Cooperativistas del Gremio Unido Alijadores de Tampico persisten en su lucha

en búsqueda de Justicia en Tamaulipas, cuna del cooperativismo en México.

 

*En el 2018, esperan ser respaldados por el Congreso del Estado y “Los Vientos de Cambio”

 

POR: MARIO A. SEGURA.

TAMPICO, TAM., 10 ENERO 2018.- En el 2017, Los socios de la histórica Sociedad Cooperativa del Gremio Unido Alijadores (GUA), cerraron su lucha en contra de las injusticias cometidas tanto por la Procuraduría General de Justicia del Estado y la Procuraduría General de Justicia, acudiendo a Cd. Victoria a manifestar su inconformidad en contra de las instituciones que se han prestado para entorpecer la Justicia, y aunque fueron recibidos por Diputados representantes del Congreso Local, el asunto se espera que en este nuevo año se vaya destrabando en su favor así como está sucediendo con las Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

 

Antes protagonizaron una manifestación frente al palacio de gobierno en Altamira, señalando al Juez de primera instancia GILBERTO BARRÓN CARMONA como un funcionario del sistema de justicia que demuestra ignorancia, falta de capacidad y que en consecuencia perjudica al Gremio Unido Alijadores, a decenas de familias, en su mayoría de personas adultas mayores que viven en malas condiciones, ya que el mal funcionario de manera irresponsable desconoce hasta su calidad de miembros del Gremio, lo que resulta una burla y la sospecha de que se sigue derramando muchos miles y millones de pesos en la corrupción de quienes representan la justicia, pero no la imparten y por el contrario solo la violentan.

Mientras el Tribunal de Justicia y la Procuraduría General de Justicia del Estado, recomponen el caso de  los del GUA, a través del apoderado Jurídico Lic. Carlos Contreras Ruiz, se concentrarán en la recuperación de bienes confiscados por la SHCP y que les serán devueltos basados en negociación que liquide los adeudos y les libere parte de las propiedades embargadas al gremio por la falta de pagos al fisco de anteriores administraciones que defraudaron los intereses de los socios.

 

Y es que a más de siete años de la quiebra económica del Gremio Unido de Alijadores (GUA), los socios no pierden la esperanza de recuperar las 27 propiedades que conformaban el millonario patrimonio de una de las cooperativas más antiguas del país.

 

Bajo el liderazgo de Magdaleno Pérez Juárez, presidente del Consejo de Administración, han venido demandando ser escuchados por los jueces y les sean restituidos los inmuebles, como el edificio Alijadores, que fue embargado por el empresario Rubén Rodríguez Rodríguez, en colusión, según denunciaron, con José Cedillo, quien también fuera dirigente del GUA, así como la intervención del gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, asegurando que en campaña prometió apoyarlos para recuperar la riqueza patrimonial del GUA, que fue construida por sus socios a lo largo de casi cien años de servicio portuario.

 

Y es que los cooperativistas hablan del recuerdo que habrían tenido del primer encuentro con el actual gobernador, primero como Senador, luego como candidato a Gobernador, con quien hicieron compromisos y aunque les dijo que habría de trabajar con las puertas abiertas, a ellos no se les han abierto las del palacio de gobierno, por lo que lanzan la invitación para ser recibidos en casas de familias de alijadores, para que se percate de las condiciones en que viven, que son indecorosas, lo que cambiaran en el momento en que conozcan la Justicia en Tamaulipas.

 

Prácticamente en este nuevo año, son dos los temas de lucha de los socios del GUA, explica el abogado Carlos Contreras Ruiz, uno es seguir demostrando que Ramón Martínez del Ángel y José Cedillo al incurrir en falsedades para quedarse con los bienes multimillonarios, tarea facilitada en los tribunales penales, lo que ha conseguido al corromper a muchas personas, sobre todo autoridades de la Procuraduría de Justicia, al igual que en el tribunal de Justicia  por medio juez primero en materia civil, ya que el juego económico, la disputa es por alrededor de 40 mil millones de pesos.

 

Y por otra parte el rescate de los bienes ante la Secretaria de Hacienda y Crédito Publico, lo que va muy avanzado y en breve se espera la liberación de varias propiedades así como cuentas bancarias congeladas, y maquinaria retenida que también fue puesta en resguardo para asegurar el pago de impuestos adeudados al fisco, lo que servirá para que los socios tengan un respiro y puedan mejorar su economía en tanto persiste la lucha por liberar más bienes importantes entre los que se incluye el histórico edificio Alijadores.