestar concebido por la alegría y el humor, tu cuerpo libera endorfinas que refuerzan tu sistema inmunológico, beneficiando el diafragma, masajeando tus órganos internos, nivelando el ritmo cardiaco y disminuyendo la tensión de los músculos.

 

Los beneficios mentales que se obtienen con el humor, te llevan a ver la vida desde un punto de vista más positivo, eliminas la angustia, atenúas la depresión, aumentas tu tono anímico –que te hace más creativo– facilita tu comunicación, en general... ¡te induce una sana relajación y un sueño reparador!

Nunca olvides que todos “Somos seres imperfectos… aprendiendo a vivir”.

Por eso el viejo Filósofo dice:

“No te tomes la vida en serio, de todas maneras… ¡NO SALDRÁS VIVO DE ELLA!”

“La vida es todo aquello que pasa, mientras uno está ocupado…

¡PERDIENDO EL TIEMPO EN OTRAS PENDEJADAS!”

“La vida es una enciclopedia… ¡EN TOMOS DE 365 PÁGINAS!”

filosofo2006@prodigy.net.mx


CON RECETA… ¡YA ES OTRA COSA!

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Y alal ad-Din Muhammad Rumi dijo: “Disfrutemos del amor, […por nosotros y], por los demás, para que éste planeta pueda por fin evolucionar y convertirse en un lugar mejor,  en el que todos los seres humanos vivan su propio Paraíso en la Tierra

Es la alta frecuencia del amor, la que trasforma el presente, pasado y futuro del ser humano, en un paraíso, en un cielo en la tierra. El ser humano tiene, como los cuatro puntos cardinales, cuatro cielos:

1.- El cielo de su cuerpo; 2.- El cielo de su hogar; 3.- El cielo de su trabajo o tarea y 4.- El cielo de su alma.

Cuando te das tiempo para vivir tus cuatro cielos con el poder de amor, se alinea tu alma, mente y cuerpo, con el universo, potencializándose tus dones, abriendo tu ser al milagro de la vida.

 

Dios envió a tu vida un milagro que todo lo transforma, que te convierte en ser nuevo, es un prodigio capaz de iluminar el camino, de dar alas a tus sueños para volar hasta el infinito, dejando salir las emociones para creer en ti mismo y llegar hasta tu libertad; ese milagro se llama amor.

 

El amor todo lo puede, bajo su poder no hay imposibles, es tan grande, tan fuerte, que aun en su más mínima expresión aligera tu carga, bendice tus días, alivia todos los dolores, carga emotivamente tus pilas, elimina tus penas, sosiega tus temores y sana tus males. Qué tan grande será el poder del amor que Dios creó al hombre a su imagen y semejanza como un acto de amor.

 

Si reconoces que en la temporalidad de la vida, sólo vamos de paso, HOY comunica todo tu amor, –que no se quede nada en el casillero de tu alma–, ama con pasión y haz tu tarea: “si trabajas, trabajarás con amor; si das, darás con amor; si callas, callarás con amor; si gritas, gritarás con amor; si corriges, corregirás con amor; si perdonas, perdonarás con amor. Si tienes el amor arraigado en tu alma, ninguna otra cosa, sino amor… ¡serán tus frutos!”

 

Bajo la premisa del amor viven todos los bienes del hombre: la amistad, la fe, la esperanza, etc. El amor multiplica tus potencialidades de vida, es el camino directo hacia ti mismo, es la manera más hermosa para celebrar el nuevo día, la vía más rápida para encontrar el sentido de tu existencia; tiene esa alquímica capacidad de hacer que las cosas que te suceden diariamente hagan que tu vida sea algo espectacular.

 

Amor y amistad son indisolubles, cuando reconoces que un amigo, es un peldaño vital que te ayuda a ascender en la escalera de la vida, y que el centro de la amistad es el amor, tu vida se redimensiona, llega a ti un impresionante crecimiento físico y espiritual, que te lleva a creer en ti e ir en pos de tus sueños.

 

Que maravilloso es amar, –es la miel del cielo– en el fondo es regocijarte con la alegría, con el éxito y la felicidad de un amigo o abrazarlo en su soledad y tristeza, es poner tu felicidad en su cuerpo y alma.

El viejo Filósofo ha aprendido que: El amor y la amistad inspiran, estar inspirado, es entrar en contacto con tu espíritu; amor y amistad son un intercambio maravilloso de energía vital y “son como la lumbre de los leños; si no se comunica… ¡se apaga!

 

Este 14 de Febrero, bendice el amor honra la amistad; en el juego de la vida son una prodigiosa luz que te levanta cuantas veces tengas tropiezos; son un hombro en el que puedas enjugar tu llanto y en el que tus penas se harán menos.

El tiempo te enseñará cuánta razón hay en el sabio proverbio mongol:

El victorioso tiene muchos amigos… El vencido, buenos amigos.”

 

Deseo que tengas los suficientes amigos, que tengan la amorosa virtud de trocar tus sufrimientos por felicidad, amigos que le den aire a tus alas y te inviten a ir en pos de tus sueños, sabiendo que no tienes nada que perder y mucho, demasiado que ganar. ¡Feliz Día de San Valentín!

Resulta que llega una mujer a la botica del pueblo, después de saludar amablemente al boticario, le dice:

––  Por favor, quiero comprar arsénico.

–– Discúlpeme, pero no puedo vender eso nomás así ¡Es veneno!... ¿Pa´ qué lo quiere?

–– ¡Pa’ matar a mi marido!

–– “Pior” tantito, para ese propósito.... ¡¡Claro que no le voy a vender!!

La mujer abre la bolsa y le muestra una fotografía del marido, en donde abraza y besa a su mujer.

–– ¡Ah bueno! –dice el boticario– así con receta… ¡YA ES OTRA COSA!

filosofo2006@prodigy.net.mx


¡… LEVÁNTANTE!

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Hay una historia que me encanta y que HOY parafraseo: “Para reflexionar sobre las maravillas de la vida, la maestra de grupo de la escuela primaria pidió a sus alumnos que nombraran lo que ellos pensaban eran las 7 Maravillas del Mundo moderno. Después de un rato de lluvia de nombres, las siguientes fueron las que más votos recibieron:

1)    las pirámides de Egipto; 2) el Taj Mahal; 3) el Cañón de Colorado; 4) el Canal de Panamá; 5) el edificio Empire State; 6) la Basílica de San Pedro, y 7) la Muralla China.

2)     La maestra notó que había una niña que no había participado en el ejercicio. Así que le preguntó:

-¿Tienes alguna diferencia con el listado?

-¡Sí, maestra!

Entonces la profesora le dijo:

-Bueno pues léenos tú lista para conocerla.

 

Fue entonces cuando la niña dijo:

[…Yo creo que las siete maravillas del mundo son: 1) la maravilla de la Oración; 2) la maravilla del Amor; 3) la maravilla de la Gratitud; 4) la maravilla de la Elección; 5) la maravilla del Perdón; 6) la maravilla del Dar, y 7) la maravilla del Humor.]

Los niños guardaron silencio a tal punto que si se hubiera caído un alfiler, se hubiera escuchado [su compañera en su infantil ingenuidad aparente, había descubierto las bendiciones que diariamente la vida tiene para nosotros]; en el fondo, las cosas simples y ordinarias que tomamos como triviales, son sencillamente maravillosas. Las cosas más preciadas de la vida, no se pueden construir con la mano, ni se pueden comprar con dinero. Esas son las que nos da Dios.” 1

 

Concertar tu mente, cuerpo y espíritu te conduce a la armonía y con ello, a la indispensable sanación, a evitar o eliminar la enfermedad. Reflexiona y toma conciencia de que eres mucho más que un cuerpo, sabiendo que las personas no sólo enferman del cuerpo, también enferman del alma, porque hay algo adentro, emociones reprimidas, como odio, rencor, resentimiento que no has soltado, que te has olvidado de procesar, mismas que inevitablemente impactarán en tu salud, manifestándose a través del dolor o la enfermedad.

 

Recuerda que un porcentaje alto de las enfermedades tienen un origen psicosomático.

A propósito de reflexionar, recién celebramos el 5 de febrero un aniversario más de la promulgación de nuestra Carta Magna, es por ello que vale la pena reflexionar sobre dos cuestiones: 1.- La fecundidad creativa de nuestra Constitución, que transformó “la sensibilidad vital” y los ideales revolucionarios (educación, tierra, municipio libre, garantías laborales, etc.) en Ley Suprema e instituciones, sentando las bases para el cambio pacífico.

 

2.- Sobre la imperiosa necesidad de cómo unidos avanzar, “evitando las falsas disputas o los innecesarios debates anacrónicos”, que a nada conducen, que no sea la confrontación estéril y que en una época de crisis, como la presente, sólo promueve el desaliento. 

Es tiempo de reflexionar por México con desprendimiento, ajenos a la pasión partidaria, a la actitud sectaria, reclamando a todos su sentido de Patria.

 

Parafraseando el humor del mexicano, en la revolución se publicaban distintas revistas, Multicolor, una de ellas, –editada en 1911– dirigía frecuentemente críticas al Presidente Francisco I. Madero, satirizando sus prácticas espiritistas. Según la revista, un periodista norteamericano lo entrevistó:

–– “¿Es verdad, señor Presidente, que practica el espiritismo?

–– Es correcto –respondió el “Apóstol de la Democracia”.

–– ¿Y le han hablado alguna vez los espíritus de sus antepasados?

–– Sí, una vez que me encontraba acostado oí la voz de mi abuelo que me decía: –– ¡Pancho, levántate!

–– ¿Y usted qué hizo?

–– ¡Pues me levanté en armas!

–– Oiga, ¿y nunca volvió a hablar con su abuelo?

–– Sí, en otra ocasión.

–– ¿Y qué le dijo?

–– ‘Te dije que te levantaras... ¡PERO DE LA CAMA!’” 

1 www.mentecreativa.org

filosofo2006@prodigy.net.mx


¡SIN QUE NADIE SE ENTERE!

 

Charles Chaplin decía que “la vida es mucha para ser insignificante”, y en verdad que este viejo Filósofo entiende la vida como un regalo divino para sonreír, gozar, disfrutar, ser feliz, sabiendo que “estás demasiado bendecido… como para angustiarte y estresarte

HOY, lleno de la fuerza del entusiasmo y el poder de la fe, sal al encuentro de las cientos de bendiciones que Dios provee para ti, éste es el día, aquí es el lugar, en el que los problemas sean pocos y pobres y tú un triunfador, que deje de ser crónicamente insatisfecho, y al ser agradecido, encuentres lo sagrado de cada paso del camino.

 

Nunca olvides que “no hay ser humano que se ha olvidado de la mano de Dios”, en el camino de la vida aprenderás que esta es una hermosa escuela, en la que llegas para aprender que cada día trae una lección… y algunas enseñanzas son para siempre.

 

Hay una vieja expresión, que dice: “No sólo de pan vive el hombre” y a mi modesto entender, es que la vida es mucho más que sólo el aspecto físico, está también el mental y el espiritual, cuando tienes la inteligencia y el amor de trabajar en armonizarlos, alineas tus poderes con el universo y sólo abundancia de dones y de bienes llegan a tu vida.

 

Este campesino está lleno de la espiritualidad que en casa me inculcaron, porque sé, −bien que sé− qué ésta, ayuda a evolucionar, a encontrarte con la paz interior, te libera de la pesada carga del resentimiento y enseña las bondades del perdón y el dar en humildad.

 

He aprendido con el paso de los años, que ser espiritual, agradecer y sonreír a la vida enriquece el alma que anida en tu ser, te apertura la conciencia que trasciende el ego, llevándote a ser feliz en el aquí y el ahora, haciendo de tu existencia una historia maravillosa, con la plenitud del amor y la esperanza que se aloja en tu interior.

 

Hay tantos caminos como tu busques para gozar la vida, todos son buenos, no hay uno mejor que otro: amar mucho y perdonar más, te ayuda para reconciliarte con tu pasado; de igual manera, recibir el nuevo amanecer con gratitud; orar, es el camino al encuentro con la paz interior y tu grandeza; aprender a dar; desinfla tu ego… pero sin duda alguna lo fundamental es que trabajes en construir tu felicidad y alegría…. Sonríe.

 

Cuando sonríes, tu cuerpo se predispone para disfrutar la vida abundantemente; inconscientemente envías más oxígeno a tu cuerpo. Los budistas sostienen que diez minutos de risa, equivalen a varias horas de meditación y, que es meditar sino ir al encuentro con tu paz y tu poder interior.

 

La vida es demasiado breve para andar todo el tiempo de malas, frunciendo el ceño, repartiendo culpas. No olvides que el buen sentido del humor es altamente terapéutico, ataca el estrés, la angustia y la ansiedad, disminuye la hipertensión, fortalece no sólo las ganas de vivir, también de bien vivir, manda el mensaje al cerebro de que todo está bien y este lo reenvía a todo el organismo.

 

Además, fortalece tu autoestima, enriqueciendo tu creatividad, debilitando tus miedos y dándole una prospectiva amorosa a tu sentido de vida. Hay un viejo pensamiento que hoy parafraseo:

“Ama, perdona, olvida y sonríe, hoy te lo dice un amigo… mañana te lo dirá la vida.”

 

Para ello cada mañana sonríe con el día, que es una generosa actitud de decirles a todos, que en tu interior hay una vida en plenitud que palmo a palmo se regocija con los milagros de la vida.

 

Concluyo con el humor del mexicano, que nos dice, que dos niños platican en el salón de clases:

— ¿Ahora que cumplas años qué vas a pedir de regalo?

— Yo, un carro a control remoto, ¿y tú?

— Yo un tampón “OB”  −respondió el niño.

— ¿Tampón “OB”? ¿Qué es eso? –pregunta la niña.

— No tengo idea –responde el niño− pero en la televisión dicen que con un tampón “OB” podemos ir todos los días a la playa, andar en bicicleta, pasear a caballo, brincar, salir a correr, hacer un montón de cosas, y lo que es mejor... ¡SIN QUE NADIE SE ENTERE!

filosofo2006@prodigy.net.mx


UN CAMBIO

 

Soy un viejo campesino que se declara enamorado de su tierra, ahí la magia de la vida se da por todos lados, en los abuelos, en las madres, con los niños y los jóvenes, con los obreros y los campesinos, en todo tiempo y en todo lugar.

 

Una de esas expresiones de magia, que no es fácil encontrar explicación, se da en la frontera, en donde nomás pagas al llegar al Puente Internacional, para pasar a los EEUU y como por arte de magia la gente cambia: se pone el cinturón de seguridad, coloca al niño en la silla especial para ellos en su carro, no tiran basura a la calle, no suenan el claxon para que avancen los de enfrente, tampoco se estacionan en lugares para minusválidos o sobre la banqueta, mucho menos toman cerveza en el auto, se pasan el alto o exceden los límites de velocidad.

 

¿Por qué todo, absolutamente todo cambia? Simplemente porque la gente sabe que en los Estados Unidos no hay impunidad, la ley se cumple sin condición, al margen de que sean familiares de un encumbrado político, diputado o funcionario. 

  

Al respecto en un interesante artículo de Eugenio Garza De la Puente, dice: “Cruzas el río y todo cambia. Pasas una línea invisible que al parecer es un límite mágico que causa que cambies tu conducta por completo. ¿Qué cambió? El clima es el mismo. La vegetación no cambia. La gente es igual. ¿Por qué comportarse diferente?

 

Según Abraham Maslow, psicólogo, dice que esto se debe a que las diferentes estructuras sociales causan comportamientos diferentes. Se puede comprobar esta teoría al ver que, de un lado, se tiene una estructura democrática basada en el Estado de Derecho, mientras que, en el otro lado, tenemos una estructura democrática arraigada en una clase política incompetente, en la impunidad y en la falta de compromiso social.

 

Según Steven D. Levitt y Stephen J. Dubner, la conducta de las personas es una respuesta a incentivos disponibles, y agregando este concepto a las ideas de Maslow, vemos que en esos metros de discrepancias hay dos estructuras diferentes: una que te recompensa seguir la ley; y otra que incentiva la violación de la misma…

 

Vivimos creyendo que el cambio en nuestra estructura social y política depende de los políticos, y nos resignamos a pensar lo contrario. Estamos equivocados y debemos de empezar por entender que la política es demasiado importante como para dejarla en manos de los políticos.

 

El cambio estructural en México, se debe llevar acabo de abajo hacia arriba: de la ciudadanía hacia la clase política. No hay manera alterna para lograr un cambio que no sea a través de la participación ciudadana… que haga valer las instituciones presentes. Se requiere una ciudadanía que exija y contribuya a que las políticas públicas sean efectivas. 

 

El fin de la mediocridad y el estancamiento mexicano se centra en contar con buenos ciudadanos que actúen como tales, y que a través de su participación y exigencia contribuyan a formar una mejor clase de políticos que ayuden a reformar la estructura política y social de este país.”

 

Para concluir, presento a usted la Oración para cruzar el puente Internacional1

Santa Esperanza… que me toque la fila que avanza.

Santa Rutila… que no esté muy larga la fila.
San Isidro… que no me limpien el vidrio.
San Ramón… que no me revise un mamón.
San Juanito… que me traigan un burrito.
Santa Catalina… que me alcance la gasolina.
Santa Anacleta… que no se me meta una motocicleta.
San Homero… que no me pida el limosnero.
Santa María… que no me limpien la carrocería.
San Pablito… que no se me meta un maldito.
Santa Renata… que no se me duerma la pata.
Santa Armida… que no me quede dormida.
San Romero… que me rinda mi dinero.
San Nicanor… que no haga mucho calor.
San Apolinar… que no me den ganas de orinar.
San Vicente… que el carro no se caliente.
Santa Roberta… que encuentre muchas ofertas.
Santa Manuela… que no me abran la cajuela.
San Sabino… que no me pierda en el camino.
Santa María de Aruba… que el dólar no suba.
Santa Teresa… que me quede para una hamburguesa.

 

1 elacumulado.blogspot.com/.../oracion-para-cruzar-el-puente-el-paso...                                                                                                            filosofo2006@prodigy.net.mx


¡¡NO HAY BRONCA!!

 

Hay gente que dice que el mundo se acabará y así seguirán los pesimistas buscándole tres pies a los felinos porque viven apagadas por el resentimiento y la ira, opacadas por el odio y el rencor; te invito apreciable lector a que cada día te encuentres siempre un motivo para dar amor y sembrar felicidad.

 

Deseo que compartas muchas sonrisas y poco sea el dolor. Que valores las bendiciones del milagro de tu salud, la familia y la vida. Que tengas la humildad de los niños para maravillarte con la magia y el poder que encierran el viento, la lluvia, el mar, los ríos, las montañas, el sol, el cielo y las estrellas.

 

Que por cada gramo de tristeza, lleguen a ti toneladas de júbilo y alegría, que te recuerden disfrutar a plenitud el milagro irrepetible del HOY. Que la mano del Señor siempre guíe tu camino y llene de bendiciones tu morada. Que reduciendo tu ego a la mínima expresión, seas capaz de ejercer el poder sanador del perdón, para que esté por encima del resentimiento y tu aflicción.

 

Recuerda que “El perdón es dos veces bendito: bendice al que lo da, como al que lo recibe1

Hay una historia que me fascina y comparto contigo: “El sabio Hu-Ssong contó a sus discípulos el siguiente relato: Un hombre que iba por el camino tropezó con una gran piedra. La recogió y la llevó consigo. Al poco rato volvió a tropezar con otra... igualmente la cargó. Todas las piedras con que tropezaba las cargaba, hasta que el peso se volvió tan grande que el hombre ya no pudo caminar.

 

¿Qué piensan ustedes de ese hombre?

Que es un necio −respondió uno de los discípulos− ¿Para que cargaba las piedras con que tropezaba?

Eso es lo que hacen aquellos seres humanos que cargan las ofensas que otros les han hecho, −dijo Hu-Ssong− con los agravios sufridos y aún la amargura de las propias equivocaciones.

 

Todo eso lo debemos dejar atrás y dejar cargar las pesadas piedras del rencor contra los demás o contra nosotros mismos. Si hacemos a un lado esa inútil carga, si no la llevamos con nosotros, nuestro camino será más ligero y nuestro paso más seguro... Los discípulos le hicieron el propósito de no cargar nunca las pesadas piedras del odio o del resentimiento”2

Así, amorosamente te invito, a que inicies tu día ligero de equipaje, dejando a un lado del camino las ofensas o agravios que te hayan infringido, o los errores que hayas cometido; son muy pesados pa’ que tu alma levante vuelo. Perdonar es vacía tu alma del peso del resentimiento; no significa que aceptes las injurias o los insultos, simboliza que estás en un estatus espiritual superior, que eres capaz de dejar atrás los pedruscos de la calle, para seguir adelante en tu evolución personal.

 

En la vida encontrarás gente de buena fe que sirve y trabaja con ahínco, y otros malévolos y perversos, que están prestos a destruir, a dañar y dilapidar la felicidad y el éxito ajeno; tú, se de los primeros. Recuerda que en la infinitud del universo, todo lo que das te será devuelto, pero multiplicado; si das amor, bendiciones y perdón cosecharas lo mismo; si das odio, recibirás odio…es una ley perpetua e infinita.

 

HOY, elige transitar por el camino del perdón, que además de ser terapéutico, hace que tu potencial sea ilimitado, te forja creativo, perseverante, ilumina tu vida, hace a un lado la mediocridad, debilita el ego y tus miedos, siembra tu alma de amor y confianza en ti mismo, llevándote a vivir en armonía.

Lo que me recuerda un antiguo chiste para ti: “Resulta que el viejo Filósofo fue entrevistado por un periodista quien indagando supo que tenía 50 años de casado y pregunto al campesino de allá mesmo:

Has de saber ejercer el perdón, porque veo que te llevas muy bien con tu mujer, además ¿nunca discutes?  
¡No!, –respondió el filósofo.

 

A caray ¿y por qué? 

Mire usted, mi “vieja” tenía una mula que quería muchísimo, el día que nos casamos, fuimos de luna de miel a la casa de mi suegro en la Sierra de los San Pedro. Al cruzar el río, la mula tropezó, mi “vieja” que es medio bragada le dijo con voz firme a la yegua: ¡Uno!, esta inmediatamente se levantó. A mitad del camino, la mula nuevamente trastabilló. Mi “vieja” la miró a los ojos y le dijo: ¡Dos!, el pobre animal a como pudo se puso de pie. Cuando llegamos, al entrar al patio de la casa, nuevamente la yegua tropezó, mi “vieja” bajó y le dijo: ¡Tres! y en seguida sacó la pistola –que mi suegra le regalo– y le pegó cinco tiros en la cabeza a la mula.

 

Yo, encabronado le reproché:

¡Hija de la ch...! por qué mataste a la mula, no ves que nos vamos a regresar a pie…

¡Ta’s pero bien pen…! respondió mi “vieja” me miró fijamente a los ojos y me dijo: ¡Uno!... y desde entonces le otorgué el perdón, y entre ella y yo… ¡¡NO HAY BRONCA!!”

1 William Shakespeare, 2 www.pensamientos.com.mx/no_cargues_las_piedras_con_las_que_tr...En caché

filosofo2006@prodigy.net.mx


¡¡SIN VOS!!

 

Deseo que éste año, sea un año pleno en realizaciones, que durante cada uno de los días del año que nace, Dios te mantenga en la palma de su mano y a mis respetuosos propósitos debo agregar, mi enorme gratitud por hacerme el favor de leerme, ¡Gracias! a ésta mi casa Editora, por hacerme el honor de publicar mi modesta colaboración.

 

Gracias también, a quienes desde toda la geografía nacional y del extranjero, me distinguieron adquiriendo la Agenda 2019 de El Filósofo de Güémez; Gracias por leer y creer en un viejo campesino que dedica su vida como obra de amor, a trabajar en el terapéutico poder del humor.

 

Recuerda que los resultados que llegan a tu vida nacen de tu actitud mental, HOY pregúntate: ¿Qué quiero para mí este 2019?, y ten la humildad y la sabiduría de regalarte un espacio de silencio para escuchar la voz de tu corazón. La respuesta no vendrá en palabras, sino en sensaciones, emociones y mensajes que debes aprender a interpretar… el universo siempre juega a tu favor.

 

Quiero –con toda mi alma– que te des el permiso de crear un año pleno en bendiciones, prosperidad, amor, éxito y felicidad. En este momento te invito a que respire profundo en dos o tres ocasiones, recuerda que nadie sabe lo que tiene hasta que respira profundo y cerrando tus parpados abre los ojos de tu espíritu y visualízate con salud, triunfando, amando, creciendo y que todos tus sueños tienen plena realización, recuerda que “SI PASA POR SU MENTE… PASA POR SU VIDA”

Mi sabia abuelita María me decía: “Ver para creer”, HOY que los años han pasado por mi humana fragilidad y han llenado de nieve mi testa, he aprendido lo importante que es “Creer para crear”.

 

Inicia un año más de tu vida, es trascendente que mantengas una actitud mental positiva, enfoques tus sentidos en lo que quieres para ti, el enfoque es fundamental, recuerda que atrae para ti lo que enfocas, entiende que los problemas, el dolor, la enfermedad y la adversidad son pasajeros, sólo llegan a dejar a tu vida una lección que debes aprender y asimilar.

 

Durante todo el año te invito a que llenes tu alma de Fe, de que lo que viene es lo mejor para tu vida, la Fe es un recinto sagrado como divino que tiene el poder de renovar tu interior, te enseña a aprender a vivir con los claroscuros de cada día, experimentando vivir y gozar cada momento, porque cada día tiene su afán.

 

Cada nuevo amanecer deseo que brote desde lo más íntimo de tu interior la Esperanza, que no es otra cosa que un mundo abierto a las incontables posibilidades que hay para ti, además la esperanza tiene la virtud de mantener en alto tu Fe… hasta que llega la ayuda del Padre. Recuerda que nada sucede en tu vida por casualidad, tampoco olvides que el tiempo de DIOS es perfecto.

 

Hay una frase popular que dice “Si no eres capaz de reír con la muerte, no tienes derecho a reír con la vida”, así que te invito a que te rías con el año 2018 que murió, con todo lo que trajo y se llevó y que sonrías a la vida que tiene por delante en el año que inicia, porque sonreír te ayuda a construir puentes espirituales y te conecta amorosamente con la prosperidad, te recuerda que “no se hace un mundo diferente… con gente indiferente” sonreír es tan sagrado como amar, y orar te ayuda en tu transformación, evolución y crecimiento espiritual.

 

A propósito de sonreís la mujer argentina radicada en Güémez le dice a su esposo:

— ¡Viejooo! todo el 2018 llegaste borracho, tarde, sin ganas de intimidad, con colorete en la camisa y a veces ni viniste a dormir; este año sólo voy a tener sexo afónico.

— ¡A chinga’o! ¿Sexo afónico? ¿Y qué jodidos es eso?

— ¡¡SIN VOS!!

filosofo2006@prodigy.net.mx


¡QUE NO ME FALTE!

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Cuando la última hoja del almanaque 2018 cae, la palabra que puede compendiar mejor lo que el año que se va trajo a nuestra vida es ¡Gracias! Tú me has enseñado Padre, que la palabra Gracias a pesar de ser tan pequeña, metafísicamente es poderosa, porque está llena de la magia del amor y cuando brota del fondo del alma, se vuelve tan eficaz como poderosa, porque cubre con un resplandor divino nuestra vida. Querido lector en este inicio de 2019, agradezco que me sigas leyendo, te bendigo con amor, decreto que este será el mejor año de tu vida. Te recuerdo que pa’ el viejo Filósofo tres cosas son fundamentales para comenzar el año:

1.- Bendecir, Pierre Pradervand dice: “Al despertar, bendiga su día, porque está ya desbordando de una abundancia de bienes… Porque bendecir significa reconocer el bien infinito que forma parte integrante de la trama misma del Universo. Ese bien lo único que espera es una señal suya para poder manifestarse…

 

Bendiga a todos. La paz de su bendición será la compañera de su camino… porque esas bendiciones esparcen las semillas de la curación… Bendecir significa desear y querer incondicionalmente, totalmente y sin reserva alguna el bien ilimitado –para los demás y para los acontecimientos de la vida.

 

Quien sea […tocado] por su bendición es un ser privilegiado y consagrado. Bendecir significa invocar la protección divina sobre alguien o algo. Bendice todo y a todos, sin discriminación alguna, es la forma suprema del don, porque aquellos a los que bendice nunca sabrán de dónde vino el rayo de sol que rasgó de pronto las nubes de su cielo, y usted rara vez serán testigos de esa luz que ha iluminado su vida.

 

Cuando en su jornada surja algún suceso inesperado que lo desconcierte y eche por tierra planes, explote en bendiciones, porque la vida está a punto de enseñarle una lección, aunque su copa pueda parecerle amarga… Las pruebas son otras tantas bendiciones ocultas. Y legiones de ángeles siguen sus huellas.

 

Bendecir significa reconocer […la] belleza omnipresente, oculta a los ojos materiales. Es activar la ley universal de la atracción que, desde el fondo del universo, traerá a su vida exactamente lo que necesita en el momento presente para crecer y avanzar.

 

Es imposible bendecir y juzgar al mismo tiempo. Mantenga en usted mismo ese deseo de bendecir como una incesante resonancia interior, como una perpetua plegaria silenciosa, porque será un artesano de la paz, y un día descubrirá por todas partes el rostro mismo de Dios”1

 

Así que te invito a que inicies tu año bendiciendo a tus padres, a tu familia, tu hogar, tus alimentos, tu trabajo, tus amigos y a los enemigos también, bendice a los huérfanos y a los desamparados, a las madres solteras y los enfermos, a los desempleados y a quienes viven en la calle, al universo, tu vida cambiará como por arte de magia.

 

2.- Ora, porque orar, dice Tomas Fuller “Debería ser la llave del día y el cerrojo de la noche” recuerda que hacer una oración es el más maravilloso puente hacia el universo, es conversar con Dios desde lo más íntimo de tu alma. Oramos, para alabar a nuestro Padre, para solicitar ayuda, para bendecir. Cuando oras, no necesita elevar el tono de voz, basta con que tus palabras salgan del fondo de tu corazón para que sean escuchadas.

 

Orar, sólo requiere que en humildad tengas una conversación intensa con el Padre, permitiéndote construir un puente ilimitado de amor con Dios, que trae sanidad, que mitiga el sufrimiento, que le aporta paz interior, luz, amor, bienaventuranza y bendiciones a tu vida.

 

HOY, DATE PERMISO DE… orar, abraza al más maravilloso encuentro con Dios, toda la energía del universo se concentrará en ti, iniciaras un maravilloso proceso de renovación que vaciará tu vida de dolor, resentimientos y de pensamientos perturbadores, renovando tu energía vital con pensamientos positivos y creativos que lo harán recipiendario de las mil y una bendiciones que el universo tiene para ti.

3.- Sonríe, porque hacerlo es agradecer el milagro del nuevo día, y enviar el mensaje que adentro hay un alma en plenitud que disfruta las bendiciones y el amor que diariamente el Padre entrega para tu vida.

A propósito de sonreír, me permito presentar a usted la “ORACIÓN DEL TRAILERO”

Padre… oro para solicitarte ayuda para no ser asaltado;

Pero si me asaltan, que no me quiten la carga;

Si me quitan la carga, que no se lleven el tractor;

Si se llevan el tractor, que no me secuestren;

Si me secuestran, que ni me mochen un dedo;

Si no me mochan un dedo, que no me golpeen;

Si me golpean, que no me peguen en el rostro;

Si no me pegan en el rostro… que no me violen;

Si me violan, que no me guste;

Y si me gusta… ¡QUE NO ME FALTE!”

1 www.cecura.org.mx/Octubre-11.htm

filosofo2006@prodigy.net.mx


¡GRACIAS! 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

En esta época en que las condiciones son propicias para abrazar y besar a nuestros mayores, padres y abuelos, al viejo Filósofo le toca el papel de ser abrazado y agradecido.

 

 La navidad es propicia para abrazar, para la gratitud, para expresar gracias al Señor cuando está por caer la última hoja del almanaque de 2018; por cada uno de los 365 días de este año que ha sido la amorosa luz de tu camino, el faro de tu vida, el aire en tus pulmones, la sinfonía de tus oídos, tu pan de cada día y el motivo suficiente para dar alegría a tu espíritu para que seas capaz de regalar una sonrisa a la vida como el mejor adorno navideño que puedas tener.

      

“Gracias Padre, por darme paciencia para acomodar una a una las piezas del rompecabezas de la vida, que me armonizan para conectarme con la frecuencia altísima del amor;

Gracias, porque a través de los problemas me enseñas a ser humilde.

 

Gracias, por enseñarme por medio de la enfermedad a gozar de la salud, y con la partida de mis seres queridos a disfrutar cada instante del milagro de vivir, recordándome que sólo soy un viajero en el tren de la vida que tiene una parada cierta y una misión concreta.

  

Gracias, por ayudarme a no quedarme corto en mis sueños y mis metas;

Gracias, por enseñarme a ser tan grande como mi esperanza y a construir mi vida en los cimientos de la paciencia y de una visión positiva de futuro, haciendo de mi espacio vital un jardín en donde florece el entusiasmo y el optimismo.

       

Gracias, porque cuando erré en el camino, siempre me diste una segunda oportunidad, que me enseñó a ser tolerante;, Gracias, porque en el verano de mi vida me llenaste de alegría para existir y en el invierno de la misma de la sabiduría que me lleva a vivir apasionadamente cada instante de este día, bajo el principio del novato: trabajar apasionadamente como si fuese la primera vez… porque puede ser la última.

 

Gracias, por enseñarme el valor de la perseverancia, sabiendo que cada obstáculo que llega me ayuda para abrir las ventanas de mis fortalezas y a hacer de mí un ser más humano, aprendiendo a gozar palmo a palmo el increíble espectáculo de la vida.

   

Gracias,  por enseñarme a través del poder de la oración a conectar mi frágil humanidad con tu divinidad, sabiendo que si estoy hecho a imagen y semejanza de ti nada que no sea el éxito y la felicidad serán mis frutos.

 

Gracias Padre, por enseñar a este viejo campesino que no existe ni trabajo, ni amistad, ni relaciones perfectas, las hay sí, sanas, sanas representa no la ausencia de conflictos, contrariedades e inconvenientes, sino que tener la comprensión, el amor y la habilidad de saber manejarlos, teniendo la humildad de cederte mis adversidades, porque al dejarlas en tus manos, tú le encontrarás la solución exacta y el camino adecuado para alejarlas de mí. 

Gracias Padre, por enviarme los ángeles más divinos del mundo las abuelas y los viejos de mi tierra, que son un remanso de sabiduría, alegría y paz, porque hacen el bien a todos en todo tiempo y todo lugar, iluminando siempre su rostro con una sonrisa y enunciando con sus labios una bendición.

 

Gracias Señor, por enseñarme que si la vida gira en torno al mal humor, el odio, las antipatías y la crítica se inhabilitan las potencialidades que el universo tiene para nosotros, no permitas que por los resentimientos muy pronto… se haga tarde.

             

Gracias Señor, porque me enseñas que “vivir o trabajar con el buen sentido del humor un día, es un acto de simpatía hacerlo durante un año, es una pasión, pero hacerlo durante toda una vida, es un ejercicio de sabiduría”, la que me conduce a confiar en ti, la fuente de la vida,  a la vez que armoniza mis sentidos, será porque se requiere ser muy humilde y todavía aún más sabio para reír con la vida y a veces con la muerte.”

 

A propósito del humor, admiro la sabiduría de los chinos para quienes 2005 fue el año del gallo, 2006 el año del perro, 2007 el del cerdo, 2008 el del ratón, 2009 el del búfalo, 2010 el del tigre, 2011 el del conejo, 12  el del dragón, 13 de la serpiente, 14 caballo, 15 cabra, etcétera; dichosos ellos que año tras año cambian de animal… ¡NOSOTROS SEGUIMOS CON LOS MISMOS EN LAS CÁMARAS DE DIPUTADOS Y DE SENADORES!        

filosofo2006@prodigy.net.mx


ÉPOCA DE DAR

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Diciembre es natividad, nacimiento de una oportunidad más para que expreses todo el maravilloso potencial de amor, dones y abundancia de bienes que en tu interior anida, a tu familia, a quienes te rodean, a los que amas y te aman, a quienes te dan su amistad… a la vida entera.

   

Época para que vivas a plenitud el don de la gratitud, porque mientras otros políticamente más poderosos, económicamente más solventes, más inteligentes, más sabios, más ilustrados que tú, ya murieron, tú estás aquí recreándote en los cientos de bendiciones que Dios tiene especialmente para ti y formando parte del milagro de la vida.

     

Recuerda que la gratitud tiene la fuerza de armonizarte con el universo, mientras la ley de la gravedad atrae al centro de la tierra  los objetos, la ley de la gratitud atrae al centro del cielo tu vida.

Tiempo este, para que te hagas copartícipe de la fiesta de la vida teniendo la virtud de dar, porque dar es dejar de pensar en ti, para pensar en los demás, A. J. Jackson afirma: “Es mayor la bendición de quien da, que la de quien recibe

 

Dar y recibir forman parte de una relación perpetua e infinita, en la misma intensidad y medida en la que das… recibes, si das odio, recibes odio; si das amor recibes amor, pero multiplicado a la N potencia.

 

Esta es una fecha propicia para que abras de par en par tu vida y des todo de ti, sabiendo que dar no tiene que ser necesariamente un regalo físico, puedes dar: un abrazo, unas palabras de afecto, un mensaje de aliento, una bendición.

 

Cuando eres capaz de dar pleno de la humildad que Jesús nos enseñó, el cofre de tu vida estará preparado para recibir y gozar a plenitud de los bienes que el universo tiene preparados para ti.

 

Diciembre es fecha para que atiendas, escuches, ames a los tuyos, a tu familia, a tu pareja, a tus hijos, a tus amigos, ellos te solicitan… pero en el fondo tú los requieres más.

      

  Estos días son especiales para que recuerdes que los problemas de todo el año son de la vida, no     son tuyos, así es que arrójalos al cesto de la basura, es el tiempo de que te deshagas de ellos, que no sean lastre que impidan a tu alma levantar vuelo.

 

Son días para disfrutarlos a plenitud recordando la brevedad de tu paso por esta carnalidad, y si la vida es corta y breve, disponte a disfrutar la magia de cada segundo, de cada minuto, de cada instante, que la vida está llena de momentos, de ti depende lo maravillosos que sean.

 

Diciembre es tiempo para que tengas la habilidad de compartir el milagro de la alegría de vivir en la frecuencia altísima del amor, que es una magia que no tiene principio ni fin, y que te ayuda a debilitar tu ego que tanto daña tu vida.

 

Es fecha propicia para que con la magia del perdón, en sus cuatro direcciones, aligeres la carga de tu vida y amorosamente equilibres tus sentidos, sabiendo que no puedes encontrar nada en el exterior que no anide en tu interior.

 

Es tiempo para que regales una sonrisa, esa que dice que adentro de ti hay un alma en plenitud que se regocija con los milagros de la vida, que obsequies el buen sentido del humor que genera un estado de bienestar emocional, físico, psíquico, mental sin comparación.

 

A propósito de buen sentido del humor, hay un viejo chiste que adjudico al Filósofo. “Resulta que  el “Pomponio” Garza, el más chico de sus nietos hacía la tarea y se le acercó preguntándole:

–– ¡Abuelito!, ¿cómo se llama cuando dos personas duermen en el mismo cuarto y una de ellas está encima de la otra?  

El Filósofo sorprendido por la pregunta, carraspea y nervioso decide hablarle con la verdad.

 

–– A eso se le llama: ¡tener relaciones sexuales!  

El niño toma nota y al día siguiente llegando de la escuela enojado le dice:   

–– ¡Abuelo!, no se llama relaciones sexuales, sino literas y… ¡LA MAESTRA QUIERE HABLAR CONTIGO!

filosofo2006@prodigy.net.mx


EL PODER DE LA ELECCIÓN

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Samuel Smiles con meridiana sabiduría afirmaba: “La vida tiene su lado sombrío y su lado brillante; de nosotros depende elegir el que más nos plazca.” Cada mañana lo mismo sucede, se te presentan dos caras de una misma moneda, en ti radica el poder de elegir a cuál de ellas escoges.

 

Recuerda que tu vida se construye en el presente; mientras el resentido vive en el ayer y el angustiado desperdicia su tiempo en el mañana; el triunfador vive la magia del HOY a plenitud, y es precisamente HOY cuando el universo te llena de poderes que hacen que tu vida fluya armónicamente con la magia del amor; uno de esos poderes es el poder de la elección.

 

Tú, sólo tú, tienes el poder de elegir qué clase de día construirás; en tu esfera de decisión está salir a la vida y el día de HOY elegir ser aburrido, arrogante, apático, burlón, cínico, conflictivo, despectivo, desordenado, deprimido, egoísta, indeciso, ingrato, odioso, rencoroso, sarcástico, dueño de la razón, vengativo y viviendo en el pasado.

 

O el día de HOY elige el otro lado de la moneda de la vida, siendo amable, amoroso, auténtico, alegre, apasionado, agradecido, bondadoso, comprometido, creativo, decidido, feliz, generoso, humilde, íntegro, paciente, perdonando, respetuoso, servicial, modesto, valiente, visionario, etcétera.

 

Algo aparentemente tan simple como la elección que HOY tomes, cambiará radicalmente tu día, y con ello tu presente y tu futuro; andar de malas, ser aburrido, arrogante, despectivo, vengativo, genera para tu organismo cortisol, que es un químico que disminuye tu sistema inmunológico y corroe tus fortalezas, debilita tus potencialidades y te conduce inevitablemente a la enfermedad y al fracaso.

 

Por el contrario si eliges ser amable, amoroso, alegre, feliz, entusiasta, comprometido, paciente, tolerante, servicial, valiente, visionario, tu cuerpo generará poderosos químicos como: la serotonina –el químico de la felicidad–, la inmunoglobulina “A”, los linfocitos “T”, que además de fortalecer tu sistema inmunológico, armonizan tu vida generándote un estado emocional, psíquico, físico, social, laboral, familiar, que te recuerda que formas parte del mayor milagro del cosmos… el de la vida.

  

Cada mañana el universo te presenta cientos de opciones, entre ellas: escoger estar de buen humor o estar de mal humor; sólo tú puedes elegir cuál haces tuyo, sabiendo que los resultados serán opuestos y radicalmente diferentes.

 

Cuando tengas alguna duda de qué camino elegir, sólo recuerda que el Señor no patrocina fracasos, y tú no estás aquí por casualidad, sino para manifestar toda tu potencialidad, triunfar y ser feliz. Por eso escuchando la voz de tu corazón ten el valor de elegir para tu vida sólo lo mejor; siempre acompáñalo de pensamientos positivos, repítetelos, créetelos, hazlos tuyos, te convertirán en un Ser espectacular que se sorprenderá con los milagros que a ti llegarán.

Amado Nervo en su poema “En Paz”, dice: “Porque veo al final de mi rudo camino, que yo fui el arquitecto de mi propio destino…”. Lección que te dice que sólo tú invaluable lector, nadie más, tiene el poder de la elección, si tienes la atingencia de elegir lo mejor, irremediablemente serás el constructor de la obra más espectacular del universo, ¿Cuál? TU VIDA MISMA.

 

A propósito de la elección, el hombre debe tener sumo cuidado con lo que elige darle a la mujer, porque un viejo cuento dice que cualquier cosa que le des, ella tendrá la magia de vida de hacer algo fabuloso:

–– Dale un esperma y… te dará el más bello bebé.

–– Dale una casa y… te dará el más increíble hogar.

–– Dale alimentos y… te dará la más exquisita gastronomía.

–– Dale una sonrisa y… te entregará su corazón. 

Ella es un ser maravilloso que engrandece todo lo que le des. Así que: Si le das problemas… ¡PREPÁRATE %&$ABRÓN! 

filosofo2006@prodigy.net.mx


¡…LLENOS DE PROBLEMAS!

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Dice un proverbio chino: “Tus maestros pueden abrir la puerta, mas sólo tú puedes entrar”. Es decir, que en el ejercicio de tu quehacer debes estar abierto para recibir los amorosos mensajes y señales que el camino te envía, afirmando que tu vida tiene un propósito y éste se concentra en que tú seas feliz… lo demás llega por complemento.

  

Todo conflicto o problema te lleva a tener dos visiones antagónicas; ten el buen tino de encontrar en cada adversidad el lado positivo de la vida, jamás estés con el desdén, el desánimo, el odio o el resentimiento, porque las oportunidades se te irán y dice otro viejo refrán que: “oportunidad que se va, bala que se tira y flecha que se dispara… no vuelven”.

 

Cuando alguien en tu casa, en tu trabajo o en tu vida, cometa un error, no hagas un drama; ten la capacidad de saber perdonar; disculpa, que como tú, son seres humanos susceptibles de caer en el error. Cuando ejerces la palabra adecuada para disculpar un error, las personas utilizarán lo mejor de ellas mismas para reparar su desacierto y ambos sacarán el mejor partido de la vida.

 

Sé de los seres excepcionales que animan a su familia, a su esposa, a su pareja, a sus hijos, a sus amigos, a sus compañeros a seguir adelante a pesar de cualquier adversidad, recordando que la fragilidad de la vida en cualquier momento puede detener tu camino; sé de esos seres maravillosos que aprovechan cada uno de los minutos de su tiempo para construir una historia de amor; de esos ejemplos de quienes diariamente reconquistan su vida.

 

La gente es de costumbres y frecuentemente tiende a complicarse la existencia, de tal manera que rechaza fácilmente la felicidad que da la simplicidad, se olvidan de crear un mundo propositivo, de explotar sus potencialidades y celebrar la magia de la vida.

 

Recuerda que tú y nadie más que tú, tienes el control de tu vida, el éxito o el fracaso, el acierto o el error, crecer o decrecer; sólo depende de ti. Únicamente se necesita que te entregues a la vida con toda la pasión, el entusiasmo, la potencialidad, la fe, el amor, con todo lo mejor que el universo ha depositado en tu carnalidad.

 

En este mundo todos venimos a una tarea de aprendizaje diario y fecundo; recuerda que nada sucede por casualidad; hay, sí, causalidades; por eso, el viejo Filósofo te invita a que con quienes convives, las relaciones sean de amistad, amorosas, profundas, que te lleven a ser libre, que son las experiencias para que te transformes en un ser sabio, en el maestro de tu vida, que encuentres en lo sencillo, en lo simple y en lo obvio, los mensajes que el universo tiene para ti y que forman parte del capital para que te reencuentres con tu guía interior y te encamines hacia la tarea a la que llegaste a esta vida, que no es otra que poner atención al saber que los años han sembrado en ti.

   

En el andar de la vida cada quien va creando su bagaje personal de sabiduría, ahí anida lo vivido y lo aprendido que te pueden señalar el mejor camino a seguir; si eres sabio tendrás la atingencia de escuchar el sonido de su amor, ahí está el secreto para enriquecer tu conexión con Dios.

 

Cuando permites que tus problemas sean más grandes que tú, llega el desequilibrio, llega la ausencia de armonía a tu vida, pero por el contrario cuando eres más grande que ellos, llega el entusiasmo, la actitud mental positiva, la abundancia de dones y de bienes porque este es el momento y hoy es el día en que: “no le digas a Dios que tienes un gran problema; dile a tus problemas que tienes un gran Dios”.

Apropósito de problemas, el viejo Filósofo de Güémez dice:

“De cada 100 problemas que tengo, 1 es por pendejo…y 99 por metiche”

“Arreglar los problemas económicos es fácil…sobre todo si hay dinero”

“En mi casa no tengo problemas; 15 días manda mi vieja… el resto obedezco yo”

“Cuando tengas problemas fija la vista hacia el frente, cállate el hocico y… hazte pendejo”

“Hay políticos que son como los libros de matemáticas… ¡están llenos de problemas!”

 

filosofo2006@prodigy.net.mx


¡SABEN MUY FEO!

Por Ramón Durón Ruíz (†)

“Cuenta la historia que en cierta ocasión Don José López Domínguez, Presidente del Gobierno español preguntó a uno de sus invitados:

— ¿Alguna vez ha toreado usted?

— Sí, mi general –Respondió el invitado– toreé una vez y me cogió el toro.

— ¡Ah, sí! ¿Y cómo fue eso?

— La explicación es muy sencilla, mi general. Yo, deseando quedar bien, leí a conciencia un libro llamado Arte de Torear. Entonces, al entrar a matar me coloqué en mi sitio, pero di con un toro que no había leído el libro y que no supo colocarse en su lugar y me emputo por un brazo. El toro tuvo la culpa y fue él el que se deslució… ¡por no estar debidamente documentado!”

Por eso, pa’ que no me coja el toro, el Filósofo todos los días se documenta; ser un asiduo lector, como la tauromaquia es un arte de vida. Francisco Bacon afirmó con preclara sabiduría: “La lectura hace al hombre completo; la conversación, ágil, y el escribir, preciso”.

 

Documentarme, me conduce cuando el sol despunta, en los amaneceres más bellos de mi tierra, a sanamente preguntarme: ¿Qué puede este viejo campesino aportar a la vida el día de HOY, para servir a mis semejantes?

 

Las respuestas llegan cuando veo que en el caleidoscopio multicolor del universo, hay múltiples formas de servir, de gozar y ver la vida; cuando tomo conciencia de que Dios no nos tiene aquí por casualidad, porque el azar no existe.

 

HOY, querido lector conéctate con tu divinidad interior, haciendo que el inconsciente se libere de viejos paradigmas de escases, de que no eres merecedor de lo bueno; como: ¡Tú no puedes! ¡Eso no es para ti!, limitaciones inconscientes –porque nuestras madres desconocían que la transformación es lingüística– que desde la infancia han impedido que nuestras alas levanten vuelo.

 

HOY cambia de paradigmas, deja de ser víctima y decídete a ser el “arquitecto de tu propio destino”. La tarea es dejar a un lado el ego, que tanto nubla tu visión positiva de futuro, el ego trabaja con la razón, eso evita que fluyas con tu naturaleza interior, DATE PERMISO DE… afirmar: HOY pienso con amor, siento con amor y actuó con amor; el amor es sanidad, es armonía, es equilibrio, es prosperidad, nadie que vibre con el poder del amor… puede enfermar y fracasar.

Documentarte te lleva a dejar de ser social y políticamente correcto, dejar de tragarte tus emociones negativas, porque emoción que no verbalizas, que no dejas fluir con el universo, que reprimes, se guarda en tu subconsciente y algún día habrá de detonar por el punto más débil de tu organismo, manifestándose en enfermedad.

 

Documentarte, te lleva a ver que “En la vida no hay respuestas… sólo experiencias” que te conducen a ser tu propio maestro, a ver la vida como un milagro espectacular, a despertar tu conciencia superior para soñar en grande y permitirte que el universo ponga en funcionamiento todos los mecanismos para que se hagan realidad tus proyectos.

 

Documentarte, te enseña que el cambio viene en forma natural desde adentro, te recuerda que donde centras tu conciencia, tus sueños se cumplen; HOY pide inspiración, predisponte a sentirla, a recibirla y como por arte de magia se ampliaran tus horizontes… y los milagros llegarán.

 

Los abuelos, sabios de la escuela de la vida dicen que: “El corazón alegre aligera la pesada carga del dolor, trae felicidad, concibe armonía, atrae amistades, genera salud… ¡y hermosea tu rostro!”

A propósito Manolo el gallego avecindado en Güémez, decidió documentarse en el tema de la salud, encontró que era importante ir por lo menos una vez al año a una revisión médica, así lo hizo. Al día siguiente con suma ansiedad llama por teléfono a un amigo y le dice:

— ¡Joder macho!, que estoy bien preocupa’o, que el médico me ha dicho que me tome tres muestras de orina, pero solo me tomé dos…

— Pero ¿Por qué macho?

— P’os es que… ¡SABEN MUY FEO!

filosofo2006@prodigy.net.mx


¡DE ESTA NOCHE NO PASAS!

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Aristóteles decía: “Educar la mente sin educar el corazón no es educación en absoluto”. Las abuelas de Güémez son el hilo conductor del festín por el milagro de la creación, en ellas florece el ingenio del viejo Filósofo, me han enseñado que el poder de la naturaleza te acerca al amor incondicional y a la generosa solidaridad, que en el milagro de la creación te invitan a eliminar miedos, soltar amarras atreviéndote a ser tú mismo.

 

Recuerda que el encanto de tu amor es para siempre, porque en el universo cuántico tú eres el centro; así es que ocúpate en reconocer con dignidad el espacio que te corresponde. HOY crea tu realidad atreves de la energía del amor, visualízate con pensamientos positivos creando un mundo espectacular, sabiendo que todo lo que sientes y vives es creado por tu mente.

 

La regla es muy simple, lo que tú piensas, sientes e invocas –bueno o malo– llega a tu vida, así que HOY piensa en positivo, ve más allá de tus limites, piensa que puedes, trabaja en ser feliz, deja que las velas de tu barca se desplieguen con el viento de la alegría y el entusiasmo.

 

Los únicos límites para que crezcas, triunfes y seas feliz, son los peros que les pones a tus sueños, así que deja de poner peros a tu vida, recuerda que “Como es adentro, es afuera; como es arriba, es abajo1 que significa que el deseo de ser, alinea pensamiento, sentimiento y acción como viento a tu favor.

 

Cuantas veces el éxito y el poder están cargados de ironía, porque están llenos de la farsa del ego, que tanto daña a tu vida, porque es el cimiente de la enfermedad.

 

HOY deseo que llegue a ti toda la sanidad, equilibrio, prosperidad y paz interior que el universo dispone para el ser más espectacular: ¡TU! qué importante es que reconozcas que los milagros existen, estos llegan cuando dejas de tener miedo, cuando aquietas el ego; cuando cambias tu mentalidad, centrando tu atención  en las cosas positivas que la vida tiene para ti, sabiendo que tu encanto nunca se acaba, sabiendo que tu límite es el cielo, es entonces que estableces una relación intuitiva con el amor.

 

HOY sabes que la divisa es el cambio, que la suma de los pequeños cambios tienen una profunda transformación para tu vida, por eso te das el permiso de convertirte HOY, en un ser diferente para que tu mañana sea espectacular.

 

Llegaste a esta vida a la autorrealización, que significa que pongas en juego todas tus potencialidades y esencia Divina, para que llegue la creciente satisfacción, la armonía y el equilibrio.

 

Aprendes a escuchar los mensajes del universo, las emociones y sentimientos más allá de las palabras con tu innata intuición que es una conexión entre los oídos del corazón y tu cuerpo.

La cuna del Filósofo es una hermosa porción de tierra tamaulipeca, en la que parece que el tiempo se detiene enriquecido por la rica tradición oral, que en el colectivo social son recipiendarios los abuelos, que con sus mentes lucidas y sentido de pertenencia vibran con el bullicio del suave acercamiento entre la madre naturaleza y su innata sabiduría.

 

Los olores, sabores, colores y amores de nuestra cocina de humo, bien manejados por las hábiles y diestras manos de nuestras mujeres, cautivan el paladar más exigente con una madurez creativa de donde emana una inigualable gastronomía.

 

Pues estaban en la casa del Filósofo, la esposa y la empleada doméstica, –que tenía una carnalidad voluptuosa y plena de jugosa sexualidad–, está, llorando, con las bolsas de su ropa en las manos, se despide de la patrona. Intrigada le pregunta: –– ¿Po’s a dónde vas?

–– Señora ya me voy al ejido… a morir cerca de los míos.

–– Pero, ¿Qué pasa? ¿Por qué dices eso?

–– Patrona, usted dice que su esposo el Filósofo es muy acertado, que nunca se equivoca en sus diagnósticos.

–– Sí, es cierto, con su sabia visión él no se equivoca. Pero, ¿Qué tiene que ver eso con que te vayas de la casa?

–– Po’s precisamente por eso me voy, el Filósofo esta mañana me apretó las nalgas y me diagnosticó: ¡DE ESTA NOCHE NO PASAS!

http://crecimiento-personal.innatia.com/c-7-leyes-del-exito/a-principio-de-correspondencia.html 

filosofo2006@prodigy.net.mx


LA SONRISA

 

El viejo Filósofo ha aprendido de esas escuelas de amor, bondad y sabiduría que son las abuelas, que la vida es una fiesta pa’ disfrutar, gozar, amar y sonreír, porque la sonrisa es tan sacrosanta como la vida.

 

La sonrisa te ayuda a construir puentes de amor y paz, es una nítida radiografía de tu alma, que proyecta tu estado emocional, una puerta de entrada a tu espíritu, que te ayuda a accesar con amor a la gente de tu vida; una sonrisa es un arrumaco para el corazón, por los químicos que crea tiene la magia de renovar tu vida.

 

Su resultado es generoso y multiplicador, tiene consecuencias positivas en nuestra química orgánica y las relaciones con los demás, su poder terapéutico minimiza el estrés, mejora el ánimo, ahuyenta la soledad, aquieta los miedos, nos hace sentir mejor, incrementa nuestra tolerancia y eleva la autoestima.

 

La sonrisa está llena de magia: hace más seductoras a las mujeres, a los políticos les da confianza en el ciudadano, a los jóvenes les llena de poder, a los niños los trasforma en un ángel en la tierra.

Decía Gabriela Mistral que “Hay sonrisas que no son de felicidad, sino una manera de llorar con bondad”. De cualquier manera, será porque para sonreír hay que saber llorar con el corazón, que es una forma inteligente de sanar viejas y nuevas heridas.

 

Los niños enseñan que la fuerza de la vida está en la alegría, que es tan terapéutica como sanadora, por eso vibran con el poder de la sonrisa, que es la íntima conexión con su divinidad interior, que les dice que es una manera sencilla de hacer más llevadera la vida.

 

En los niños como en los abuelos, se encierra la magia de la existencia, porque saben poner su alegría y sonrisa al servicio de los demás, construyendo un maravilloso puente de amor con las almas que son tocadas por ella, llenando el ambiente de un caleidoscopio multicolor.

 

Cuando tienes la sabiduría de aprender a sonreír, entiendes que es una manera sencilla de quitar poder a los problemas, a las fobias, al dolor y a los miedos, sonreír es una forma de eludir la tragedia de la infelicidad crónica, disponiéndote con amor a vivir sabia y plenamente cada instante de la vida.

 

No hay en la vida tema grande o pequeño, profundo o superficial, que no pueda ser enriquecido por el poder de una sonrisa, que tiene el poder de hacer que la gente que venga a ti se vaya mejor de cómo llegó.

 

La sonrisa es un símbolo que en todas las lenguas, de todos los continentes, expresa lo mismo: ánimo, consuelo, paz interior, amor, bienestar, buenaventura, alegría y felicidad.

 

El viejo Filósofo te invita a que HOY seas capaz de reconocer que vives al límite de los milagros y dándote permiso de sonreír, mira con júbilo a tu alrededor, hacia un lado y hacia el otro, hacia arriba y hacia abajo, y observa lo afortunado que eres al estar lleno de bendiciones.

 

Recuerda que sonreír es de sabios que entienden que sólo pasas por esta vida una sola vez y como la canción de la Macarena “dale a tu cuerpo alegría”, con el poder y el imán que genera la sonrisa.

Una sonrisa estimado lector, es precisamente lo que sacas día con día de La Agenda 2019 de El Filósofo de Güémez, que se ha convertido en un excelente regalo para ésta fechas y que ya está a la venta en: filosofo2006@prodigy.net.mx o en el Tel. (01)834 3144631. Recuerda Charles Chaplin decía: “Un día sin humor, es un día perdido”

A propósito de sonreír, un pela’o compra un invento hecho en el Politécnico, el ROBOT DETECTOR DE MENTIRAS que cachetea a las personas cuando mienten. Decide probarlo en la cena con su hijo:

–– Mijo, ¿ónde has estado HOY?

En la escuela apá. –responde el joven.

Viene el ROBOT y le da un cachetadón.

Está bien…vi una película con mis amigos.

¿Qué película?

El hombre araña. El ROBOT le mete otra cachetada.

Está bien –corrige el hijo–, era una película porno.

El papá sorprendido: ¿Cóóómo?, cuando yo tenía tu edad, no sabía lo que era una película porno.

El ROBOT va y le da una cachetada con la mano abierta al papá.

La mamá que observó todo, atacada de la risa, le dice burlona: ¡HIJO TUYO TENÍA QUE SER!

Y el ROBOT le da tremenda cachetada a la mamá.

filosofo2006@prodigy.net.mx


POR FALTA DE CALCIO

 

Hay una historia que se cuenta de Gilbert Keith Chesterton, –uno de los escritores británicos más importantes del siglo XX– dueño de una inteligencia sin igual y de un humor que supo cautivar a todos.

 

“Cierta mañana cuando viajaba en el tren, llegó el boletero a solicitarle el ticket de su pasaje, Chesterton empezó a buscarlo en las bolsas de su abrigo, sin lograr encontrarlo, luego pasó a las de su traje y posteriormente a las de su camisa, como no conseguía dar con él y el tiempo pasaba, con el consecuente nerviosismo, su transpiración fluyó agitándose su respiración; el boletero que conocía al prestigioso escritor y sabía de la fama bien ganada, amablemente le dijo:  

–– ¡Tranquilo!, ¡tranquilo!, no se ponga nervioso, no hay problema, que no le haré pagar otro boleto nuevamente.

 

–– No es pagar lo que me hace estar con el alma en un hilo –repuso Chesterton–, lo que en verdad me preocupa es que… ¡HE OLVIDADO A DÓNDE VOY!”       

Pues al viejo Filósofo de Güémez no se le puede olvidar hacia dónde va, porque su camino será siempre el de ir a manifestarte los dones curadores y terapéuticos de los que gozan el poder del amor y del humor.

 

El amor, porque es una bendición que no sólo todo lo puede, sino para su bien  –apreciable lector – también todo lo transforma, la energía del amor es tan poderosa que entre más das, más recibes, más alimenta tu cuerpo, más fluye por tu mente, más fortalece tu alma, más mana de tu corazón.

 

Como viejo que soy, soy un convencido que no existe en el cosmos medicina mejor que la que se genera con “la frecuencia altísima del poder del amor”.

 

Es tiempo ya de que recuerdes que el amor está lleno de magia, ese encantamiento que transforma tu vida en algo excepcional, que te emancipa de tus miedos, que enriquece tu autoestima y sana tu mente de viejos pesares, agravios y dolores; es tiempo ya de que te des permiso de amar sabiendo que eres fuente inagotable de vida, porque la lección del amor es que estás aquí no para sobrevivir, sino parar vivir en abundancia de bienes, triunfar y ser feliz.

 

Así mismo, el humor, goza del poder de transformar tu microcosmos y alinearlo con el universo, para que seas recipiendario del inmenso caudal de dones y bienes que la vida tiene para ti. El humor  aliviana la carga diaria de tu trabajo, elimina tus pesares, enriquece tu espíritu, transforma los sinuosos caminos y las cuestas arriba de tu vida en el paisaje multicolor más maravilloso, te transforma en un ser amoroso, productivo; te lleva a dejar tu alma estampada en la faena diaria.

 

En ese sentido, en la Agenda de El Filósofo de Güémez 2019, –que ya está a la venta–, busca plasmar el sentido de la vida suficiente para que cada día esté lleno de la magia del amor y del humor, poderes que hacen que tu vida sea diferente.

 

La Agenda de El Filósofo de Güémez 2019 está disponible en: Marte R. Gómez, No. 341, Locales 6 y 7, Fraccionamiento Del Sol, C.P. 87028, Cd. Victoria, Tamaulipas, Telefono: 01 834 31 44631, @FilosofoDeGuemezOficial

La Agenda, está cargada de anécdotas y frases del Filósofo, ahí encontrarás esa suave ingenuidad provinciana, esa pretendida buena fe rural tras la que se enmascara un humor lleno de obviedad, de amor a la vida, de sentido común y perogrullo.

 

Lo del humor del Filósofo me recuerda a Epitafio –el viejo bolero del pueblo– quien se encontraba algo confundido por la situación que estaba viviendo en su matrimonio, por lo que decide visitar al afamado doctor Roldan:

–– Doctor, tengo un problema, mi mujer me está engañando con otro hombre y me preocupa que no me crecen los cuernos.

El galeno estupefacto dice:

–– ¡Pero lo de cuernos es un decir, una metáfora, una ficción! realmente los cuernos NO CRECEN.

–– ¡Ay!, ¡qué alivio, doctor! yo creí que era... ¡POR FALTA DE CALCIO!

filosofo2006@prodigy.net.mx


TODOS VAMOS RUMBO AL PANTEÓN…

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Un pela ’o nerviosamente caminaba de un lado a otro por la sala de espera del hospital, en el mismo instante en el que sale el médico de guardia y le dice:

–– Señor, me da pena pero le tengo una mala noticia: ¡Su madre, la de la cama 5, ha...!

–– ¡No!, esa no es mi madre, –replica el pela ’o– ¡Es mi suegra!

–– ¡Ah, entonces le tengo una buena noticia! 

 

El milagro de la vida siempre es una buena noticia, el secreto es por una parte saber que es impredecible y por otra aprender a formar parte de ella, fluyendo con amor, disfrutándola, gozándola, viviéndola, no sobreviviéndola.

 

Para el viejo Filósofo “la vida es como los frijoles a la charra: o los tomas… o los dejas”. HOY DATE PERMISO DE tomar tu vida, recuerda que nadie puede tomarla por ti, encuentra el ¿para qué? trabaja en el profundo sentido de la trascendencia, en el vínculo primigenio con DIOS, el tiempo me ha enseñado que “el ser humano vivir no sabe, morir no quiere”.

 

El genio del renacimiento Leonardo Da Vinci afirmó: “Así como una jornada bien empleada produce un dulce sueño, así una vida bien usada causa una dulce muerte.

Dice un sabio proverbio italiano: “Una vez terminado el juego, el rey y el peón vuelven a la misma caja.” Ese es el prodigio de la muerte nos iguala a todos, es democrática, ante ella no hay diferencias de edad, sexuales, ni políticas, ni sociales. La muerte tiene la magia de llevarnos a caminar por los pasajes y recovecos oníricos, que concentran en la tumba, infinidad de almas en un breve espacio.

Eso es lo que sucede este 1 y 2 de noviembre, frente a la tumba, que delimita la humana fragilidad y la eternidad del alma, se fusiona lo anímico y la materia, en el amoroso recuerdo a nuestros seres queridos, que mientras estén en nuestra alma, en nuestro recuerdo… ¡No han partido!

Con esa rica e inigualable imaginería que posee el mexicano, entendemos que ellos no murieron, sencillamente se liberaron del principio mortal y para accesar a un estatus superior, “pasaron a vivir a una casa más bella

Carlos Pellicer, en su “Discurso por las flores”, dice: “El pueblo mexicano tiene dos obsesiones: el gusto por la muerte y el amor a las flores…”, pues en este 1 y 2 de noviembre las tumbas de nuestros seres queridos se funden entre las flores, el amor, el recuerdo y el respeto a quienes con su partida…se llevaron algo de nosotros. 

 

Llegamos de los cuatro puntos cardinales, –cada quien a su ritmo y a su tiempo– puntuales a la cita con el reencuentro, a llevar flores, veladoras, a limpiar sepulturas, pintar las letras de la lápida.

 

Los camposantos se llenan de un trajinar pleno de una algarabía sin igual, de oraciones a granel, de un caleidoscopio multicolor de flores y a veces con la música y los alimentos que preferidos por el difunto. 

 

La UNESCO, en 2003 reconoció los cientos de festivales indígenas del Día de muertos, que se celebran en nuestro país, como una obra maestra del patrimonio oral de la comunidad: “una de las representaciones del patrimonio vivo de México y del mundo, y como una de las expresiones más antiguas y de mayor fuerza entre los grupos indígenas del país.

El Día de muertos es una fiesta cívica llena de mexicanidad, –a la que no podemos faltar– que nos une en el recuerdo y el amor a nuestros difuntos, sale a la luz la más exquisita gastronomía, ¡ah!, y no pueden faltar los ingeniosos versos que a través de las “calaveras” expresan el pensar del mexicano, que con el verbo hace juegos malabares con la vida y con la muerte, la palabra le ayuda a reír con la muerte y superar el dolor de lo innombrable: LA MUERTE.

Permítame concluir con cuatro frases del Filósofo de Güémez:

“Se está muriendo mucha gente… ¡QUE NO HABÍA MUERTO ANTE!”

“Si tú no vas al entierro de tus amigos… ¡ELLOS IRÁN AL TUYO!”

“Pa’ vida de morirse… ¡HAY QUE ESTAR VIVO!”

“Todos vamos rumbo al panteón… ¡PERO NO EMPUJEN!”

filosofo2006@prodigy.net.mx


EL BUEN SENTIDO DEL HUMOR

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

El sentido del humor es magistralmente manejado por el mexicano lo mismo para gozar la vida, que para convivir con los amigos, que para criticar o satirizar la política, el deporte, la religión y hasta a la muerte misma.

 

Científicamente está probado el valor y poder terapéutico del sentido del humor, este opera siempre a favor de nuestra vida, no sólo armonizándola con el universo, sino también fortaleciendo nuestro sistema inmunológico. Permítame estimado lector enumerarle algunas de las ventajas y lecciones que el sentido del humor provee a nuestras vidas:

El humor te ayuda a redimensionar positiva y amorosamente tu vida. Te hace ser tu mejor amigo.

 

Te apoya para que abras tus alas al vuelo, encontrándote con lo mejor que la vida tiene el día de hoy para ti.

Te ayuda para fortalecer tu unicidad y despertar con ello tus potencialidades.

Te apoya a creer y en consecuencia a luchar por tus sueños.

Te lleva a evitar la crítica y la envidia que te conducen y debilitan la armonía que el universo te provee. 

El humor te ayuda a trabajar con ahínco, a estar pleno de humildad y tener el don de la gratitud a flor de piel.

El humor te ayuda a eliminar las cargas emocionales negativas e inútiles del pasado, que sólo te conducen a evitar tu natural crecimiento.

Te enseña a dialogar, no a confrontar, mucho menos chocar, sabiendo que no tienes que ganar una discusión.

Te apoya para reconciliarte con tu pasado, para vivir en paz en el presente y alcanzar tus sueños en el futuro.

El sentido del humor te guía para que entiendas que sólo tú eres el responsable de hacerte cargo de tu felicidad; te enseña a no hacer comparaciones.

A perseverar en pos de tus sueños, entendiendo que el día de hoy es el día más especial de tu vida.

 

El humor te ayuda a aprender a ejercer el don curador del perdón y a dar tiempo al tiempo.

Te ayuda, a aprovechar al máximo tus potencialidades, saliendo feliz y contento al encuentro de los milagros que la vida tiene preparados especialmente para ti en este día.

Te ayuda, a saber que el día de HOY, tu cuerpo, tu salud, tu hogar, tu vida, no tienen envoltura… pero es el mejor regalo que Dios tiene preparado para que disfrutes.

El humor te enseña que lo que HOY es, mañana no será, y por lo tanto que nada es definitivo en la vida, ni los triunfos ni los fracasos.

Pero sobre todo el generoso sentido del humor te lleva a saber que todo es pasajero y por lo tanto que aprendas a mirar tu vida a través de la magia y la policromía del amor.

Así el viejo Filósofo trata de cargar su vida con el sentido del humor de sus frases, frases que ya puedes encontrar en la Agenda de El Filósofo de Güémez 2019, disponible en el teléfono: (01834) 31 44631; frases como:

“Me encanta la reencarnación por tres motivos,

uno es el sexo… ¡los otros dos ya se me olvidaron!”

“En política el que sabe, sabe; el que no… ¡es jefe!”

“El que anda hecho madres se muere… ¡el que no también!”

 “Las suegras son como las semillas de tomate,

nadie sabe pa’ que inga’os sirven… ¡pero ya vienen incluidas!”

“Hay políticos que son como los burros de Güémez…

¡con sus  mismos pedos se espantan!”

“Cabrón es el que repite plato… ¡pero más cabrón es el que pide pa’ llevar!”

filosofo2006@prodigy.net.mx


EL PODER DEL HUMOR

 

El viejo Filósofo dice: “Las feas también tiene derecho a vivir… pero no la chinguen, no me las junten a todas en mi barrio”. Pero cuánta razón tenía Ramón de Campoamor cuando afirmaba: “Admiro a la mujer fea que eclipsa a la mujer bella” una mujer así, goza de una autoestima elevada, se sabe parte del milagro de la vida, entendiéndose plena y regocijante en la abundancia de dones y de bienes.

 

Uno de esos bienes es el poder del humor, que tiene la magia de liberar el espíritu de tus dolores y pesares, poder que te lanza la reflexión de que la mayor frustración es el no saber encontrar el camino para reír y con ello, ser feliz.

 

Mientras hay personas que laboran cuatro, seis u ocho horas al día, el viejo Filósofo amorosa y cotidianamente trabaja 12 horas en el manejo y estructuración del humor, sabiendo como dicen los viejos de Güémez: que no hay crisis que aguante doce horas de transpiración fecunda y arduo trabajo.

 

Si me permite parafrasear al gran físico alemán-suizo-norteamericano Albert Einstein diría: “Triste época la nuestra, es más fácil desintegrar un átomo que ser feliz”.

Y el secreto de las abuelas de Güémez para la felicidad radica en cuatro puntos cardinales:

1. Ser feliz en el milagro del hoy;

2. Ser feliz con lo que eres;

3. Ser feliz con lo que tienes, y

4. Regocijarte en los dones sanadores que el amor y el sentido del humor poseen.

¿Y sabe una cosa?, ambos son gratuitos y están diariamente a su disposición, sólo hace falta que abra los brazos al universo y se prepare a recibirlos. Hay un viejo proverbio anónimo que reza así: “La vida hay que tomarla con amor y con humor, con amor para comprenderla y con humor para soportarla” ambos ingredientes le dan a tu vida una percepción inigualablemente positiva.

 

Al viejo Filósofo, después de ver el extraordinario paisaje que la serranía guemence le provee, le resulta imposible no soñar con un México reconciliado, unido, trabajando en una paz constructiva y creadora, lleno de la felicidad y la alegría que el buen sentido del humor genera.

 

El humor y su fiel compañera: la risa, desde tiempos inmemorables han suscitado el interés de filósofos y estudiosos, en los últimos 50 años se han multiplicado el número de organizaciones dedicadas a la aplicación del humor como una técnica que busca los beneficios psíquicos y mentales, surgiendo la risoterapia y organizaciones como: Doctores de la Alegría; Doctor Felicidad; Cuento con tu risa; la American Association for Therapeutic Humor; Humor Aula, entre otras.

 

El viejo Filósofo que se declara abiertamente un aprendiz permanente de la escuela de la vida y desde sus conferencias que dicta por todo el país y en esta tribuna, dedica su espacio vital a reiterarle a usted los beneficios terapéuticos y sanadores del poder del humor, que nos ubican en la justa dimensión de la temporalidad de la vida.

 

Lo del humor me recuerda aquel chiste que parafraseo en voz del Filósofo: “Cierta ocasión el Filósofo decide ir a su pequeña huerta de una hectárea y media a traer naranjas para su jugo matutino, acompañado de su fiel perro “El poponini” y de su destartalado cesto de mimbre, al llegar a su modesta parcela que está a un lado del río Corona escuchó voces cargadas de ánimo; era un grupo de jóvenes mujeres, que venidas de la capital aprovechaban las cristalinas y bellas pozas para recrearse y bañarse, completamente desnudas.

 

Estas al ver al viejo campesino inmediatamente se fueron a la parte más honda del río, manteniendo solamente la cabeza fuera del agua. Una de ellas le gritó:

–– ¿Sabes una cosa? ¡No saldremos de aquí mientras no te vayas!

El Filósofo las recorrió a todas con su pícara mirada y respondió:

–– ¡Si no estoy aquí para verlas nadar o salir desnudas del río! y levantando el cesto de mimbre, les dijo:

–– Sólo he venido para… ¡DAR DE COMER A LOS LAGARTOS!”  

filosofo2006@prodigy.net.mx


¡LA CONOZCO PERFECTAMENTE!

 

En la página: www.renuevodeplenitud.com; diariamente nos alimentan con las más variadas y ricas historias, la siguiente es de Maxwell, J. C. (2001; 2003).  “Cierto día, un capitán de barco y su rudo jefe de ingenieros conversaban. Empezaron a discutir sobre quién era más importante de los dos para que el barco navegara. Como la discusión se tornó acalorada, el capitán decidió que por un día cambiaran de trabajo. El jefe de ingenieros estaría en el puente de mando y el capitán en la sala de máquinas.

 

A sólo unas pocas horas de haber iniciado el experimento, el capitán salió de la sala de máquinas. Venía sudado, sus manos, cara y uniforme estaban llenos de grasa y aceite.

 

–– Creo que tienes que venir a la sala de máquinas. No puedo hacer que los motores anden.

–– Por supuesto que no puedes, −dijo el jefe de ingenieros− acabo de encallar el barco.

 

Qué tontería es, cuando comenzamos a creer que somos los únicos y que el mundo depende sólo de nosotros. En la vida estamos rodeados de personas y cada uno tiene un papel vital que desarrollar. Necesitamos aprender a respetar, amar y considerar al otro, sabiendo que cada uno es experto en algo, cuando nos unimos, es que el barco de la vida no encalla y puede marchar. Dios nos ha dado dones y capacidades a cada uno, pero siempre dejemos que Él sea el capitán del barco.”

 

Cuando eres capaz de entender tres cosas: 1. Que tu vida está plena de potencialidades; 2. Que otros también gozan de disímiles capacidades y 3. Que hay un capitán que desde arriba te coordina, entonces sabrás que nadie es más ni menos, simplemente eres heterogéneo, porque cada uno tenemos encomendada una tarea diferente; cuando lo reconozcas y respetes crecerás espiritualmente.

 

Recuerda que tu vida tiene una trinidad, −cuerpo, mente y espíritu−, en la medida que las armonices te funcionará mejor, te ayudará a entender que la vida es una fiesta que hay que celebrar con la plenitud de los sentidos.

 

Diariamente aprende a amar y respetar tu cuerpo; a tener actitudes mentales positivas que lograrás cuando aprendas a vivir en el milagro del HOY, acción que te ayudará a eliminar el miedo que impide a tus alas tomar vuelo, al omitir vivir en los dolores del pasado o en la angustia del futuro.

 

Dag Hammarsöld afirmaba: “El camino más difícil es el camino al interior y por lo menos una vez en la vida debemos recorrerlo”, una vida rica en espiritualidad aleja la posibilidad de “que donde una vez estuvo el corazón… ahora haya una piedra”.

 

La riqueza de la espiritualidad conduce a aprender a “no viajar con la prisa que la vida moderna impone, porque pierdes la oportunidad de gozar el paisaje y también de gozar la vida misma”. 

 

Nunca olvides la transitoriedad de la vida, ocúpate de enriquecerla diariamente con el poder de la oración, del amor, de la esperanza, del perdón y de la actitud mental positiva, que te ayudarán a transformar tu ser en una inagotable fuente de bienestar, prosperidad y felicidad.

Cada mañana cree lo que eres, “eres la expresión de lo divino que ha bajado hasta lo humano”, entiende que el mundo gira a tu rededor, −cuando partas a rendir cuentas al hogar paterno dejará de girar− éste artículo, como muchas cosas más, están hechas especialmente para ti, es el momento de que tomes conciencia de la importancia que gozas en el juego de la vida.

 

HOY es el día en el que dejes partir tus miedos, penas, dolores, resentimientos y angustias, déjalos ir, es hora de que fluyas con el universo, de que no busques en el exterior el amor, la felicidad, la prosperidad o la abundancia de bienes, eres la fuente de tus miserias o éxitos; para que goces de la prosperidad primero debes enraizarla en tu interior, que es donde radica el poder de tu vida.

 

Cuando la gente me pregunta ¿Por qué crees que guste el Filósofo? Muy sencillo, −respondo− es un viejo campesino feliz con lo que es y lo que tiene; A propósito iba el Filósofo caminando por la calle, con su compadre Antálgico, quien le reclamaba que por andar en el tema de la espiritualidad se ha olvidado de la belleza de las mujeres, en eso observan que en sentido contrario viene caminando una muchacha llena de una candente sensualidad.

 

El Filósofo le dice a su compadre:

–– Conozco perfectamente la belleza femenina, mira, esa muchacha trae puesto el calzón de mi amá.

–– ¡No ‘ingues! ¡Si ni siquiera conoce a tu mamá! 

–– ¡Claro que sí! te apuesto 100 pesos a que trae puesto el calzón de mi amá.

–– ¡Está bien! pregúntale.

–– Disculpe, preciosa −pregunta el Filósofo− ¿De quién es el calzón que trae puesto?

–– ¡De tu tiznada madre… ‘endejo!  

–– Ya ves −dijo el Filósofo− ¡LA CONOZCO PERFECTAMENTE! 

   filosofo2006@prodigy.net.mx


PARADOJAS

 

Una paradoja es una proposición en apariencia verdadera, que […intrínsecamente] conlleva a una contradicción lógica o a una situación que infringe el sentido común.1

Para el viejo Filósofo la vida está llena de paradojas: “Miles de años antes de que la invasión estadounidense llevara la guerra a Irak, en esta tierra bárbara, había nacido el primer poema de amor de la historia universal. En lengua sumeria, escrito en el barro, el poema narró el encuentro de una diosa y un pastor. Inanna, la diosa, amo esa noche como si fuera mortal. Dumazi, el pastor, fue inmortal mientras duro esa noche.

 

Otra paradoja se da con Aleijadinho, el hombre más feo de Brasil, que creó las más hermosas esculturas de la era colonial americana. El libro de viajes de Marco Polo, aventura de la libertad, fue escrito en la cárcel de Génova. Don Quijote de La Mancha, otra aventura de la libertad, nació en la cárcel de Sevilla.

 

Paradójico fue también, que fueron nietos de esclavos los negros que generaron el jazz, la más libre de las músicas. Uno de los mejores guitarristas de jazz, el gitano Django Reinhardt, tenía dos dedos en su mano izquierda inmovilizados. No tenía manos Grimod de la Reynière, el gran maestro de la cocina francesa. Con garfios escribía, cocinaba y comía”2

 

El viejo Filósofo, se ha convertido un paisajista escritural, de ese impresionante caleidoscopio formado por el maravilloso mosaico cultural popular de la nación, que impregnado de la sabiduría heredado de la tradición oral de la que son recipiendarias las abuelas, vibra con el sentido común y con la fuerza de la vida, que el mexicano tiene a flor de piel.

 

Ello me lleva a ver que en este país de contradicciones, en el que vivimos, en lo más íntimo de nuestro ser nacional, hay una serie de paradojas, entre ellas: los huracanes, las tormentas que han azotado nuestro país, si por una parte trajeron consigo desolación, destrucción de infraestructura, miles de damnificados, decenas de desaparecidos y muertos, por otra parte lo paradójico es que enriquecieron las presas, trajeron vida al desolado campo mexicano y como por un encantamiento, que nos hace sentir nuestra la tragedia humana del hermano, hicieron que brotara el manantial de la magia de la solidaridad del mexicano.

 

Las paradojas nos recuerdan que somos un pueblo más grande que la violencia y la tragedia, y la genialidad del humor del mexicano, apropósito cinco cirujanos de Güémez, en la antesala de los quirófanos comentaban sobre quienes, para ellos, eran los mejores pacientes en una sala de operaciones.

 

Simpliano, el primer cirujano dice:

— Han de saber que a mí me encanta operar Contadores Públicos, parece paradójico porque cuando los abres… ¡TODO ESTÁ ORDENADO POR NÚMEROS!

Virulo, el segundo cirujano comenta:

— Sí, pero para mí los electricistas son mejores, porque paradójicamente todos sus órganos están perfectamente en orden y además codificados por colores… ¡NO HAY FORMA DE EQUIVOCARSE!

Toca el turno a Anacorito, el tercer cirujano:

— No, pa’ mí los mejores son los bibliotecarios, por dentro de ellos… ¡TODO ESTÁ CODIFICADO ALFABÉTICAMENTE!

Ovárica, la cuarta cirujana afirma:

— Miren pa’ mí, los mejores son los mecánicos… ¡YA TRAEN LAS PIEZAS DE REPUESTO QUE HAY QUE COLOCAR!

Audomaro, el sabio cirujano había quedado al último, rosando con su diestra la barbilla, meditabundo afirma:

— Siento mucho disentir con ustedes, pero pa’ mí, los políticos son los mejores pacientes del mundo para operar: no tienen corazón, no tienen estómago y además, son tan singulares que… ¡EL CEREBRO Y EL TRACERO SON INTERCAMBIABLES!

1 http://ensayosgratis.com/Biograf%C3%ADas/Paradoja/71011.html

2 http://www.elortiba.org/galeano1.html

filosofo2006@prodigy.net.mx


HOY…

 

Con ese oficio de vida que poseía Osho, el místico indio, gurú y maestro espiritual decía: “No tengas ninguna expectativa. Si algo aparece en tu camino, agradécelo. Si nada viene, no es necesario que venga… no lo necesitas.” Sólo regocíjate con el poder de tu salud y de la vida… lo demás llega por añadidura.

 

Los abuelos de Güémez, sabios como la naturaleza, acostumbran a viajar ligeros de equipaje, a vivir el milagro del HOY a plenitud, sabiendo que no existe hombre poderoso que pueda cambiar el pasado, tampoco aquel que tenga la habilidad de hacer que el mañana se adelante, porque saben que el futuro se construye desde el HOY.

 

Además, si en la oración que de niños nos enseñaron decimos: “Padre nuestro… danos HOY…” porque habremos de preocuparnos por el ayer o angustiarnos por el mañana, mejor ocupémonos del HOY, ahí está la fuerza de la vida, recuerda que:

HOY, Dios tiene un plan amorosamente enorme para ti… Confía.

 

HOY, ama, que amar es la mejor manera de armonizar tu vida con el cosmos y de trascender.

HOY, toma tus problemas sabiendo que no son tuyos y arrójalos al aire, después abre tu alma para que entren los cientos de milagros que la vida tiene para ti.

 

HOY, recuerda que la vida es corta, disfruta los instantes de cada día, comparte el gozo de vivir.

HOY, recuerda que en la NASA hay un letrero que dice: “Las abejas aerodinámicamente no están hechas para volar… pero ellas no lo saben1 así que tú, que estas hecho para triunfar y ser feliz, que nadie menosprecie tú valía, que nadie te diga que no se puede.

 

HOY, recuerda que has sido creado de forma maravillosa, por lo tanto eres la manifestación más perfecta del amor, deléitate con el milagro de tú vida.

 

HOY, recuerda que cuando andas de malas, con odios, resentimientos y criticando, cancelas todas tus potencialidades, no olvides que eres un ser hecho para la grandeza.

HOY, confía en que la fuente de tu vida tiene lo mejor para ti.

 

HOY, experimenta, goza de una paz interior excepcional, sabiendo que eres especial, da gracias por el milagro del nuevo día, de tu salud, de tu familia, de tu trabajo, ser agradecido empodera tu existencia.

 

HOY, utiliza los dones que la vida te ha dado para ser feliz primero contigo mismo, después con quienes te rodean, luego con tu universo; deja que la sabiduría y el amor fluyan naturalmente por tu torrente sanguíneo.

 

HOY, abre “los ojos de tu espíritu” y descubre la abundancia de bienes que existen para ti.

HOY, aprende con humildad que lo que obtienes nace de tus pensamientos. Pregúntate que quieres de la vida y aprendiendo de tu silencio interior, escucha la voz del corazón, no vendrá en mensajes, sino en sensaciones y emociones; recuerda que todo lo que se pide con FE… llega.

 

HOY, recuerda que tu transformación es lingüística, confía en el poder de tus palabras y pensamientos, esos te dan la visión del mundo, reemplaza tus ideas de escasez por las de abundancia, las de enfermedad por las de salud, las de tristeza por las de alegría. Piensa más en lo que quieres, que en lo que no quieres.

 

HOY, sabiamente recuerda que “cuando tienes la idea de que: ‘si gasto, mañana no tengo’, es como si el sol dijese: ‘si brillo mucho, mañana no tengo luz.’ Confía en que tus necesidades, tus carencias siempre serán resueltas, no tengas miedo en pensar en la abundancia. Siente como la abundancia de dones,  de salud, de bienes llegan a ti y con ellos una reconfortante paz mental y calma interior.”

 

HOY, enriquece, activa y mejora tu vida, DATE PERMISO DE… crecer, de soltar el lastre que impide levantar vuelo, de limpiar tus sentimientos de dolor y tu corazón llenándolo de amor y de humor.

 

A propósito del humor, me recuerda la ocasión en la que llegaron a la casa del campesino de Güémez  un psiquiatra, un psicólogo y un terapeuta, al verlo le dijeron:

Nosotros estudiamos científicamente a una persona a través de su cuerpo: cuello corto… demuestra baja tolerancia; entrecejo fruncido… es una persona irritable; comisuras de los labios hacia abajo… proyecta a una persona llena de tristeza…

Tú, ¿Cómo le haces para analizar a una persona? –preguntaron los especialistas en conducta humana.

 

Muy sencillo -dijo el Filósofo: “Cuando veo un pela’o con cara de gente buena… ¡es bueno!; con cara de ‘endejo… ¡es ‘endejo!; Cuando lo veo con cara de jijo de la fregada… ¡es jijo de la fregada!; Cuando lo veo con cara de sinvergüenza… ¡NO LE PRESTO!

1 www.espaciomix.com/articulos/la-prisa.html

filosofo2006@prodigy.net.mx


¡SOY EL CURA DE GÜÉMEZ!

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Hay una historia que hoy trascribo para ti: “Se cuenta que en un pueblo había el dueño de un modesto negocio, gozaba de la amistad del gran poeta brasileño Olavo Brás Martins Dos Gumaraes Bilac, poseedor de un ingenio, una rima y métrica envidiable cierto día lo encontró cuando caminaba por la calle y le pidió un favor:

–– Amigo estoy necesitando vender mi casa, que usted tan bien conoce. ¿Me podría ayudar redactándome el aviso para el diario?

 

El poeta puso manos a la obra e inmediatamente tomó lápiz y papel y escribió:

“Se vende encantadora propiedad, donde cantan los pájaros al amanecer en las extensas arboledas. Rodeado por las cristalinas aguas de un lindo riachuelo. La casa, bañada por el sol naciente, ofrece la sombra tranquila de las tardes en el balcón.”

 

Tiempo después, el poeta volvió a encontrarse con el comerciante y le preguntó si ya había vendido la casa.

 

–– No pensé más en eso, dijo este después que leí el aviso, me di cuenta de la maravilla que tenía.”

Cuántas veces por ir en busca del poder político, económico o social, de los bienes materiales o de lo superfluo de las marcas y de la moda, omitimos valorar en su exacta dimensión las bendiciones que la vida nos provee.

 

Es preciso que justipreciemos que nuestra vida está llena de maravillosos milagros que olvidamos valorar: la vida, la salud, la familia, la casa, los sagrados alimentos, los amigos, en síntesis la abundancia de bienes, vaya pues hasta que no seamos analfabetas y podamos compartir este artículo, mientras hay en el mundo más de 700 millones de seres humanos que se debaten en la pobreza del analfabetismo.

 

Para aprender a valorar los milagros que la vida te entrega se hace necesario que tengas la humildad de ejercer el poder de la gratitud, que auténticamente es eso, un poder que genera energía y te fortalece ante la vida.

 

Cuando estamos abiertos a dar las gracias hacemos uso de una ordenanza establecida para nuestro beneficio por el Señor, recuerda que mientras la ley de la gravedad atrae todo hacia el centro de la tierra, la ley del agradecimiento te eleva hasta el centro de la vida, que está en Dios.

En un acto de modesto encogimiento has una reflexión de las bendiciones por las que tienes que dar gracias a Dios el día de HOY; este viejo Filósofo da gracias por el milagro de la vida y la salud, por la familia y el amor, por el trabajo y la amistad, a ti por tomar el tiempo para leerme y a ésta mi casa Editora por la generosidad de darme un espacio para publicar mis artículos.

 

Que diferente sería tu existencia si cada nuevo amanecer inicias dando las gracias por las bendiciones que llenan tu ser, la palabra gracias además de que es medicina pura para el alma pues te sana hacia adentro y hacia afuera, es una expresión llena de la magia de la vida, que cuando se expresa desde el fondo del alma se vuelve extraordinaria.

 

Louise L. Hay, afirma que “aquellas personas que se han encontrado con fuertes retos y pruebas, como el sufrimiento, la enfermedad y la muerte de un ser querido, tienen un punto de referencia distinto. No se preocupan por las insignificancias y sienten especial gratitud por los más pequeños favores y bendiciones.”

 

Lo de la gratitud me recuerda la ocasión aquella en la que un borracho vio a una señora de negro que estaba sentada frente a él, tambaleante se le aproximó y le dijo:

–– ¡Hic! … mi negra vengo a darte las gracias porque hayas venido ¿Me permites bailar esta pieza contigo?

–– ¡NO!

–– ¡Hic! ¿Pero por qué no mi negra?

–– Por cuatro motivos muy simples −contestó la negra− primero porque está usted bien borracho, segundo, porque esto es un velorio, tercero, porque el Ave María no se baila y cuarto, porque mi negra será tu tiznada madre… ¡SOY EL CURA DE GÜÉMEZ!

filosofo2006@prodigy.net.mx


PECADOS CAPITALES

Por Ramón Durón Ruíz (†)

En el siglo VI, el Papa Gregorio Magno habló de los siete pecados capitales, mismos que posteriormente serían utilizados magistralmente en la obra del poeta Dante Alighieri, “La divina comedia” y esgrimidos durante siglos en la búsqueda de una moral pura por los cristianos y por cientos de artistas europeos.

 

Los siete pecados capitales: 1. Lujuria, 2. Gula, 3. Avaricia, 4. Pereza, 5. Ira, 6. Envidia y 7. Soberbia. De acuerdo a Santo Tomás de Aquino, estos pecados adquieren la categoría de capitales no por la magnitud de los mismos, sino porque tienen la fuerza de generar a la vez otros pecados y más vicios.

 

Los pecados capitales tienen virtudes para vencerse: “La Soberbia, que se da ante el deseo de honores y gloria, se ataca con la Humildad, que nos conduce a reconocer que de nosotros mismos sólo tenemos la nada y el pecado; La Avaricia, que es el deseo de acaparar riquezas, se vence con la Generosidad, que no es otra cosa que dar con gusto de lo propio a los pobres y a los que necesiten.

 

La Lujuria ante el apetito sexual, se vence con la Castidad, que es el dominio sobre los apetitos carnales; La Ira ante un daño o dificultad, se vence con la Paciencia, que se da al sufrir con paz y serenidad todas las adversidades; La Gula ante la comida y bebida, se vence con la Templanza, que no es otra cosa que la moderación en los excesos.

 

La Envidia que es el resentimiento de las cualidades, bienes o logros de otro, se combate con la Caridad, que es desear y hacer siempre el bien al prójimo, y finalmente, la Pereza que es el desgano para obrar en el trabajo y responder a los bienes espirituales, se combate con la Diligencia, que es la prontitud de ánimo para obrar bien.”1

 

Pero en fin, viejo y ajetreado por los vaivenes de la vida, el Filósofo, cree a pies juntillas, que la mejor manera de vencer a los siete pecados capitales es a través del amor y del humor, porque ambos además de dar plenitud y armonía a tu vida, te acerca a la divinidad interior que reina en ti.

 

A propósito, el humor me recuerda aquella vieja carta que circula entre el colectivo social que un pela’o le envió a la afamada Dra. Corazón:

          “Apreciable doctora:

Como muchos de mis paisanos le quito el tiempo, porque usted es una mujer llena de la sabiduría que la vida y los años otorgan; acudo en busca de su consejo ante una situación harto difícil que se me presenta.

 

Resulta que estoy enamoradísimo de mi novia y por lo mismo tengo hartos deseos de casarme con ella. Sólo que tengo un grave problema: Mi padre está preso debido a que borracho atropelló a 23 señoras que iban en una peregrinación. Él conoció a mi madre en el table dance “El Capitán” y la sacó de esa vida.

 

Ella en fin mujer, inteligente, puso su propio negocio; ahora tiene su table dance con más de 100 mujeres y hombres y ya no tiene que ejercer la prostitución... aunque ella dice que si de vez en cuando se “avienta una canita al aire”, es para no perder “la condición física” y seguir asimilando experiencia.

 

Tengo tres hermanos y dos hermanas. Uno es diputado federal; el segundo está preso por asalto a mano armada y violación. Mi hermano el más pequeño es homosexual y trabaja vendiendo carnalidad en las noches en el boulevard.

 

Mi hermana, la mayor, es lesbiana y recién acaba de casarse con su novia, 30 años más chica que ella, tienen su propia empresa vendiendo partes de carros robados.

 

La menor trabaja con mi mamá en el table y dicen que a pesar de su corta edad es muy buena en el oficio más antiguo del mundo.

   

Algo compungido y lleno de pena le pregunto. ¿Cree usted apropiado que le cuente a mi novia que… ¡TENGO UN HERMANO QUE ES DIPUTADO FEDERAL!?” 

1http://www.corazones.org/diccionario/pecados_capitales.htm

filosofo2006@prodigy.net.mx


SUI GÉNERIS INVITACIÓN

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Si hay algo que distinga al mexicano, es que en cualquier situación, adversidad o problema siempre tiene a flor de piel su inigualable sentido del humor, ese que lo hace gozar palmo a palmo las bendiciones y maravillas que la vida tiene especialmente para él.

 

El humor lo mismo se da en casa, que en la oficina; en el trabajo o en el deporte; con los clérigos o la política; las damas o los profesionistas; incluidos los abogados, quienes llenos de genio y de un ingenio sin par, saben trascender los entretelones del tiempo.

 

A propósito, cuenta el Profesor Raúl García que cuando el Licenciado Emilio Portes Gil fue llamado por el Congreso de la Unión para que asumiera la presidencia de la República, numerosos amigos del abogado tamaulipeco se regocijaron y se dirigieron a la capital del país.

 

Hubo algunos que como el inigualable poeta Don Arnulfo Martínez se quedaron en casa esperando ser llamados por el abogado tamaulipeco para recibir un nombramiento, −mismo que nunca llegó−. Los amigos, sabiendo la entrañable amistad que les unía animaban al poeta para que pidiera audiencia con el Presidente, el abogado Fidencio Trejo Flores se comprometía a entregar la solicitud de trabajo, sólo pedía que ésta fuese festiva. Así fue como el poeta popular solicitó trabajo al primer magistrado de la nación:

“Mi querido Licenciado, mucho le agradecería me dejara colocado en una robaduría del gobierno del Estado.”

 

Por otra parte, en mi pueblo había un célebre Abogado al que apodaban “El botas miadas”, cierto día enfermó, inmediatamente fue a ver a su amigo el prestigiado galeno Raúl Bermúdez, éste después de auscultarlo y conociendo su gusto por las bebidas espirituosas le dijo:

–– Las medicinas que te receto, saben feo, pero ¡tómatelas pensando que es una cerveza y un tequila! 

–– Oye doctor ¿y no sería mejor que me tomara una cerveza y un tequila pensando que es medicina?

También había otro formidable personaje, el queridísimo licenciado Francisco González Manly quien toda su vida fue defensor de oficio en el Poder Judicial tamaulipeco, cierto día en el que celebraban el cumpleaños de un Magistrado se levantó y dijo: 

   –– Aquí, frente a ustedes tienen a un abogado humilde; mientras hay juristas que tienen sed de amor, sed de publicidad, sed de aventuras, sed de riqueza, sed de poder, sed política, otros, sed de sabiduría… ¡yo sólo tengo sed!: ¡Salud!

 

Cuando el distinguido abogado veracruzano Francisco Liguori contrajo matrimonio con Gloria Gamiochipi el 20 de diciembre de 1968 en la casa de la política y poetisa Griselda Álvarez, en un acto presidido por el oficial del Registro Civil el abogado José María Lozano, la sui géneris invitación de la boda hecha por Don Paco Liguori rezó de la siguiente manera:

 

“A las nueve menos cinco del día de san Filogonio, en el ciento ochenta y cinco del Cerro de San Antonio, Gloria y Pancho, en audaz brinco cometerán matrimonio.

 

Se beberá con ahínco, y al dar en punto las cinco todos se irán al demonio. Griselda será anfitriona Chema Lozano es el juez, se invita a toda persona que lleve whisky escocés.

filosofo2006@prodigy.net.mx


¡ES PA’ TODA LA VIDA!

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

La siguiente historia me cautiva: “Durante toda su vida, el sueño de una señora de avanzada edad, era el de darse el gusto de viajar en tren. Deseaba con toda su alma gozar y observar, devorar cada paisaje con sus ávidos ojos y recrearse en todo su ser con el viaje.

 

Emocionada ingresó al vagón de pasajeros, entregó su pasaje al boletero. A los pocos minutos cuando el tren estaba en movimiento, empezó a bien acomodar sus maletas, luego una a una las bolsas y las cajas que traía.

 

Una vez que todo estuvo en perfecto orden, limpió el asiento, luego se sentó plácidamente, estiró sus piernas, respiró profundamente en señal de disponerse a gozar el viaje y contemplar cómodamente el paisaje, entonces el boletero dijo en voz alta el nombre de la estación a la que ella se dirigía… ¡Habían llegado! Cargando bolsas, cajas y el equipaje que recién había acomodado, dijo:

— Qué lástima, si me hubieran dicho que llegaríamos tan rápido, no habría perdido tiempo en pequeñeces.”

 

La moraleja de la historia es profunda, cuántas veces olvidamos gozar de la rica policromía que el paisaje nos provee y con ello, disfrutar minuto a minuto de la vida y esta se nos va de las manos, porque perdemos el tiempo en pequeñeces, en nimiedades.

 

Discutir innecesariamente, criticar, ofender, odiar, es desperdiciar el acomodo del rompecabezas del viaje de tu vida en pequeñeces, en cosas tan vanas como superfluas.

 

La existencia es una experiencia positiva, transformadora y personalísima, que solo tú puedes vivir, nadie la puede crear y disfrutar por ti. HOY decídete a gozar el paisaje que el  nuevo día te provee, también apréstate a disfrutar los mejores momentos la incomparable textura de tu vida.

Cada día tiene sus puntos de inflexión, que te auxilian para revisar tu camino, a mirarlos desde una visión polícroma y panorámica, en el que te invito a que aprendas a ver con los ojos del alma, lo maravillo que HOY la vida tiene para ti.

 

Cuando entiendes que el milagro de la vida se vive HOY, en el Padre Nuestro decimos: DANOS HOY –y ves el paisaje con amor y aceptación, como por arte de magia se armonizan con el universo tu cuerpo– mente-alma, entonces entiendes que “el mundo es de los audaces que tienen el coraje de soñar con un mundo mejor y trabajar en viajar en pos de sus sueños.”

 

William Shakespeare afirmaba: “Estamos hechos de la misma materia que los sueños”, recuerda que tú llegaste a esta carnalidad a amar, ser feliz, crear y trascender y que tu  mente es tan poderosa, que tiene la capacidad de crear un estado de conciencia en el que vibre el amor incondicional, la auto aceptación, la abundancia y el equilibrio.

 

HOY amorosamente despierta al gigante que vive en tu divinidad interior, responsabilízate de crear el camino a tu éxito, tú estás diseñado genéticamente para triunfar, para romper viejos paradigmas, para ir más allá de tus límites, para hacer posible… lo que para otros es imposible. 

No olvides que hay cosas que se salen de tus manos, que no está en ti controlar: el estado del tiempo, el tráfico, la política, la economía mundial, la violencia, etc. HOY te invito a que trabajes en lo que sí puedes dominar: tu temperamento, tu actitud, tus pensamientos, tu visión positiva de futuro, tus emociones.

 

Recuerda que el 97% de las grandes ideas, no suelen darse en el trabajo, en el taller, en el aula, sino cuando creas una visión positiva de futuro. La clave es unir en un solo has de voluntad tus actitudes… con tus aptitudes.

 

HOY te recuerdo que tu estado natural es amar, crear, triunfar, trascender y ser feliz.

Lo que me recuerda que después de ofrecer el sermón dominical, el Padre Chuyo platica con sus feligreses y le pregunta a Simpliano:

¿Cuál de los sacramentos que has recibido, te ha gustado más?

Po’s la mera verdad padrecito y con todo respeto, ¡ninguno! y usted ha de dispensarme pero mire: en el bautismo, me echaron agua; en el segundo –la confirmación– me tuvieron mucho tiempo de pie y sosteniendo una vela, para luego darme un golpecillo en la mejilla; y en el casorio, me dieron una mujer, que además de ser una ‘inche leona…  ¡ES PA’ TODA LA VIDA!

filosofo2006@prodigy.net.mx


¿SABES QUIÉN SOY?

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

En la página digital Renuevo de Plenitud, hay cientos de historia fascinantes. Esta es una de ellas: “Había un chico que nació con una enfermedad que no tenía cura. A sus 17 años podía morir en cualquier momento. Siempre vivió en su casa, bajo el cuidado de su madre. Cierto día, decidió salir solo por una vez. Le pidió permiso a su madre y ella aceptó.

 

Caminando por su cuadra, al pasar por una tienda de música y ver el aparador, notó la presencia de una chica muy guapa de su edad, fue amor a primera vista, entró sin mirar nada que no fuera ella. Se acercó al mostrador, ella lo miró y le dijo sonriente:

–– ¿Te puedo ayudar en algo?

Mientras él pensaba que era la sonrisa más hermosa que había visto en toda su vida, sintió el deseo de besarla en ese mismo instante. Tartamudeando, le dijo:

–– Si, eeehhh, me gustaría comprar un CD –sin pensar, tomó el primero que vio y le dio el dinero.

–– ¿Quieres que te lo envuelva? –Preguntó la chica sonriendo de nuevo.

 

Él respondió que sí; ella fue al almacén para volver con el paquete envuelto y entregárselo. Él lo tomó y se fue a casa, desde ese día en adelante visitó la tienda todos los días para comprar un CD. Siempre se los envolvía la chica para luego llevárselos a casa y meterlos a su clóset.

 

Él era muy tímido para invitarla a salir y aunque trataba, no podía. Su mamá se enteró de esto e intentó animarlo; así que el siguiente día se armó de coraje y se dirigió a la tienda. Como todos los días compró otra vez un CD y como siempre, ella se fue atrás para envolverlo. Él tomó el CD y mientras ella no estaba viendo, dejó su número telefónico en el mostrador y salió de la tienda.

 

¡¡Ring!! Su mamá contestó:

–– ¿Bueno? – ¡Era ella!, preguntó por su hijo y la madre desconsolada llorando le dijo: –¿Qué, no sabes?, murió ayer. Hubo un silencio prolongado.

 

Más tarde la mamá entró en el cuarto de su hijo, decidió empezar por ver su ropa, así que abrió su clóset. Para su sorpresa se topó con montones de CDs envueltos. Ni uno estaba abierto. No resistió la curiosidad, tomó uno para verlo; al hacerlo, un pequeño pedazo de papel salió de la caja, la mamá lo recogió y decía:

–– ‘¡¡Hola!! Estás súper guapo, ¿quieres salir conmigo? TQM Sofía.’

De tanta emoción la madre abrió otro y otro pedazo de papel y estos decían lo mismo.

Dios nos tiene tantos regalos envueltos para ser disfrutados, pero muchas veces no somos lo suficientemente decididos para abrirlos, para disfrutar de las maravillosas sorpresas que tiene para nosotros, no dejes HOY esos regalos celestiales envueltos y guardados en el clóset de tu alma, no dejes que sea muy tarde y ya no puedas disfrutar de tantas bendiciones guardadas...¡Ábrelos! Tienes cientos de ellos esperando sólo para ti.”

 

Uno de esos regalos son los abuelos, son un monumento a la esperanza, un remanso de amor y paz en la vida, a grado tal, que el viejo Filósofo desea: “Que el mundo de cada niño con hambre, enfermo, con miedo, abandonado, con tristeza y soledad… tenga un abuelo en quien reposar su llanto” Porque bendito es el niño que tiene un abuelo y bendito es el abuelo que tiene un nieto.

 

Alex Haley afirmaba con meridiana sabiduría: “Nadie puede hacer por los niños, lo que hacen los abuelos, salpican de polvo de estrellas sobre sus vidas”. Por eso soy un admirador permanente de las lecciones de los abuelos, ellos, que saben que son los pequeños milagros los que hacen espectacular su vida, ya no compiten… comparten, por eso tienen la sabiduría a flor de piel y las respuestas exactas a las preguntas de la vida y hacen de su HOY una obra de amor y de arte.

 

Abuelos que no pierden la capacidad de maravillarse con el milagro del nuevo amanecer, por eso son la cima del amor y la esperanza; ellos son felices con la tarea que la vida les ha asignado, por eso han hecho de sus fracasos, retos, no tragedias, porque saben que la vida no es una carrera… sino un viaje; trabajan en lo más trascendente, en su interior; ya no buscan tan sólo hacer cosas buenas… sino también hacerlas bien; saben que sirviendo al prójimo se ayudan a sí mismos; basan su vida no en la necesidad, sino en el servicio… y en el amor.

 

A propósito de abuelos, el Filósofo llama a casa de su hijo, contesta el teléfono su nieto, el viejo campesino bromea con el niño preguntándole:

–– ¡Hola!, ¿sabes quién soy?

El nieto corre asustado y gritando:

–– ¡Mamaaaaaaá!, mi abuelito se ha vuelto loco, está al teléfono… ¡Y NO SABE QUIÉN FREGA’OS ES!

filosofo2006@prodigy.net.mx


¡…VINIERON A DESPEDIRME!

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Hoy, transcribo un fragmento del excepcional discurso que Bryan Dyson, ex presidente de la Coca-Cola, diera a un grupo de egresados universitarios en EU; dijo: “Imaginen la vida como un juego, en el que ustedes hacen malabarismos con cinco bolas que arrojan al aire. Son: el trabajo, la familia, la salud, los amigos y el espíritu.

 

Pronto se darán cuenta de que el trabajo es una bola de goma. Si se cae, rebota. Pero las otras cuatro bolas: familia, salud, amigos y espíritu, son de vidrio. Si dejan caer una de esas, van a quedar irrevocablemente dañadas. Nunca volverán a ser las mismas. Compréndanlo y busquen el equilibrio en la vida… Si viven un día a la vez, vivirán todos los días de su vida.”

 

Ese es precisamente el secreto que amorosamente enseñan los abuelos de Güémez: trabajar en el equilibrio de tu vida; el cual encontrarás mientras luches, vivas, sueñes con tu felicidad, ocupándote para que las cosas más simples sean un auténtico agasajo… un tesoro de vida.

 

Los abuelos, enseñan que tu tarea diaria es “hacer que el HOY sea tu mejor obra de arte”, olvidándote del ayer –ése ya pasó–, y omitiendo preocuparte por el mañana –ése después llegará–, lo mejor que tienes para disfrutar tu vida y ser feliz es el HOY… aprende a gozarlo.

 

El HOY, es un milagro. Aunque “no viene envuelto… es un regalo” vívelo con la intensidad del sol, recuerda que mientras millones de seres humanos tienen hambre, sed, viven en la calle, carecen del pan de cada día, no saben leer ni escribir, están enfermos o sufriendo un padecimiento terminal; HOY, tú gozas del poder de la vida y de la salud.

 

Aprende de los viejos de Güémez, que se recrean en cada nuevo amanecer, tienen una alquímica facilidad para olvidar los agravios; no odian, aman mucho, perdonan más; saborean los alimentos por más modestos que sean–: tienen muy arraigado el don de dar, dar amor, dar una sonrisa, dar alegría, su vida se pasa en dar.

 

Cuando digo que cada abuelo es una escuela de vida, es porque ellos tienen la fuente del amor a flor de piel, gozan en la magia de disfrutar cada instante con satisfacción y alegría, son la muestra más ardiente del entusiasmo con el que se debe caminar por la vida.

 

Ellos viven el HOY, no para alimentar su ego, mucho menos para competir… sino para compartir sus sabias enseñanzas; es en el HOY donde comienzan una vida llena de dicha, liberándose de lo que los limita, porque saben que dentro de ellos está ese potencial que necesitan para lograr que su vida esté en equilibrio y sea plena.

 

Los abuelos saludan el HOY con la seguridad de que no sólo vivirán plenos y sanos, también alcanzarán sus sueños; eso hace que su vida, además de encantadora sea única, porque con su actitud y pensamientos positivos dejan de divagar por los errores cometidos, tampoco se angustian por el futuro, concentran sus sentidos en el HOY.

 

Los abuelos se dan el permiso de dejar a un lado el perfeccionismo; aman, sabiendo que son fuente inagotable de vida, de bienestar, prosperidad, felicidad, de bienaventuranza; será porque el tiempo les ha enseñado que el amor tiene el milagro de conducirlos al aprendizaje de saber que son el mayor don de la vida, que HOY están aquí, no para sobrevivir sino para vivir en abundancia de bienes, triunfar, ser felices... y amar.

 

Lo anterior me recuerda a los tres gallegos que se habían avecinado en Güémez; cierto día llegaron a la estación del Ferrocarril de Cd. Victoria, en Tamaulipas, en el mismo instante en que estaba partiendo el tren de pasajeros a la ciudad de Tampico.

 

Desaforadamente comenzaron a correr porque el tren ya estaba en marcha. El primero logró subir con ayuda del boletero; el segundo, con mucho esfuerzo, también logró trepar, pero el tercero no pudo alcanzarlos, y exhausto por la infructuosa corrida, se quedó en el andén.

 

El viejo Filósofo de Güémez, que se encontraba recibiendo a unos familiares, al percatarse de lo sucedido, le dice al gallego:

–– Bueno Manolo, de tres subieron dos, es un buen promedio.

A lo que Manolo, con tono de resignación le responde:

–– ¡Joder Filósofo!, que tenéis mucha razón, sólo que el que tenía que viajar era yo…¡¡¡ELLOS VINIERON A DESPEDIRME!!!

filosofo2006@prodigy.net.mx


EL PODER DEL ABRAZO

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Le encanta, tomar de internet los correos que están llenos de mensajes propositivos y parafrasearlos para ti: “Cuenta una historia que un judío trabajaba en una planta empacadora de carne en Noruega. Un día terminando su horario de trabajo, fue a uno de los refrigeradores para inspeccionar algo; la puerta se cerró con seguro quedando atrapado dentro del refrigerador. Golpeo fuertemente la puerta y empezó a gritar, pero nadie lo respondía. La mayoría de los trabajadores habían salido y era casi imposible escucharlo por el grosor de la puerta.

 

Llevaba cinco horas en el refrigerador, estaba al borde de la muerte. De repente se abrió la puerta. El guardia de seguridad entró y lo rescató.

 

Luego de esto, le preguntaron al guardia a ¿qué se debía que se le ocurriera abrir esa puerta si no era parte de su rutina de trabajo? Él explicó: llevo trabajando en esta empresa 35 años; cientos de trabajadores entran a la planta cada día, pero él es el único que me saluda en la mañana y se despide de mí por la tarde; el resto me trata como si fuera invisible.

 

Hoy a la entrada me dijo “hola”, pero nunca escuche “hasta mañana”. Yo espero por ese “hola, buenos días”, y ese “hasta mañana”, cada día.

 

Sabiendo que todavía no se había despedido de mí, pensé que debía estar en algún lugar del edificio, por lo que lo busqué y lo encontré.”1

 

Te das cuenta, de que una cosa tan aparentemente simple como saludar verbalmente a una persona, resulta importante en la vida de él… y en la tuya. Eso es la existencia, la suma de los pequeños detalles que cuando son positivos en conjunto logran que participes en la fiesta de la vida de manera espectacularmente exitosa.

 

Igual pasa con una cosa aparentemente ociosa como tomarse de la mano, de acuerdo a “estudios realizados por la universidad de Wisconsin y Virginia no sólo es romántico, también es terapéutico. Científicos descubrieron que quienes vivían bajo extremo estrés, al tomar de la mano a su pareja, sintieron inmediato alivio. El toque de sus parejas las hizo sentir más confortablemente.

 

El Dr. James A. Coan, explica: ‘el efecto de este simple gesto de apoyo, es que el cerebro y el cuerpo no tienen que trabajar más fuertemente para responder a una amenaza. Esto es un profundo tranquilizante.’”

 

Por otra parte, un abrazo no sólo es altamente sanador y terapéutico, es reparador; debido a que el contacto que genera no es sólo agradable, es necesario y vital para nuestro bienestar psicológico, emocional y corporal. Un abrazo con su contacto físico, es energizante, acrecienta la alegría, fortalece la salud.

 

Aparentemente dar o recibir un abrazo es algo simple y cotidiano, pero en el fondo posee una dimensión de plenitud que nos proporciona no sólo bienestar físico y emocional, también espiritual, tan indispensables para la estabilidad y el desarrollo humano.

 

El poder del abrazo, además de ser estimulante, ahuyenta la soledad, aquieta los nervios, fortalece la autoestima, demora el envejecimiento, ayuda a dominar el apetito, alivia las tensiones, combate el insomnio, te dice que aquí y ahora, eres un ser destinado a ser feliz.

 

A propósito de abrazos, el viejo Filosofo que se da cuenta que ya pasó de “la edad de la pasión a la edad de la pensión”; después de ver las noticias de la prestigiada Denise Maerker, se dispone a caer en los brazos de Morfeo cuando su “vieja” algo romántica, le dice:

–– Viejoooo, ¿te acuerdas cuando me enamorabas?… me agarrabas la mano.

El Filósofo muy apenas estira su brazo y la toma de la mano por unos segundos pa’ luego tratar de dormirse. Inmediatamente ella le dice:

–– Luegoooo me abrazabas.

Un poco adormilado, la abraza y le da un suave beso en la mejilla, pa’ inmediatamente acurrucarse y dormir. A los pocos segundos, ella le dice:

–– Viejoooo luego tú me mordías el cuello.

El Filósofo hace a un lado las sábanas y se levanta.

–– ¿A dónde vas viejoooo? -pregunta ella.

––  ¡VOY POR LA ‘INCHE DENTADURA!

1. www.renuevodeplenitud.com/blogs-cristianos/la-belleza-del-saludo.html

 

filosofo2006@prodigy.net.mx


 ¡QUE TE CONOCE MUY BIEN…!

 

Shakespeare afirmaba: “El pesar oculto, como un horno cerrado, quema el corazón hasta reducirlo a cenizas.” Cuando los problemas, las adversidades o el duelo lleguen a tu vida, porque será necesario e ineludible que así sea para tu evolución espiritual, podrá venir a ti una desorganización aguda del “yo”, porque cuando algo o alguien se va… se lleva una parte de ti.

 

Ten el amor de recordar que la pesada carga que el duelo genera en tu vida, se hace más ligera cuando cuentas tus penas, porque al hacerlo, éstas disminuyen, dentro de ti está la sabiduría de buscar otros hombros que te ayuden a sopesar tu dolor. No olvides que en esta vida, cada quien tiene su ritmo y su tiempo, y que contar tus penas, cantar tu dolor, comunicar tu sufrimiento, por una parte te saca del aislamiento que el duelo conlleva y por otra, hablar de ellas, una y otra vez, te libera y te permite soltar la desesperación, tristeza, rabia, penas y dolor… hasta asimilarlo.

 

Cuando tienes la sabiduría natural de compartir, expresar, conectar con aflicciones, emociones y sentimientos reprimidos, entiendes que como siempre, “el amor vence a la muerte” y entonces te reconcilias con la vida y sin saberlo, encuentras un excelente camino y una fuente altamente saludable para procesar el duelo.

 

Cuando posees el amor a ti mismo y te abres a compartir tus penas y aflicciones, como por arte de magia, llega a ti el elaboramiento natural del duelo y con ello, el restablecimiento del equilibrio espiritual, personal, familiar, laboral, social, porque asumes la responsabilidad de hacer que tu sufrimiento se desvanezca, que el dolor empiece a aliviarse y te reconcilies amorosamente con tu pasado.

 

Ante el peso del duelo, Neimeyer aconseja: “Aunque todos debemos intentar encontrar sentido a nuestras pérdidas y a la vida que llevamos después de sufrirlas, no hay ningún motivo para que tengamos que hacerlo de manera heroica, sin el apoyo, los consejos y las ayudas concretas de los demás.”

 

Esta ayuda puede venir de un profesional de la conducta humana: psiquiatra, psicólogo, médico familiar, psicoterapeuta, psicoanalista, un sacerdote, pastor, guía espiritual, hasta de tu pareja, familia y/o amigos, lo que importa es que recuerdes que cuando una pena llegue a ti, no olvides que Dios te envía ángeles para que cuando caigas −porque en esta vida todos caemos alguna vez por lo menos−, te levanten con amor y den el suficiente aire a tus alas para que retomes el vuelo.

 

Lo que importa no es lo que la vida te hace, sino lo que haces con lo que la vida te hace” –como dijo Jackson. Pareciese que ese es el caso de miles de triunfadores, que se han enfrentado una y otra vez a la adversidad, el dolor, los sinsabores y no se han dado por vencidos, teniendo la sabiduría de seguir adelante para encontrar su sino, su ventura, su destino, llenos de una grandeza que traspasa los límites de lo ordinario.

 

Lo anterior me recuerda la vida del excepcional pintor holandés, Vincent Van Gogh frente a las adversidades y dolores, amores y desamores, enfermedad y pérdidas que llegaron a él; tuvo en su vida como figura central y pilar de soporte, a su hermano Theo, quien no sólo le prestó ayuda financiera, también le dio la solidaridad, el apoyo, el impulso que provee la funcionalidad de la familia. Hecho que te recuerda que éxito que no aterriza en tu familia, no sólo es pura fantasía… es una falsedad.

 

Las funciones de la familia −con un código de bienes simbólicos que se retroalimentan−, promueve la corresponsabilidad, la transmisión de valores, que ayudan a evitar la crisis cuando los problemas llegan, apoya en la socialización, al apego a normas, derechos y obligaciones, a la autoafirmación, ofreciendo la experiencia de fortalecer la autoestima, que te recuerda que “estás hecho a imagen y semejanza de Dios” y que tu destino es: dejar huella, trascender,  triunfar y ser feliz.

 

Lo de la familia me recuerda, aquel matrimonio de Güémez que viaja a Rusia, al Mundial de Futbol; en la aduana, la esposa, que domina el inglés, mientras hace los trámites plática con la empleada de migración:

–– Buenos días, señora, ¿sus papeles?Aquí están.

El esposo, que no habla inglés, le pregunta: –– ¿Qué dice?Me pide los pasaportes –contesta ella.

–– ¿Cuál es el motivo de su visita?Acudimos al Mundial de Futbol.

Él vuelve a preguntar: –– ¿Qué dijo?Que a qué venimos a Rusia.

–– ¿De dónde vienen, señora? –– De Güémez, Tamaulipas, México. Nuevamente dice él: –– ¿Qué dijo?

La señora desesperada contesta: –– Pregunta que de dónde venimos.

La empleada de migración exclama: –– ¡Ouuhhh Mecsicouuu!, yo estar ahí hace años, tener mala suerte de encontrar un hombre insoportable, flojo, borracho, macho, celoso, metiche, sucio, quejumbroso, no me dejaba en paz y además, ser malísimo para el sexo.

Él: –– ¿Qué tanto dice esta vieja? La esposa: –– ¡QUE TE CONOCE MUY BIEN… ‘ABRÓN!

filosofo2006@prodigy.net.mx


¡SIN RAZÓN ALGUNA!

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Algunos lectores me hacen el favor de escribirme diciendo que les gusta el Filósofo de Güémez… de por sí soy risueño y luego me hacen cosquillas. Con esos correos me pasa lo que al chaparrito de mi pueblo, que se metió de maestro de educación física, porque al marchar le encantaba cuando le decían ¡AAALTOOO!

 

Para este viejo campesino, el enfoque que te des el permiso de tener en tu vida, lo es todo; si te enfocas en la crítica, en lo negativo, en la enfermedad, en el resentimiento o en tus temores, pierdes el rumbo de tu vida y con él la fuerza y la armonía que el universo tiene para ti.

 

Por el contrario, si entiendes que en la vida no hay magia, sino magos, y que lleno de ese poder eres capaz de enfocarte en lo que más quieres para tu vida, en las cosas buenas, en la salud, la prosperidad, el trabajo, la abundancia, en la felicidad, en el amor, como por arte de magia vivirás con la agradable sensación de que llega a ti el bienestar, el entusiasmo, la alegría, la felicidad, la salud, el amor y un racimo de bendiciones.

 

Recuerda: el enfoque lo es todo, que nada te distraiga de la visión de lo que quieres ser, visualízate como si fuese cierto lo que quieres, entonces te encontrarás con la felicidad y la grandeza, porque tienes el amor de enfocarte en todo lo que quieres, poniendo en juego la ley de la atracción, que hace que tus deseos se realicen y los hagas parte de tu vida.

Te invito a que hagas un culto a la humildad, a que descubras el placer que vive en lo elemental de soñar, aspirar y creer que lo mejor es para ti, sabiendo que lo sencillo y lo simple están llenos de la creatividad, la fuerza, el poder, la dirección y la motivación que te recuerdan que: “¡DIOS NO PATROCINA FRACASOS!”

 

No olvides que nada llegará a ti del exterior que no viva en tu interior, por eso el viejo Filósofo te invita a que tengas confianza en ti, porque: “Dentro de ti hay un espíritu capaz de alcanzar las estrellas. Dentro de ti hay capacidad de lograr metas y convertir en realidad tus sueños. No escuches a los demás [cuando te desaniman o te critican para dañarte], ni temas la competencia, ni te preocupes si te equivocas. De cada experiencia se gana sabiduría. Ten fe en ti y sigue adelante con la confianza, creyendo plenamente en tu capacidad como la persona especial que ha sido destinada a ser.” 1

 

Thomas Hamblin afirmaba: “Todo hombre que triunfa se distingue por la espléndida confianza que tiene en sí mismo, quien carezca de esta cualidad espiritual jamás podrá vencer. Nunca hemos encontrado a una persona triunfadora que no creyera total y absolutamente en sí misma.”

El Filósofo, al ser un humilde peregrino de la existencia, te invita a creer en ti mismo –si no lo haces tú ¿quién inga’os lo va a hacer?– disfrutar cada instante, porque entiende que tú y sólo tú, eres el protagonista de tu felicidad.

 

La lección que te comparto es muy simple: recuerda que creer es crear, así que cree y crea un enfoque positivo para tu vida, sé humilde, goza el placer de ser sencillo, aprende de la temporalidad de tu existencia y por ello, disfruta la vida con todo lo que tengas en el HOY, pero sobre todo aprende que no es fácil que tengas todo al mismo tiempo.

 

En estos tiempos, en los que las crisis del desempleo, la inseguridad y las demás generadas por nuestros políticos después de las elecciones y la eliminación de la selección mexicana en el mundial de futbol, nos dejan como al “Toluco” López: bien madreados, y con escasos motivos para reír, pero la alegría del mexicano es una buena nueva, será porque la alegría y el buen sentido del humor son la mejor manera de darle gracias a Dios por el milagro del nuevo día, que no es otra cosa que el poder de la lógica del amor a la vida.

 

Pues resulta que Ergástulo –el joven y apuesto charro de Güémez– le dice a la sensual y voluptuosa mujer con la que pronto ha de contraer nupcias:

–– Te prevengo de una cosa: soy muy celoso, incluso…¡sin razón alguna!

–– No te preocupes mi vida –responde ingenuamente ella–, conmigo… ¡SIEMPRE TENDRÁS UNA!

1Mary Hough Foote

filosofo2006@prodigy.net.mx


PRÓXIMAS ELECCIONES…

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Cuenta la vox populi –que de todo hace un festín de humor– que en “cierta ocasión tuvieron una gran comilona los animales, misma a la que acudieron de todo tipo. A la hora de iniciar a comer, se dieron cuenta que no había tortillas, entonces el león, como buen rey de la selva convocó a todos, tomó la palabra y dijo: –– Vaca, ¡Ve rápido por las tortillas! –– No, yo ya traje las cervezas… ¡Que vaya otro!

–– ¡Coyote, te toca a ti ir por las tortillas!

–– Claro que no león, yo traje la carne para asar –respondió el carnicero de las praderas −manda a otro.

 

–– Liebre, –volvió a espetar el rey de la selva– entonces tú arráncate por las tortillas.

–– ¡No! –respondió ésta– yo ya cooperé, yo traje la botana… que vaya la tortuga que no trajo nada.

–– De veras tortuga –dijo el león, que para entonces ya se encontraba fúrico– ¡ve tú por las tortillas!

–– ¡Sí! –respondió, al mismo tiempo que iniciaba su viaje por las tortillas. Como el tiempo pasaba y la tortuga no llegaba, el perro apuntó en tono de reproche: –– Uta! con mi velocidad, mejor hubiera ido yo por las tortillas.

 

Fue entonces que el gavilán tomó la palabra para decir:

–– Claro, para la pachorra de tortuga, mejor me hubiera ido volando por ellas.

Entonces subió a la palestra el canguro para decir: –– En verdad que mejor hubiera ido yo por las tortillas y en mi cangurera además de rápidas estarían calientitas.

 

En eso la tortuga que se asoma por la puerta y en tono molesto espeta: –– Sí me siguen criticando… ¡NO VOY!”

Pues pareciese que nuestros políticos nacionales dicen al colectivo social lo mismo: ¡Sí nos siguen criticando, seguimos igual, “dos pasitos pa’ delante, dos pasitos para atrás”!

Y en verdad que el pueblo está harto de políticos que no dan resultados, mientras en otras latitudes muchas naciones avanzan en la competitividad, por políticos que están a la altura de sus circunstancias, aquí, a nuestra partidocracia lo que le interesa es proteger sus cotos de poder, sus prebendas económicas, sus “conquistas” políticas y han omitido ejercer una política de resultados tangibles.

 

Seguimos hasta el cuello con las crisis que a todos nos golpean: la del desempleo, la económica, la política –por la falta de resultados– la de inseguridad que a todos lacera, y nuestros políticos nacionales siguen con su paso cansino… como pateando un bote.

 

Estamos hartos ya de la imposición de la razón de cada uno de los actores nacionales, ¿quién podrá ser el héroe de nuestro tiempo que llame a la cordura y a la sensatez por la nación?... En este momento hay dos cosas que unifican a los mexicanos: el mundial de futbol y las elecciones 2018, pero… es por eso, que el viejo Filósofo de Güémez prefiere refugiarse en el profundo sentido del humor que tiene el mexicano, buscando con ello ignorar los problemas generados por nuestros políticos, que han olvidado trabajar en la indispensable unidad nacional; para ello, parafraseo un chiste que pongo en voz del campesino de Güémez:

El Filósofo, inquieto por las próximas elecciones y queriendo ir más allá de todas las encuestas que se hacen por prestigiadas empresas nacionales, decidió efectuar él mismo una y para su sorpresa, el resultado fue increíblemente abrumador. Resulta que nada menos que el 100% del muestreo dio a su mamá como la candidata más viable para la Presidencia de la República, dejando muy atrás a José Antonio Meade Kuribreña, Ricardo Anaya Cortés, Andrés Manuel López Obrador y Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón “El Bronco”

 

Los periodistas, sorprendidos, fueron con el campesino de allá mesmo para interrogarle:

–– ¿Queremos saber cómo realizaste la encuesta?

–– Muy fácil y de una manera muy efectiva –contestó el Filósofo. El método de investigación que utilicé fue la encuesta de opinión pública, busqué tuviese un margen de error de más menos 3%, garantizando el anonimato del entrevistado, entre una población de 18 años de edad y más. Yo mismo formulé las preguntas, buscando que estas fuesen breves y estandarizadas, para posteriormente codificar las repuestas. Tomé el directorio telefónico de los 300 principales municipios del país: Cd. de México, Guadalajara, Monterrey, Puebla, Tijuana, Torreón, Veracruz, Mérida, San Pedro, Hermosillo, Güémez, etc., y el universo fue de 25,452 personas a quienes llamé, es importante saber que todas las llamadas fueron hechas personalmente por este Filósofo entre la 1 y las 3 de la mañana, para tener la seguridad de encontrar a esas horas a la gente en sus casas.

 

En todos aquellos hogares en los que me contestaron, formulé la siguiente pregunta, muy sencilla, por cierto: ¿En éstas elecciones, usted quién cree que será el próximo Presidente de la República? Todos me contestaron sin vacilar:

¡¡¡TU TIZNADA MADRE…‘ENDEJO!!!

filosofo2006@prodigy.net.mx


GRATITUD

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Hay una historia que me parece formidable y HOY parafraseo para usted: “Había una vez un rey que tenía cuatro esposas. Él amaba a su cuarta esposa más que a las demás, la adornaba con ricas vestiduras y la complacía con las delicadezas más finas. Amaba mucho a su tercera esposa, siempre la exhibía en los reinos vecinos. También amaba a su segunda esposa, era bondadosa, considerada y paciente con él. La primera esposa era una compañera leal y había hecho grandes contribuciones para mantener tanto la riqueza como el reino del monarca; pero, aunque ella le amaba profundamente, él apenas se fijaba en ella.

 

Un día, el rey enfermó y se dio cuenta de que le quedaba poco tiempo, caviló: ‘Ahora tengo cuatro esposas conmigo pero cuando muera, estaré solo’. Le pregunto a su cuarta esposa: ‘Te he amado más que a las demás, te he dotado con las mejores vestimentas y te he cuidado con esmero. Ahora que estoy muriendo, ¿estarías dispuesta a ser mi compañía?’. ‘¡Ni pensarlo!’ -Contestó- y se alejó sin decir más palabras. La respuesta penetró en su corazón como un cuchillo filoso.

 

El entristecido monarca le preguntó a su tercera esposa: ‘Te he amado toda mi vida. Ahora que estoy muriendo, ¿estarías dispuesta a seguirme y ser mi compañía?’. ‘¡No! -Contestó-, ¡la vida es demasiado buena! ¡Cuando mueras pienso volverme a casar!’

 

Su corazón experimentó una fuerte sacudida y se puso frío. Entonces preguntó a su segunda esposa: ‘Siempre he venido a ti por ayuda y siempre has estado allí para mí. Cuando muera, ¿estarías dispuesta a seguirme y ser mi compañía?’. ‘¡Lo siento, no puedo ayudarte! -Contestó ella-, lo más que puedo hacer por ti es enterrarte.’

 

Su respuesta cayó como un relámpago estruendoso que devastó al rey. Entonces escuchó una voz: ‘¡Me iré contigo y te seguiré dondequiera tú vayas!’ El rey dirigió la mirada en dirección a la voz y allí estaba su primera esposa. Se veía delgada, sufría de desnutrición. Profundamente afectado, el monarca dijo: ‘¡Debí haberte atendido mejor cuando tuve la oportunidad de hacerlo!’

 

En realidad, todos tenemos cuatro esposas en nuestras vidas. La cuarta esposa es nuestro cuerpo. No importa cuánto tiempo y esfuerzo invirtamos en hacerlo lucir bien, nos dejará cuando muramos. La tercera esposa son nuestras posesiones, condición social y riqueza. Cuando muramos, irán a parar a otros. La segunda esposa es nuestra familia y amigos. No importa cuánto nos hayan apoyado, lo más que podrán hacer es acompañarnos hasta el sepulcro. La primera esposa es nuestra alma, frecuentemente ignorada en la búsqueda del poder; sin embargo, el alma es la única que nos acompañará dondequiera que vayamos. ¡Así que, cultívala, fortalécela y cuídala ahora! Es el más grande regalo que puedes ofrecerle al mundo. ¡Hazla brillar!1

 

Esas escuelas de amor y sabiduría que son las abuelas de Güémez, me han enseñado que una de las formas más sencillas de cultivar nuestra alma y hacerla brillar, es siendo agradecidos. Cuando somos humildes y tenemos gratitud con todos los bienes que la vida nos da por pequeños que parezcan, estaremos abiertos a recibir la abundancia de dones que el universo tiene preparados para nosotros.

 

Dar las gracias desde el fondo de tu alma empodera tu existencia y qué mejor que un viejo proverbio chino para reflexionar en ello que reza: “Cuando bebas agua, acuérdate de la fuente.” Por supuesto que la fuente es Dios, el Universo o el Ser Supremo a quien atribuyas las maravillas de la creación y la perfección con la que fuiste creado. Tristemente hemos olvidado dar las gracias por el pan nuestro de cada día y por la salud, por la educación y la familia, por el trabajo y el techo, y por qué no, hasta por los conflictos, que son oportunidades para crecer.

 

Te invito a que en un acto de recogimiento espiritual, que tus primeras palabras sean de agradecimiento al Señor por el milagro de la salud, por la bendición del techo, de la familia, del trabajo, del pan de cada día, etc., que la mejor manera de bendecir tu vida es siendo agradecido.

 

Hay hombres que llegaron a esta vida para quedarse y uno de ellos es sin duda alguna Steven Paul Jobs, empresario y magnate de los negocios del sector informático y de la industria del entretenimiento estadounidense, conocido como Steve Jobs, que a su paso por esta vida traslucen luz; igual es su fraseología: [ ] []La innovación es lo que distingue a un líder de los demás”, “No hemos sido los primeros, pero seremos los mejores”, “Estoy tan orgulloso de lo que no hacemos como de lo que hacemos", “Ten el coraje de hacer lo que te dicen tu corazón y tu intuición”, “La mitad de lo que separa a los emprendedores exitosos de los que no triunfan es la perseverancia”, “Preocúpate por la calidad de tus productos, mucha gente no está preparada para la excelencia y sorprenderás

 

Hablando de gratitud, si usted me pregunta porque el viejo Filósofo admira a Steven Paul Jobs, la respuesta es sencilla, porque gracias a él -y a otros más- mi generación y las que me anteceden tenemos el gozo de decir que:

computas en la mañana,

computas al mediodía,

y en todo lugar…

computas a toda hora

1. Las 4 Esposas/www.pensamientospositivos.biz/postales/.../las-4-esposas.html -

filosofo2006@prodigy.net.mx


COMPATIBILIDAD DE CARACTERES

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

El escritor, novelista y poeta libanés Kahlil Gibran, afirmó: “Aléjate de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños”.

Y es precisamente de los abuelos y de los niños de donde aprendo las mejores lecciones de vida, mismas que publico en mi libro 7 Maravillas para tu Felicidad”; en el comento una a una las maravillas que cada nuevo amanecer el universo tiene para ti, que están a tu disposición en forma gratuita para tu crecimiento espiritual, y que te ayudan a conectarte en un plano superior de armonía, alegría, salud y bienestar, produciendo por ende tu Felicidad, por ejemplo:

 

La maravilla de la gratitud, te dice en voz de Jean de la Bruyére que “Sólo un exceso es recomendable en el mundo: el exceso de gratitud.” Porque la palabra “gracias” es un vocablo lleno de magia, pleno de energía y de espiritualidad que te conecta con la armonía de la vida. Pareciese que “todo nuestro descontento por aquello de lo que carecemos, procede de nuestra falta de gratitud por lo que tenemos.” (Daniel Defoe, escritor, periodista y espía inglés, famoso por su novela Robinson Crusoe.).

 

La maravilla del amor, te dice que el amor tiene la magia de transformar la vida en algo excepcional y llenando tu vida de riquezas y éxitos, te convierte en ser nuevo. Mis queridos maestros me enseñaron los cinco sentidos del cuerpo humano: el oído, la vista, el olfato, el gusto y el tacto, pero la escuela de la vida, me ha enseñado otros cinco: el sentido común, el sentido del humor, el sentido de la vida, el sentido de lo contrario y el poderoso sentido del amor.

 

La maravilla de la elección, La historia cuenta que el extraordinario pensador Demóstenes, eligió ser el mejor orador de Grecia a pesar de ser tartamudo. “Quien nunca elige arriesgarse, jamás logra nada.” Al respecto, el famoso navegante, Fernando de Magallanes, decía: “El único verdadero fracaso consiste en elegir no intentar.” Cada bendita mañana el universo te presenta dos opciones: amar u odiar, trabajar o ser perezoso; ser optimista o pesimista… sólo en ti radica la maravilla de la elección.

 

La maravilla del perdón, no es otra cosa que un ejercicio que libera tu alma, porque es terapéutica, sanadora, pues al reconciliarte amorosamente con el pasado, te libera de la pesada carga del resentimiento. La madre Teresa de Calcuta decía: “El perdón es una decisión no un sentimiento, porque cuando perdonamos, no sentimos más la ofensa, no sentimos más rencor. Perdona, que perdonando tendrás en paz tu alma.”

 

La maravilla de dar, te enseña que todo lo que des, te será devuelto: si das odio, recibirás odio, más si das amor, recibirás amor, es una relación perpetua e infinita. Está comprobado que dar, y hacerlo de corazón, es una llave para alcanzar la felicidad. Porque: “Las manos que dan… jamás estarán vacías” (Salomón. La Sagrada Biblia)

 

La maravilla de la oración, te dice que cuando entras en oración, te abres al más maravilloso encuentro con Dios, toda la magia del universo se concentra en ti y se dirige a la creación. Inicias un sorprendente proceso de renovación que vacía tu espíritu de resentimientos, de pensamientos obsesivos, de rencor y lo llena de bendiciones. La oración es higiene mental que abre tu mente y renueva tu energía, predisponiéndote a pensamientos positivos y por ende, a la recepción de todas las bendiciones que Dios tiene para ti.

 

La maravilla del humor, dedico mi espacio vital a dos cosas: reconocer la escuela de vida que son los abuelos que con su búsqueda inagotable de saber y sed de aprender, fluyen al ritmo de la vida -ellos tienen un diálogo fecundo con su cuerpo y su espíritu, con la vida y con la muerte, con su ayer, su presente y su mañana-, y a luchar por reivindicar el poder terapéutico sanador de la maravilla del humor, que te dice que estás aquí para triunfar… y ser feliz.

 

Lo del humor me recuerda, aquel matrimonio de Güémez que por ausencia de confianza solicitaba el divorcio; ella maestra, el diputado. Tenían como amigable componedor al viejo Filósofo, quien al llegar ante el juez le dijo:

–– La maestra se quiere divorciar por COMPATIBILIDAD DE CARÁCTERES.

El juez extrañado, lo corrige: ¿No será por “INCOMPATIBILIDAD”?

–– ¡No Señor Juez! -reitera el Filósofo- es por COMPATIBILIDAD, mire usted: a ella le gusta hacer deporte, a él también; a ella le gusta ir al cine, al él también; a ella le gusta bailar, a él también; a ella le gusta tomar cerveza, a él también; a ella le gustan mucho los hombres… ¡A ÉL TAMBIÉN!

filosofo2006@prodigy.net.mx


…LO ÚNICO SERIO ES LA LUCHA LIBRE

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

La política en nuestro país es una actividad harto difícil y además plagada de personajes que la hacen única, por tal motivo, y para un mejor entendimiento, se le ha clasificado de la siguiente manera:

Política rinconera: ésta es la que llevan a cabo nuestros políticos cuando, en su discursos, dicen: ‘desde este rincón de la patria mexicana...’

 

Política chicharronera: la ejecutada por aquellos políticos populistas que siempre se quieren salir intransigentemente con la suya, haciendo de sus acciones la mofa y burla pública, dejando claro que ahí... ¡nomás sus chicharrones truenan!

 

Política de Adán: ésta consiste en que siempre, en las acciones que desarrollan los políticos, tienen como argumento: ¡es la primera vez en la historia que se llevan a cabo!, ¡esta acción no tiene precedente!

Política estudiantil: es aquélla en la que nuestros políticos, ante cualquier situación o problema, para el que no tienen solución, la respuesta es muy sencilla: ¡vamos a estudiar el asunto!

Política del mañana: es aquélla desarrollada por los políticos que para todos los asuntos que se les plantean responden: ¡lo vemos mañana!

 

Política del fideicomiso: ésta tuvo su auge en la época del presidente Echeverría, quien para cada problema que le mencionaban tenía una solución muy simple: ¡formar un fideicomiso!

La política del no pasa nada: ésta es muy sencilla, cuando a nuestros políticos se les expone un problema, el cual obviamente desconocen, porque están desconectados con el electorado y sus conflictos, la respuesta es: ¡no pasa nada!

 

La política del chino: es aquélla que aplican los políticos cuando se les explica un asunto del que ignoran su solución, la respuesta es: ¡el problema está en chino!

La política de lo urgente: es aquélla que normalmente se desarrolla en la nación en la que para nuestros políticos: ¡todo es urgente!

La política del general: desarrollada a lo ancho y amplio de la geografía nacional, en donde generalmente todos son licenciados, todas son señoritas y el jefe ¡generalmente es bien pedo!

 

La política del triplicado: es nada menos que aquélla que para solucionar los asuntos requiere que lo soliciten ¡por triplicado!

La política del Puebla: aplicada por algunos políticos que para la solución del asunto solicitan que el peticionario se ponga la del Puebla... ¡es decir mochilas!

La política del ombligo: aplicada por aquellos legisladores que están en el centro de todo... ¡y no sirven para nada!

 

La política del avestruz: nada menos que la utilizada por algunos políticos que frente a un problema, eligen como el avestruz, esconder la cabeza, pensando que con ello son invisibles.

La política del Rambo III: es la utilizada por algunos presidentes municipales que en tres años dejan completamente destrozada la ciudad.

 

La política del primero: es aquélla en la que se aconseja, en plena campaña, agarrar el primer plato que nos den, subirse al primer carro que podamos, sentarse en la primera silla que nos ofrezcan y agarrar la primera llave de habitación que nos den.

La política del perro: es la aplicada por aquéllos que nomás andan sobre el hueso.

La política del ojete: aquélla que se desarrolla cuando algunos políticos reciben una petición y la objetan por no poder atenderla; los solicitantes le contestan al político que no objete la petición y éste, molesto, les contesta: no es que sea ojete... ¡lo que pasa es que no hay dinero!”

 

Y finalmente la política del gavilán estreñido: es aquélla en la que nuestros políticos planean, planean, planean... ¡¡¡y no sueltan nada!!!

Después de conocer tantos tipos de política, el viejo Filósofo afirma:

En la política en México... ¡LO ÚNICO SERIO ES LA LUCHA LIBRE!

filosofo2006@prodigy.net.mx


RIQUEZA

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Hay un correo que circula por las redes que me parece atractivo e interesante:

“A dos grupos de personas se les hizo esta pregunta: ¿Qué es la riqueza? El primer grupo contestó de la siguiente manera:

Arquitecto: Tener proyectos que me permitan ganar mucho dinero.

Ingeniero: Desarrollar sistemas que sean útiles y muy bien pagados.

Abogado: Tener muchos casos que dejen buenas ganancias y tener un BMW.

Médico: Tener muchos pacientes y poder comprar una casa grande y bonita.

Gerente: Tener la empresa en niveles de ganancia altos y crecientes.

Atleta: Ganar fama y reconocimiento mundial, para estar bien pagado.

 

El segundo grupo contestó lo siguiente:

Preso de por vida: Caminar libre por las calles.

Ciego: Ver la luz del sol y a la gente que quiero.

Sordomudo: Escuchar el sonido del viento y poder decir a las personas cuánto las amo.

Inválido: Correr en una mañana soleada.

Persona con una enfermedad terminal: Poder vivir un día más.

Huérfano: Poder tener a mi mamá, mi papá, mis hermanos y mi familia.

No midas tu riqueza por el dinero que tienes, mídela por aquellas cosas que no cambiarías por dinero.”

 

Gran parte del tiempo lo pasas deseando riquezas económicas, poder político o social, omitiendo valorar el cúmulo de bendiciones que en cada nuevo amanecer Dios tiene especialmente para ti.

¿Bendiciones? ¡Claro, cientos de bendiciones! La primera: mientras en este instante miles de seres humanos están partiendo a rendir cuentas al Creador, tú estás lleno de vida; mientras más de 700 millones no saben leer ni escribir, tú me obsequias el privilegio de leer estas líneas; mientras más de mil millones de hermanos no tienen techo, ni pan en su boca, tú gozas del privilegio y del regalo del Señor de tenerlos.

 

Y así podría enumerar una a una las bendiciones que pasan desapercibidas, por dos motivos:

1. Porque vemos el arcoíris en la casa ajena y no cómo nace en la propia; es decir, buscamos afanosamente la riqueza y la felicidad en el exterior, olvidando que nada, absolutamente nada, habremos de encontrar que no habite en nuestro interior, y

2. Porque nuestra vida en gran parte está dominada por la culpa y el miedo, ¿miedo?, sí, miedo a la muerte, a la enfermedad, a quedar solos, al desempleo… y así podemos acumularle una serie de miedos que vayamos creando y creyendo.

 

HOY es el día, este es el lugar en el que decretes que el miedo desaparece en tu vida -que dejes de vivir en la “Casa de la enfermedad” sintiéndote víctima-, porque al estar lleno de un aliento divino, eres una fuente inagotable de amor, provienes del amor y vas hacia el amor… tu esencia es el amor.

 

Amor que todo lo puede, que todo lo cura, amor que es el centro espiritual que une a todos los humanos, que te lleva a sanar emociones reprimidas, a una reconfortante paz interior, a crecer espiritualmente percibiendo tu riqueza en la unión de tu cuerpo, mente y espíritu, renovando y despertando tus potencialidades.

 

Si algo debemos hacer ante las crisis que laceran nuestra cotidianidad -crisis de seguridad, desempleo, pobreza alimentaria, ausencia de credibilidad en nuestros políticos, entre otras-, es explotar la excepcional riqueza del sentido del humor del que goza el mexicano, éste debiéramos practicarlo diariamente y todos saldríamos ganando.

 

El humor te enseña que en la fiesta de la vida, la mejor dieta es la de la alegría; te apoya para que “cuando las cosas vayan mal, no vayas con ellas1 y al armonizarte con el universo, alinea tus poderes para gozar de un excepcional riqueza de bienestar integral, en lo emocional, físico y mental, que te conduce a la sanación de cuerpo y alma y a una reconfortante paz interior.

Lo del humor me recuerda la ocasión en la que el viejo Filósofo es detenido por un agente de tránsito en la capital Tamaulipeca, que en cumplimiento de su mandato le dice:

–– Oye Filósofo, ¿te has dado cuenta que vas por el boulevard a exceso de velocidad…?

–– ¡Por supuesto!, que voy en chinga mi’jito, me urge llegar antes de que se me olvide… ¡A DÓNDE INGA’OS VOY!

1. Goody Allen Quotes

filosofo2006@prodigy.net.mx


EL PODER DEL HUMOR

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

La vida del mexicano, está plena de imaginación en torno al tema del humor que forma parte de nuestra cotidianidad, en la genialidad del colectivo social se ríe de lo risible –la política y los políticos– y también de lo solemne –como la religión y la muerte–, aunque en este tema más pareciese que reímos por el miedo que nos genera.

 

En mi libro “7 Maravillas para tu Felicidad”, reflexiono entre otros temas sobre el poder sanador de la maravilla del humor, que no requiere de los retruécanos del lenguaje, mucho menos del florilegio verbal para agradar; más bien demanda estar pleno de ingenio para que brote como manantial de argentinas aguas, la sonrisa y la carcajada que caracterizan el buen sentido de nuestro humor.

 

Generoso ha sido Dios enseñándonos, a través del humor, a no tomar la vida demasiado en serio para nunca ser intolerantes, egoístas, egocéntricos, necios y hasta ridículos. El humor es un regalo de vida lleno de magia, que te hace magnánimo, ayudándote a darte cuenta de que lo ridículo está compuesto en gran parte por el sufrimiento humano.

 

“El humor rompe con la rigidez que da la híper-seriedad, que no es lo opuesto a lo ridículo, sino lo ridículo mismo; en nuestra cultura se asocia la responsabilidad con seriedad; grave error, porque podemos ser responsables con alegría. La mayoría de las personas también asocian seriedad y complejidad con creatividad, pero la alegría y la simplicidad, es creatividad”1

 

El humor y la risa son un medio efectivo para contrarrestar nuestros días difíciles, la capacidad de reírnos de una determinada situación nos confiere poder y control sobre la vida. En el lenguaje corporal, la sonrisa significa todo: salud, éxito, equilibrio y amor.

 

Lo del humor me recuerda la anécdota que tuvo lugar en Ciudad Victoria, Tamaulipas, en la tercera década del siglo pasado, en la que el queridísimo Juan Gabriel Rodríguez Martínez (q.e.p.d.), conocido también como “Juan Sierra Madre” y “Juanón”, era un hombre muy popular –vecino del 20 Democracia– honraba la amistad y la vida con su trabajo, tenía un molino para nixtamal y una panadería; en su camionetita, repartía el producto por la ciudad, hacía nieve y sembraba vid, misma que procesaba para hacer un exquisito vino de mesa.

 

Cierta ocasión, siendo presidente de la República, Don Emilio Portes Gil llegó de gira a su ciudad natal y por tal motivo, la élite política ofreció en el Casino Victorense, una comida en su honor. Don Juan Rodríguez había sido su amigo y compañero en la precaria niñez, así es que en dicha visita se apersonó a las puertas del casino con la intención de saludar al jefe de la nación.

 

En los empujones y la trifulca que provocaba la salida de la comitiva del banquete, don Juan se hizo escuchar agitando los brazos y gritando:

–– ¡Emilio!, ¡Emilio!, ¡Emilio!

El presidente de la República reaccionó y se dirigió hacia su viejo y querido compañero, con gusto manifiesto en el rostro, por volver a ver al amigo de la infancia. Uno de los “notables” –la tradición oral cuenta que era el mismo presidente del Casino–,  arremetió contra don Juan, señalándole su falta de educación y reprendiéndole la informalidad con la que se dirigía al Ejecutivo nacional:

–– Pero, ¡por el amor de Dios! ¿Cómo es posible que te presentes vistiendo ropas de trabajo a saludar al señor Presidente?... ¡Qué falta de educación la tuya!

A lo que don Emilio Portes Gil, con su característica agilidad mental, respondió:

–– Discúlpeme caballero, estoy seguro de que en el caso de mi querido amigo Juan, no es falta de educación… más bien, diría yo: ¡ES FALTA DE SACO! –Tras lo cual soltó una carcajada y dio un fuerte abrazo a su entrañable amigo.

 

1. http://tallerdefelicidad.blogspot.com/2010/08/para-convertir-la-alegria-en-habito.html

filosofo2006@prodigy.net.mx


¡QUÉ ME HE QUEDA’O PEGA’O!

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

Hay personas que están tocadas por el ángel de la vida y en la tarea que desarrollan están llenos de genialidad, ahí encontramos a pintores, cantantes, políticos, actores, cirujanos, empresarios, deportistas, escritores, poetas, todos con un común denominador: se sienten plenos y realizados en lo que hacen, además de ser exitosos y felices.

 

Admirador de la fiesta de los toros, aquilato en todo lo que vale a los hombres que desde el difícil arte de la lidia, por la maestría que ejercen y la pasión con la que arriesgan su vida, se convierten en un mito en la fiesta de los toros.

 

Uno de estos hombres que casi llega a leyenda lo fue sin duda Manuel Rodríguez Sánchez a) Manolete, uno de los mejores toreros de todas los tiempos, lleno de recursos taurinos, dominio sin par y un estilo propio, siempre vertical al mismo tiempo que elegante, “citando al toro de perfil y toreando de frente.”

 

El destino lo citó a su encuentro aquella tarde del 28 de agosto de 1947, cuando en Linares España,  al entrar a matar a “Islero”, éste le atravesó con unos de sus pitones el triángulo de scarpa en su muslo derecho, que le produjo una inacabable hemorragia, que a pesar de los esfuerzos médicos lo llevarían a fallecer al día siguiente.

A esta gloria de los ruedos, cierto día un periodista le preguntó:

–– ¿Por qué cuando el toro viene directo a ti, te quedas bien plantado y no le rehúyes, como otros toreros lo hacen?

–– Porque entonces –respondió el genio de Córdova– ¡¡No sería Manolete!!

La moraleja es formidable: “La grandeza de Manolete no estribaba en su perspectiva frente al astado… sino en su férrea actitud ante la vida.”

 

Guardadas las debidas proporciones, así encontramos gente en los pueblos, que sea cual sea la modesta tarea que desarrollen, desde maestros, jardineros, pintores, plomeros, panaderos, choferes, periodistas, cocineros, hasta amas de casa, en donde estén, ahí no habrá quien les haga sombra, porque sólo ellos saben prodigarse a la diaria labor con la pasión y entrega que la vida les ha enseñado.

 

De ellos aprendo a entregarme a mi tarea de enviarle a usted diariamente un mensaje de alegría y optimismo con el más amoroso de mis esfuerzos, sin medias tintas, sin términos medios, de manera tal que cuando la tarde languidezca, sienta en lo más íntimo de mí ser la satisfacción del deber cumplido.

 

Son cientos los personajes que han tratado de desentrañar los mecanismos del humor; Pirandello, Bergson, Freud y muchos más, han intentado encontrar ese extraordinario resorte que en nuestra mente dispara a veces una sonrisa, otras una carcajada, pero todos coinciden en que el condimento indispensable del humor es la sorpresa.

 

El humor es un instrumento de liberación; Freud mismo habla de él como fuerza liberadora, una fuerza que le permite a los individuos –al igual que a través de los sueños– escaparse de la realidad y crear un mundo propio. El hombre, dejando de lado a la hiena, es el único animal que ríe. ¿Cuáles son las razones por las que goza de la exclusividad de la risa y no del llanto? A través de la risa acensas al mundo de abundancia espiritual que la vida tiene para ti.

 

Lo de los toros me recuerda la corrida del siglo, Sevilla, la Maestranza ¡Vaya cartel! Curro, Romero, El Litri y Espartaco. Un espectador que deseaba entrar, intenta colarse a la plaza pero no lo logra, finalmente se sube a un poste de la luz y consigue ver la corrida desde allí. El Curro Romero empieza a torear y todos:

–– ¡¡Ooooooooooooooooooooooooole!!

–– ¡El litri! –grita desaforadamente desde lo más alto del poste el espectador.

–– ¡¡¡Ooooooooooooooooooooooooole!!! –replican todos en la plaza.

–– ¡¡El Litri!!, ¡¡El Litri!! –grita cada vez más fuerte el aficionado.

Ya cansado se levanta uno del público y le dice:

–– Pero joder macho ¿qué no ves que el que torea es Curro?

–– Que venga el litri, el litricista, ¡QUÉ ME HE QUEDA’O PEGA’O!

filosofo2006@prodigy.net.mx


EL MEJOR AMIGO…

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

La vida está llena de paradojas, de incongruencias, de contrasentidos, George Carlin afirma que: La paradoja de nuestro tiempo es que tenemos edificios más altos y temperamentos más reducidos; carreteras más anchas y puntos de vista más estrechos. Gastamos más pero tenemos menos; compramos más pero disfrutamos menos. Tenemos casas más grandes y familias más chicas; mayores comodidades y menos tiempo. Tenemos más grados académicos, pero menos sentido común; mayor conocimiento pero menor capacidad de juicio; más expertos pero más problemas; mejor medicina pero menor bienestar.”

 

Otra de las paradojas de la vida se da con el perro; difícilmente encontraremos un guardián, un depositario de confianza y una compañía tan desinteresada e inalterablemente llena de lealtad que la de un perro; que nos ofrece su nobleza llegando hasta el límite de ofrendar su vida por nosotros. En muchas ocasiones, mientras un sabueso nos entrega su lealtad a toda prueba, le ofrecemos como pago y recompensa el maltrato, los golpes, el abandono, el descuido y hasta el abuso.

 

Algunas culturas mesoamericanas tenían en tan alta estima la valía de un perro, −sabían que su fidelidad e innato instinto complementaba nuestra existencia−, que en los entierros funerarios acompañaban a sus deudos de uno de ellos para que en el inframundo guiara correctamente el camino del alma del difunto.

 

“La expresión ‘el perro es el mejor amigo del hombre’ no es producto de la sabiduría popular, sino el extracto de un discurso pronunciado en 1871 por el abogado norteamericano doctor George Graham Vest, con motivo de que un vecino había matado a su galgo con una munición y el caso había sido llevado a un jurado, quien castigó unánimemente a Leónidas Hornsby con una multa superior al límite legal. En el juicio el doctor Graham pronunció un excepcional mensaje de donde se extrajo la frase: ‘El perro es el mejor amigo del hombre’ misma que se hizo popular para siempre.”1

 

Hay cientos de historias que en cada pueblo se cuentan de la lealtad de los perros, la siguiente es una formidable historia que en Internet circula, misma que se dio en Cádiz, España, con un perro llamado “Canelo”. “Era una mascota que seguía a su dueño para todas partes y en todo momento. Este hombre anónimo vivía solo, por lo que el buen perro era su más leal amigo y único compañero. La compañía y el cariño mutuo los hacía cómplices en las miradas y hasta en los gestos. 

  

Cada mañana caminaban juntos por las tranquilas calles de la ciudad cuando el buen hombre sacaba a pasear a su amigo. Una vez a la semana uno de esos paseos eran hacía el Hospital Puerta del Mar ya que debido a complicaciones renales el hombre se sometía a tratamientos de diálisis.

 

Obviamente, como en un hospital no pueden entrar animales, él siempre dejaba al “Canelo”

esperándolo en la puerta del mismo. El hombre salía de su diálisis, y juntos se dirigían a casa. Esa era una rutina que habían cumplido durante mucho tiempo.

 

Cierto día el hombre sufrió una complicación en su tratamiento, los médicos no pudieron superarla y éste falleció en el hospital. Mientras tanto “Canelo” como siempre, seguía esperando la salida de su dueño tumbado junto a la puerta del centro de salud. Pero su dueño nunca salió. El perro permaneció allí sentado, esperando. Ni el hambre ni la sed lo apartaron de la puerta. Día tras día, con frío, lluvia, viento o calor seguía acostado en la puerta del hospital esperando a su amigo para ir a casa.

 

Los vecinos de la zona se percataron de la situación y sintieron la necesidad de cuidar al animal. Se turnaban para llevarle agua y comida, incluso lograron la devolución e indulto del “Canelo” una ocasión en que la perrera municipal se lo llevó para sacrificarlo.  

 

Doce años fue el tiempo que el noble animal pasó esperando fuera del hospital la salida de su amo. Nunca fue en busca de alimento, tampoco buscó una nueva familia. Sabía que su único amigo había entrado por esa puerta y que él debería esperarlo para volver juntos a casa. La espera se prolongó hasta el 9 de diciembre de 2002, en que murió atropellado por un auto en las afueras del hospital. 

La historia de “Canelo” fue muy conocida en toda la ciudad de Cádiz. El pueblo gaditano, en reconocimiento al cariño, dedicación y lealtad de “Canelo”, puso su nombre a un callejón y una placa en su honor: ‘A ‘Canelo’. Que durante 12 años esperó en las puertas del hospital a su amo fallecido.

El pueblo de Cádiz como homenaje a su fidelidad. Mayo de 2002’.”

1http://www.conciencianimal.org/es/Cultura/el_mejor_amigo_del_hombre_el_perro_alegato_juridico.htm

 

filosofo2006@prodigy.net.mx


 ¡ERA UN DICCIONARIO!

 

Por Ramón Durón Ruíz (†)

En mi tierra, cuando la tarde languidece, es un placer para los sentidos regocijarse con la incomparable alegría de los niños y jóvenes, así como escuchar la suave algarabía de las urracas, al igual que llegar a sentarse en los viejos sillones de palma −ya amoldados al cuerpo por el uso diario y el paso de los años−, a platicar con los abuelos.

 

Hoy rindo un pequeño homenaje a esas escuelas de amor, esperanza y sabiduría llamadas abuelos, ellos enseñan –a quienes quieren abrevar en su inagotable sabiduría–, que la vida se vive en el milagro del HOY, en donde el secreto no es darle años a la vida, sino entusiasmo, luz, amor, frenesí, alegría, paz y… felicidad a cada uno de los años.

 

Tener la inteligencia de existir en la alta frecuencia del amor y la alegría, te llevará a reconciliarte con el pasado, a gozar tu presente, a vivir… no sólo sobrevivir, porque trabajas en tu felicidad y por ende, vibras con una mejor calidad de vida.

 

Las abuelas enseñan que hay que “vivir” las experiencias; que al igual que la enfermedad o el dolor, cuando los vives, tienes una percepción tácita de sensibilidad, de amor y positivismo hacia la existencia; esto se debe a que quienes han tenido un sufrimiento, una pena, la partida de un ser querido o una dolorosa enfermedad, transitan más fácilmente por el camino de la gratitud y le encuentran un maravilloso sentido a la policromía de la vida.

 

Esas academias vivientes que son los abuelos, amorosamente te invitan a creer en tus iniciativas, a echar a volar tu imaginación, aspirando a lo que quieres, a salir de tu zona de confort dejando por un momento de sentirte seguro en terreno firme; a que dejes de ser un burócrata que espera la quincena o el fin de mes –lo que sólo te lleva al letargo de tus poderes– o lo más grave, que llegue la jubilación –recuerda esa palabra viene de júbilo, alegría, gozo–, así que haz de cada día un espacio de dicha, desarrollando tu trabajo con agrado, viviendo lo que quieres ser y hacer… trabajando en tu vocación.

 

HOY, agradece con humildad aquellas situaciones que te llevaron por el camino de la alegría, pero no olvides las que condujeron al dolor, este se hace necesario que llegue a ti, nadie que haya triunfado… ha estado exento de dolor.

 

Recuerda que el ser humano busca vivir en lo placentero, en lo que le gusta, en lo que le agrada, no desea estar insatisfecho. Nada, absolutamente nada desdeñes, porque omitirás llevar sabiduría al cofre de tu divinidad interior, en donde toda lección y cada problema, te conducen a tu evolución y crecimiento espiritual.

 

En mis años mozos, se decía que la carrera de médico era la única manera de ayudar a un enfermo; ahora ese concepto ha sido rebasado, se le puede ayudar desde distintas profesiones y terapias, como el caso de quienes como yo, ejercemos el oficio de aprender a escribir sobre las bondades terapéuticas del amor y el humor y comunicar la esperanza de que lo que viene es lo mejor para ti.

 

Las abuelas dicen que hay dos emociones básicas: el miedo y el amor. Ambas –placenteras o no–, te pueden impulsar al perfeccionamiento personal. El miedo bien utilizado potencializa tus dones; mal utilizado debilita tus poderes.

 

A veces las emociones negativas te generan una sensación de vacío, de orfandad, de impotencia; entonces llegan unas ganas intensas de llorar; cuando así sea, no reprimas tu llanto, recuerda que llorar es una manera que la sabiduría que anida en tu interior te presenta, para sanar parte de tus penas y emociones reprimidas, para que de forma natural tengas la habilidad de procesar tu duelo.

 

El amor es la emoción más sanadora; además de enriquecer tu sistema inmunológico, eleva tu autoestima y te recuerda que estás aquí para triunfar y ser feliz… ¡lo demás déjalo en manos del Señor!

 

A propósito de felicidad, don Simpliano le dice a su compadre Audomaro:

–– Fíjese lo que son las cosas, anoche para estar a la altura de las circunstancias que plantean las campañas políticas, decidí leer un poema, era tan largo que hablaba de todas las cosas. Ya a media noche, cansado de leer, decidí cerrar el libro, fue entonces compadre, que me di cuenta que… ¡ERA UN DICCIONARIO!

filosofo2006@prodigy.net.mx


EL NIÑO DE NUESTRA VIDA

 

Para iniciar este tema me permito referirle una historia que me encantó de Fray Clemente Kesselmeier de Ediciones Dabarque, que comparto con usted: “Un famoso artista, pero insatisfecho, caminaba por la ciudad buscando un nuevo motivo para su pintura que debería ser la Obra-Maestra de su vida.

Se encontró con un sacerdote: 

–– Padre, ¿qué es lo más bello del mundo?   

–– Lo más bello del mundo es la fe. Nuestra fe en Dios, que ilumina toda nuestra vida. Nuestra fe en la vida, que es el regalo más precioso que hemos recibido. La fe realiza milagros y hace obras-maestras. La fe es el sol de nuestra vida.

 

Más tarde se encontró con un obrero:

–– ¿Qué es lo más bello del mundo?     

–– Para mí lo más bello del mundo es la esperanza. La esperanza de ganar mañana un salario mejor, de vivir una vida digna, de conquistar un lugar en el sol; la esperanza de hacer feliz a una mujer y ser padre en un hogar unido. La belleza de la vida está en la esperanza que da sentido a mi lucha. La esperanza es mi compañera inseparable.

Más adelante vio a una niña en el banco de un jardín, a la que su padre y su madre abrazaban. 

–– Para ustedes ¿qué es lo más bello del mundo?

–– Lo más bello del mundo es nuestro AMOR, nuestro sueño hecho visible en el rostro de nuestra hija. Ella es nuestro aliciente para vivir, nuestra alegría y nuestra felicidad.

Aquella misma noche empezó su obra-maestra, pintando algo muy bello, una niña en los brazos amorosos de sus padres.

Todo niño es una novedad incomparable, es una señal de que Dios renueva siempre la esperanza del mundo, de que cree en la fuerza invencible de la vida y de que nos ama incondicionalmente en la mirada de cada niño”.

Todos tenemos en nuestro espíritu, el niño de nuestra vida, el de nuestra infancia, ese que será nuestro fiel compañero, detrás de una personalidad de adulto se esconde el brillo, la alegría, el amor, de un niño que vive en nuestro interior y que cuando somos capaces de reconocerlo y amarlo, renueva su energía.   

El niño de tu interior, confía en la vida, se da permiso de amar a plenitud, sonríe, goza de una alegría permanente, rechaza la violencia, vive el milagro del HOY intensamente, olvida los rencores, ama más, odia menos, para él, el más modesto alimento, es el platillo más suculento, no conoce el protocolo, tiene muy arraigado el don de dar, dar amor, dar una sonrisa, dar alegría, su vida se pasa en dar.

El niño de tu interior, es un ser maravilloso, incansable, evita la lógica, vibra con lo más profundo de sus sentimientos, es seguro de sí mismo, se da permiso de errar para crecer, entiende cada minuto de la vida como un privilegio para vivir, va diariamente al encuentro con su felicidad, para él no hay límites, todo lo que hace, lo llena de su pasión, de su energía vital, por la noche encuentra un sueño reparador porque vivió su día, no con términos medios, sino a plenitud y porque goza de una conciencia tranquila.

           Traer mentalmente las imágenes del niño que habita en tu interior, es un incomparable ejercicio espiritual que te enseña que un niño siempre ama la vida, y en la alegría de vivir, sueña, porque es la manera de ponerle alas a su existencia, pero sobre todo porque un niño sabe intuitivamente que el secreto de la vida está en que confíes en Dios, ahí radica la clave de tu felicidad.

Por las mañanas cuando te mires al espejo ama al niño que hay en tu interior, el de tu infancia, hazlo crecer con mimos, cariños, te sorprenderás con el brillo que llegará a tus ojos, a tu alma, a tu vida, te maravillaras de los resultados, llenando lo más íntimo de tu ser de una extraordinaria alegría, te descubrirás en la magia  de la vida con todo el potencial que vibra dentro de tu ser.

Lo del niño me recuerda cuando en la escuela de Güémez dos niños jugaban, uno le dice al otro:

–– A ver, baila el trompo.

–– No sabo ––le contesta el otro.

–– No se dice no sabo –responde el primero–, se dice no sepo.

La maestra Ergasia que curiosamente escuchaba la conversación de los niños, les dice:

–– No se dice no sabo, ni no sepo.

–– Entonces, ¿cómo se dice, maestra? –preguntan los niños.

–– ¡No sé! –contesta amablemente la profesora.

Entonces le dicen los niños: –– ¡POR QUÉ SE METE EN LO QUE NO SABE!

  filosofo2006@prodigy.net.mx