La COMAPAS, "Estafa Maestra" de los Gobernantes Tamaulipecos

 

El negocio del agua en Tamaulipas para privilegio, goce, uso y disfrute de unos cuantos políticos

 

POR: NÉSTOR TRONCOSO.

En el tema de los derechos humanos en Tamaulipas, existen demasiadas y graves violaciones, siendo una de las más claras lo que es el derecho del acceso al agua y saneamiento.

 

Las compañías que manejan el agua en Tamaulipas las llamadas COMAPAS, cuyas siglas significa Comisión de Agua Potable y alcantarillado, son las  encargadas de hacer del agua una mercancía en la que el estado hace usufructo para beneficio de unos cuantos.

 

En la práctica las gerencias de estas empresas al servicio del estado son elegidos por el gobernador como premio al apoyo político aportado dentro de una campaña política o como un favor  a un amigo o compañero de su propio partido.

 

Las subgerencias son ocupadas por personal los cuales son compañeros del gerente general y que en el momento de ser empleados, solo se está dando cumplimiento al compromiso pactado, compensando un favor prestado o se está cumpliendo con un compromiso político,  sin importar qué quiénes están al frente no sean personas con un perfil adecuado o capacitadas para desempeñar dichos puestos.

 

Lo importante en estos casos entre ese personal es dar cumplimiento a los compromisos políticos dando empleo bien remunerado en el cual existen privilegios por pago de compensaciones, vehículos al servicio de cada uno de ellos, teléfonos celulares,  vales de gasolina entre otros.

 

Es decir que el compromiso político que adquirieron lo pagan otorgando privilegios y dinero sobreabundante a personal que no está capacitado para manejar una  potabilizadora de agua,  estos puestos son otorgados como un premio en donde los privilegiados gozan inclusive de viajes con gastos pagados a cargo de la empresa potabilizadora de agua.

 

Otra situación muy visible en estas potabilizadoras es la intervención de los sindicatos los cuales lograron heredar puestos de empleo dentro de la misma empresa,  en los que se tienen todas las prestaciones de ley otorgadas a cualquier trabajador, a cambio del compromiso de ser sumiso al compromiso político de quién es en ese momento ostentan el poder dentro de la gerencia y subgerencias. Esto es qué a cambio de mantener el empleo, tienen que asistir a eventos políticos o brindar apoyo algún candidato.

 

 Otro tipo de empleados son los que reciben un salario sin presentarse a trabajar; los llamados aviadores, quiénes normalmente son líderes o presidentes de colonos, quienes gestionan y hacen favores de descuentos hacia los colonos y reciben a cambio un salario quincenal o mensual, sin realizar ningún trabajo que beneficie a la empresa potabilizadora.

 

Este tipo de líderes son usados con fines políticos a fin de mantener un control sobre las personas habitantes de las  colonias de cada ciudad,  uno de los medios para ejercer ese control es que al cortar el flujo del agua en casa de algún habitante de la colonia este líder se compromete a gestionar a fin de que les den facilidades de pago o que le se les haga un descuento, de esa manera es como se crea el compromiso entre los colonos y el supuesto favor qué hacen los directivos de la empresa.

 

En palabras más sencillas, condicionan el servicio del agua a cambio del agradecimiento y el compromiso de votar en una contienda política en favor de quienes supuestamente les han hecho “el favor” de realizar un pequeño descuento, de no cobrar intereses o de dar facilidad de pagar en abonos el supuesto adeudo.

 

Los adeudos normalmente incluyen gastos de ejecución y cobranza, recargos, redondeos cobros por reclamación, gastos de reconexión,  entre otros y aunque el flujo del agua este cortado los empresarios quienes se han adueñado del  agua siguen cobrando un servicio que no otorgan a ningún usuario, llegando con esto acumular un adeudo en la mayoría de las veces impagable para cualquier usuario, los cuales llegan a acumularse en miles de pesos. Utilizando este supuesto adeudo, los usuarios son obligados a firmar convenios para obligarlos a pagar y solamente de esa manera permiten la reconexión del flujo del agua.

 

Esta “estafa maestra” realizada en contra del pueblo, solo tiene el fin de mantener el tren de vida dispendioso de los privilegiados de tener empleos dentro de las COMAPAS, ser un aviador o financiar las campañas políticas de sus partidos.