¿Quiénes son las figuras de Morena?

 

No es sencillo responder esta pregunta pues la irrupción de este partido en el escenario político local (Reynosa) es muy reciente. La vida formal del partido Movimiento de Regeneración Nacional apenas completa los cuatro años de existencia.

 

Es interesante ver quiénes son los personajes que militan y ocupan cargos formales en el partido, los que fueron candidatos en el proceso electoral reciente (y el anterior), y a quienes se les identifica cercanos al futuro presidente de México y/o a los políticos más cercanos a AMLO.

 

De ese grupo de afines a la corriente morenista, pueden surgir los titulares de las oficinas que tiene el gobierno federal en la ciudad o incluso ser considerados para cargos de mayor responsabilidad.

 

Héctor Garza.- De Reynosa. Ex candidato al gobierno del estado. Ex candidato a diputado federal por el PT, ex funcionario en la Delegación estatal del ISSSTE.

 

Enrique Torres Mendoza.- De Reynosa. Presidente del Comité Ejecutivo Estatal de Morena. Profesor jubilado.

 

José Ramón Gómez.- Candidato a presidente municipal de Reynosa logrando superar los cien mil votos. Ex diputado local. Ex Regidor del Ayuntamiento.

 

Armando Zertuche Zuani.- Diputado federal electo en el distrito 9. Ex secretario de desarrollo económico en el municipio de Reynosa en 2 ocasiones. Psicólogo.

 

Rigoberto Garza Faz.- ex diputado local, aspirante a candidato a la alcaldía de Reynosa en el pasado proceso electoral.

 

José Luis Moreno.- presidente del Comité Ejecutivo Municipal de Morena en Reynosa.

 

ALIADOS DE PES Y PT

Juan González Lozano.- Dirigente local del PT en Reynosa, y miembro del colegiado que dirige el Partido del Trabajo en Tamaulipas. Ex Regidor.

 

Carlos Alberto Ramírez.- presidente del PES en Reynosa

 

Víctor Garza Mendoza.- activista del PES. Ex Secretario de Desarrollo Social Municipal en Reynosa, ex candidato a diputado federal y presidente municipal de Matamoros. Ex Rector de la Universidad Valle de Bravo.

 

Rigoberto Ramos.- Ex Coordinador de Asesores en el gobierno municipal, empresario gasolinero y representante de Manuel Espino en la región.

 

Federico Alanís Peña.- Líder de CANACINTRA Reynosa, Amigo de Yeickdol Polevnski, dirigente nacional de MORENA.

 

DEL PRI

Amigos de Ricardo Monreal: Óscar Luebbert Gutiérrez, José Elías Leal, Jorge Santa Ana Castro.

 

Omar Ku, Omar Cantú, Juan Triana Márquez, José Luis Godina, Raúl Zárate.


Cuitláhuac Bardan: el puente con la izquierda

 

El asesor más influyente en el gobierno de Tamaulipas es el chilango Cuitláhuac Bardan Esquivel, un sujeto al que no le fue complicado sobresalir en un equipo en el que no abundan los méritos académicos; en un grupo de hombres y mujeres hechos en la acción, pero muy ajenos a la reflexión y a las lecturas.

 

Cuitláhuac es en la actualidad el Jefe de gabinete en la administración estatal. Sus compañeros, que nominalmente tienen un cargo más elevado, pues por encima de los Secretarios solo está el gobernador en la estructura burocrática, se quejan de los maltratos de Bardan Esquivel, en las reuniones de trabajo en las que lleva la voz cantante y la representación del jefe máximo.

 

Los titulares de varias Secretarías, que ya sufrieron los regaños de Cuitláhuac, y que deseaban ver la salida del asesor estrella, se van a tener que quedar con las ganas y seguir agachando la cabeza ante los embates del Rasputín Chilango, del Fouché de Peralvíllo pues con el triunfo de Andrés Manuel López Obrador se fortalece la posición de Cuitláhuac, al incrementar su valor como interlocutor con el equipo de AMLO, particularmente con el futuro Canciller Marcelo Ebrard, de quien Bardan fue Coordinador de Gabinete en el gobierno de la Ciudad de México.

 

Cuitláhuac fue quien vendió la idea, al Gobernador de Tamaulipas, de prometer la implementación de programas asistencialistas, de reparto de dinero a diferentes segmentos de la población. Estos programas no se han puesto en funcionamiento, ni se vaticina que se apliquen pronto, pues no hay en Tamaulipas las condiciones que si existen en la realidad chilanga, ahí donde ya funcionan y de donde tomó el modelo el asesor capitalino, que no conocía, ni conoce, la realidad tamaulipeca, a pesar de que ya lleva dos años cobrando en el gobierno estatal. 

 

Intentare explicarme: en la Ciudad de México, donde ya todas las calles tienen la infraestructura básica, donde ya todos tienen agua entubada, drenaje sanitario, drenajes pluviales, parques, energía eléctrica, alumbrado, servicio de telefonía e internet,  banquetas, pavimentos, gas entubado, escuelas de  todos los niveles, guarderías, etc… ahí donde ya tienen todo, lo que sigue para el gobierno es repartir dinero en becas, madres solteras, adultos mayores, etc.

 

Esa realidad que en la Ciudad de México se tiene, no es la que existe en Tamaulipas. Aquí seguimos en la construcción y dotación de los servicios básicos, y por eso es que la propuesta de Cuitláhuac Bardan, que adoptó sin mayor reflexión el Ejecutivo del Estado, de repartir dinero a amplios sectores de la población, sigue y seguirá siendo una promesa incumplida. 


Maki

 

Por Oscar Díaz Salazar

Al recibir la constancia de mayoría que consigna el triunfo con una votación superior a los ciento cincuenta mil votos en la elección para presidente municipal de Reynosa, la Dra. Maki Ortiz Domínguez se pone al frente de la carrera por alcanzar la nominación del Partido Acción Nacional para la sucesión en la gubernatura del estado de Tamaulipas.

 

Quien ejerza el gobierno en el municipio más grande e importante de Tamaulipas, es candidato natural a participar en la contienda por la gubernatura de la entidad; con mayor razón si se trata de un ejercicio mas prolongado que un trienio, derivado de conseguir el refrendo de los ciudadanos, en un proceso que permitió la reelección, como es el caso de la presidenta de Reynosa.

 

La presidenta municipal con licencia, Maki Ortiz, consiguió la candidatura del PAN para su reelección, a pesar de la rivalidad, -que por momentos se exhibe como franca animadversión- con el líder real del panismo tamaulipeco.

 

La candidata fue Maki, porque ningún personaje del entorno del gobernador, de su círculo cercano, garantizaba el triunfo frente al candidato de Morena, conforme a las evaluaciones realizadas en los estudios de intención de voto.

 

Maki fue la candidata, porque no había un actor político cercano al gobernador que "pudiera" ganarle al JR (de acuerdo a los instrumentos estadísticos, encuestas, sondeos, etc). Maki logró la oportunidad de buscar la reelección, porque los "cabecistas" no crecieron.... Ni crecerán.

 

El liderazgo del gobernador Cabeza de Vaca es similar a la sombra y el cobijo que ofrece un árbol de profundas raíces, de sólido y muy grueso tronco, de amplio y muy tupido follaje que brinda una sombra protectora... Sombra que sin embargo impide el crecimiento de otros árboles, porque evita la exposición solar a quienes se arriman a esa sombra, y ya sabemos que si no hay exposición al sol, no hay crecimiento ni  desarrollo.

 

Por años, mientras se trataba de escalar a la cumbre, funcionó muy bien para los intereses del titular del poder ejecutivo, el no permitir que nadie, absolutamente nadie, de su entorno, de sus cercanos, brillara con luz propia, creciera, tomara impulso, luciera. Toda la energía y todos los reflectores debían estar al servicio de una sola figura, de una sola meta, del proyecto individual, del éxito personal.

 

Pero una vez alcanzada la meta, -la gubernatura-, la estrategia debió cambiar y permitir que sus cercanos también crecieran políticamente, para poder aspirar a los cargos de elección popular con posibilidades de triunfo. No fue así en esta elección y por eso es que los candidatos del PAN no salieron de las filas del cabecismo. La mayoría de las candidaturas estuvieron en manos de personajes formados en otras luchas o de plano reclutados como mercenarios que andaban en otros proyectos y otros partidos.

 

Maki entiende muy bien el actuar de Cabeza de Vaca. Su larga carrera la ha construido a la manera de las rémoras que acompañan a los tiburones. Le debe casi todo al gobernador. Ha sabido beneficiarse del acompañamiento y el apoyo involuntario, obligado, por conveniencia, enfermizo, esquizofrénico y no reconocido ni aceptado, que por muchos años le ha brindado su rival, que a la vez ha sido su mejor aliado.

 

El cálculo de la presidenta municipal de Reynosa es correcto: los recursos de la alcaldía de Reynosa le permitirán una exposición importante en el estado. Sus relaciones con el panismo nacional son buenas. Y seguramente no habrá un personaje del grupo del gobernador que "crezca" lo suficiente para disputarle la candidatura al gobierno de Tamaulipas.

 

Si no hubo interés, ni voluntad de construir un candidato a presidente municipal por parte del grupo panista hegemónico en Tamaulipas, menos lo habrá para ceder el reflector a una figura de alcances estatales.

 

Maki sabe que tendrá la pista para ella solita... Y ya empezó su recorrido.