Una Leyenda de Cien Años

Don Ignacio Trellez

Parte 4

 

Julio 2016

Quise titular éste artículo de esta manera para referirme a un gran entrenador y estratega mexicano Don Ignacio Trellez Campos (a) Don Nacho.

 

Tengo entendido que el pasado Sábado 30 de Julio de 2016, cumplió 100 años de edad, leí las crónicas e historias acerca de este gran personaje del futbol mexicano, sin duda un parte aguas del deporte aludido. Toda una leyenda por sus actitudes, anécdotas, puntadas y silencio.

 

Lo que más me llamó la atención es que en ninguna de las crónicas hace referencia a la entrevista que tuvieron el entrenador múltiplemente citado y Don Gustavo Díaz Ordaz, en ese entonces Presidente de la República Mexicana. Esa entrevista dijo mucho y dejó en claro lo que se sabía en radio pasillo.

 

Desde los años de 1956 a 1966, se decía – rumoraba – que de los seleccionados nacionales de futbol, poco más del 50 % eran impuestos debido a intereses extra futbol y el resto se dejaba libremente a elegir y por supuesto si había fracaso, se le culpaba a Don Nacho Trellez y si había éxito entonces otros eran  los que se llevaban el mérito.

 

Es por eso que en esa entrevista en los años de 1965 a 1968, destacó principalmente la frase de Don GDO, “quisiera tener en mi gabinete a Don Ignacio Trellez”, la gran mayoría no entendió el mensaje y cuestionaron al entonces Presidente, acerca de ese motivo, y con esa habilidad de los verdaderos políticos mexicanos (seres ya extinguidos) contestó: “QUISIERA ESTUVIESE EN MI GABINETE PARA TENER A QUIEN CULPAR DE LOS ERRORES DE MI MANDATO”.  Palabras mas, palabras menos.

 

Fue esta acción un apoyo (espaldarazo, respaldo) oficial del gobierno (1964 – 1970) al entonces entrenador y estratega de la Selección Mexicana de Futbol.

 

Lo que siguió después de esa entrevista es por todos conocido, el rumor de imponer jugadores en la selección nacional de futbol persistió hasta 1988.

A partir de esa fecha hubo cambios y situaciones que comentaremos en otro artículo.

 

Ing. Federico Juárez Andonaegui


 

Leyendas de la lucha libre mexicana

Parte 1

 

Mayo 2016

Es muy importante rescatar siquiera algunas leyendas acerca de éste deporte y por el momento voy a comentar lo que casi ya está en el olvido.

 

LA LEYENDA DE BLACK SHADOW

Este singular personaje, ahora casi olvidado, allá por los años de 1950 a 1953 estaba en la cúspide de la fama, sobre todo por ser limpia su trayectoria deportiva, era el ídolo de los niños.

 

Había dos bandos, los luchadores solo tenían dos comportamientos o eran limpios o eran sucios, dicho de otra manera o eran técnicos o eran rudos, se decía: son del bando limpio o del bando rudo, sucio. éstas conductas persisten hasta la actualidad.

 

Black Shadow era del bando limpio, técnico, se le admiraba por su elasticidad y por su honestidad al luchar. Su vestimenta y máscara era negra.

 

Hay que hacer la aclaración que la popularidad se la disputaba el Santo, quien pertenecía al bando de los rudos. Este personaje era “sucio”, marrullero y por eso en general no agradaba mucho, sin embargo también tenía su público, quienes gozaban al verlo luchar y le festejaban sus marrullerías. Cabe aclarar que éste personaje aparecía en una revista titulada el Santo, en donde hacía el bien y luchaba por el bien y la justicia. Como notarán era contradictorio, por lo mismo a la mayoría de la niñez y juventud de aquél entonces no le agradaba esos comportamientos, tan opuestos.

 

Todo iba bien, cada quien tenía su público, las luchas se transmitían por televisión los Viernes en la noche por TV canal 2 y los Sábados era otra transmisión por TV Canal 4, con otro grupo de luchadores.

 

Así las cosas, llegó el momento crítico, el momento estelar, por todo mundo esperado, era tan grande la rivalidad que se enfrentaron en lucha de máscara contra máscara Black Shadow contra el Santo. Fue una lucha épica recordada durante muchos años, hasta la fecha 2016, sobre todo por todos aquéllos que admirábamos al luchador limpio, técnico, honesto. Se consideró la lucha del bien (Black Shadow) en contra del mal (el Santo). Grande fue la tristeza del pueblo al ver perder al ídolo. Este hecho tuvo consecuencias que se ocultaron pero retumban en la memoria de todos aquéllos niños y jóvenes, ahora viejos y tantos otros ya fallecidos.

 

El pueblo no le perdonó al Santo haber derrotado a su ídolo, a tan  gran luchador, la asistencia al espectáculo empezó a declinar, dejó de transmitirse las luchas por televisión, se arguyeron varios motivos, en realidad pretextos, todo el pueblo sabía la realidad. Empezó el manipuleo, en noticieros de cine se pasaba la lucha del siglo, diciendo – más bien mintiendo - que el bien había derrotado al mal. Era una rechifla en el cine cuando pasaban esos cortos como noticia.

 

El Santo siguió apareciendo en la revista y después en películas, haciendo el bien, pero en las luchas siguió perteneciendo al bando de los rudos (o malos). Por supuesto tenía su público y aquéllos que veían las luchas como deporte siguieron asistiendo.

 

Tiempo después el Santo se pasó al bando de los técnicos, de los buenos, de los limpios y continuó apareciendo en revista y en cine. Su público y la nueva camada de niños lo siguieron. Pero la mayoría de la afición no le perdonó nunca jamás haber derrotado al gran ídolo Black Shadow. Le sucedió lo que años después al boxeador el “Huitlacoche” José Medel a quien tampoco le perdonó la afición el haber derrotado al gran ídolo del pueblo José  “Toluco” López y como le sucede a la actual directiva del club de futbol ATLANTE, a quienes el pueblo, jamás les perdonará el estar tratando de hacer  desaparecer a tan histórico y gran club del futbol mexicano.

 

Años después, ya calmadas las pasiones y conociendo lo que es tan gran deporte, hubo, hay y habrá gran reconocimiento a tan grandes deportistas tanto Black Shadow como al Santo, sin olvidar a Blue Demon, Tarzán López, Cavernario Galindo, Enrique Llanes y tantos y tantos ídolos más.

 

Las leyendas continuaron con Blue Demon Jr, Perro Aguayo Jr (fallecido) y Santo Jr (ahora retirado por una mala acción de un rival “compañero” de profesión y sé que continuarán las leyendas con los hijos de tan destacados profesionistas del deporte Y VERDADEROS ÍDOLOS DEL PUEBLO.

 

La leyenda de Black Shadow perdurará por siempre en la memoria del pueblo meshija

 

Ing. Federico Juárez Andonaegui

 

Motes futbolísticos de antaño

Parte 3

Enero 2016

Hace algunos ayeres, cuando el mundo del deporte de las patadas no eran monopolio, el pueblo se divertía – entre otras cosas - con los apodos que cariñosamente se les otorgaba a los equipos de futbol, así las cosas va de recuerdo los apodos originales a dichos equipos:

El equipo del pueblo, los prietitos del Atlante.

Los electricistas del Necaxa

Los Esmeraldas  del León o Panzas verdes del León

Las Chivas del Guadalajara

Los Mulos de Oblatos del equipo Oro, después al ser vendido a los cañeros, cambió de nombre. Se le llamó Jalisco. Descendió a segunda división y desaparecer tiempo después. Jugaban en su Estadio en Oblatos. Al último y antes de desaparecer jugaron en el Estadio Jalisco.

Las Margaritas del Atlas, después llamados los Amigos del balón, enseguida los zorros del paradero, para finalmente y hasta la fecha los Zorros del Atlas. Jugaban en su Estadio en el Paradero, finalmente lo hicieron y lo hacen actualmente (2016) en el Estadio Jalisco.

Los Ates del Morelia

Los Cremas del América o Azul cremas del América

Los cañeros del Zacatepec

Los Choriceros del Toluca o los Diablos rojos del Toluca

Los Freseros del Irapuato

Los Pumas de la Universidad o Pumas de la UNAM

Los Cementeros del Cruz Azul

Los Tiburones rojos del Veracruz o Tiburones del Veracruz

Los Regiomontanos de Monterrey, ahora Regios del Monterrey

Los Tigres de la Autónoma de Monterrey o Tigres de la UANL

Los Jaibos del Tampico

El Cuautla no tuvo apodo.

 

Estos son los motes característicos de algunos equipos que militan o militaron en la primera división, mas tarde cambiaron los apodos para “hacerlos comerciales”, así las cosas:

América, de cremas cambiaron a Canarios, después Aguilas

Necaxa de “electricistas” como los conocía el pueblo, por conveniencias comerciales fueron llamados  “rayos” para hacerlos desaparecer de la capital y enviarlos a segunda división, ahora llamada Primera “A”, también quizás con la idea de hacerlos desaparecer.

Atlante “el equipo del pueblo”, han tratado de desaparecer dicho apodo, por lo que “con fines comerciales” se les denominó “los  potros de hierro del Atlante” o potros de a cero goles, para ahuyentarlos de la Capital e igualmente de la primera división, mandándolos a la Primera “A” y más tarde de ser posible borrarlos de la historia actual. Jugó siempre en el Estadio de la Ciudad de los Deportes, luego en el Azteca, enseguida otra vez en el Estadio de la Ciudad de los Deportes. Finalmente y hasta la fecha 2016, al ser expulsado del D.F., juega en Can Cun Quintana Roo, en su Estadio.

 

Cuando todavía no había intereses extradeportivos, Horacio Casarín y Tin-Tan filmaron cada uno, películas portando el uniforme del Equipo del Pueblo.

Morelia, de Ates pasaron a ser Canarios, después mariposas monarcas, para finalmente quedar como “Monarcas del Morelia”.

Irapuato, de Freseros pasaron a Trinca Fresera.

Oro. Desapareció su apodo al ser vendido a los cañeros, el equipo se llamó “Jalisco” para después descender a la segunda división y finalmente desaparecer.

 

Es conveniente resaltar que también existió un equipo llamado “el Nacional” (de Guadalajara, Jal), a los jugadores se les conocía como “los pericos” del Nacional.

En los finales de la década de 1950 hasta  principios de la década 1960 a 1969. Había fuerte competencia entre el Estado de Jalisco y el D. F., ya que en la Ciudad de Guadalajara jugaban los equipos Guadalajara, Oro, Atlas y Nacional y en el D. F., estaban Atlante, América, Necaxa, UNAM y Cruz Azul y solo 5 equipos del interior de la República (14 equipos en total)

 

En los años de 1950 a 1959 jugaban en el Estadio de la Ciudad de los Deportes los clubes Atlante, América y Necaxa. La UNAM desde que ascendió a primera división lo hace en su Estadio de la Ciudad Universitaria, D. F..

 

Al inaugurarse el Estadio Azteca en la década de 1960, el Atlante, América y Necaxa jugaron ahí. Quedando abandonado el Estadio de la ciudad de los Deportes. Tiempo después el Atlante al pasar a ser propiedad del IMSS, jugó en el Estadio de la Ciudad de los Deportes, conociéndose a éste como el Estadio Azulgrana del Atlante o el Estado del azulgrana del IMSS.

 

El Cruz Azul al ascender a primera división empezó jugando en su Estadio de Jasso, Hidalgo. Al abandonar el equipo Atlante el Estadio de la Ciudad de los Deportes por haber cambiado de propietario, pasó el Cruz azul a jugar en dicho Estadio hasta la fecha (2016) conociéndosele como el Estadio Azul o Estadio del Cruz Azul.

 

Al observar la historia de los sobrenombres de los equipos del futbol mexicano, se nota  claramente un paulatino (metódico) ejercicio por borrar las costumbres, tradiciones e identificaciones culturales del pueblo mexicano y en especial para con  la Cultura de los Mexicas (Capitalinos). Esto, independientemente de que – oficialmente – ya no existe el Distrito Federal, ¿qué más les irán borrando a los Capitalinos?

 

Dios, ten Piedad y Misericordia de  Meshijo Tenochtitlan Anahuac.


 

Futbol mexicano

Parte dos

 

Noviembre 2015

En esta segunda parte, voy a comentar que es necesario la internacionalización de la liga mexicana de futbol, ¿de qué manera?

 

Existen varias formas, pero la que propongo es la más sencilla, debe invitarse a participar en el torneo mexicano al campeón de Guatemala y al campeón de otro país centroamericano, por ejemplo de Honduras.

 

Al respecto también debe considerarse lo mismo para el torneo de la Primera A, con equipo de Nicaragua y otro de E. U, o de Canada..

 

Esto redundará en beneficio mutuo de las naciones participantes.

 

Esta propuesta no es descabellada, pues tan solo hablando de otro deporte, en otro país, juega un equipo de su vecino del norte.


 

Futbol mexicano

 

Parte uno

 

Noviembre de 2015

El pueblo así lo ve

El futbol mexicano está supeditado a una empresa. Desde 1960 una empresa televisiva tomó el manejo del futbol mexicano. De todos fue conocido que el presidente del club Zacatepec pasó a ser presidente del Club América y un ex jugador del mismo equipo pasó a ocupar cargo importante dentro de la organización de dicho club.

 

A pesar de esfuerzos había cotos de poder, que frenaban el desarrollo futbolístico de todos los jugadores. Se compraban jugadores “quemados” por el tiempo y en las posiciones más importantes se les colocaban.  (a los cartuchos quemados).

 

A nivel selección nadie en verdad podía aspirar en forma meritoria pues en un principio corría el rumor de que la selección mexicana estaba formada por el 50% de recomendados (imposición), el resto por diferentes motivos y solo el 15% por méritos propios.

 

En los años de 1970 a 1988 era un choteo la selección mexicana de futbol, en el medio futbolístico ya muy pocos querían ser seleccionados. Se consideraba y así sucedía que los elegidos como seleccionados pronto desaparecían del medio por diferentes causas.  Los jugadores mexicanos a nivel selección fueron denominados por el pueblo RATONCITOS VERDES a raíz de un artículo de un periodista mexicano que sí amaba al futbol de nuestro país.

 

La prensa del interior de la República llamaba centaveros a los directivos del futbol porque peleaban los centavos y tiraban los pesos.

 

Tantos malos manejos y cinismo ocasionaron que en una ocasión la Selección Mexicana fuera eliminada para asistir a un mundial de futbol. Trinidad y Tobago se dio vuelo goleando por 4 goles a 0 a la Selección referida, por cierto plagada de todas sus estrellas de ese entonces. En el mundial de1978 nuestro país quedó en último lugar de la clasificación. A la siguiente, fue eliminado. Se tocó fondo, cuando para el mundial de 1990 se descubrieron “los cachirules” que le costó a nuestro país el ridículo ante el mundo entero y una suspensión para no participar en torneo a nivel mundial.

 

Para lograr la enemistad de nuestros hermanos y vecinos centroamericanos, según decían “era para lograr más rivalidad deportiva” declararon que México era el Gigante de la CONCACAF y que en Centroamerica jugaban con balón cuadrado. Quedó claro que la idea era hundir al futbol nacional para dar paso “al nuevo gigante de la CONCACAF” ……………. E.E.  U.U.

 

Así, entre zozobras, tempestades, tormentas, gritos y sombrerazos fueron pasando los años, hasta que a finales de la década de 1980 y principios de la década 1990 ocuparon la mesa directiva otras personas, independientes, que amaban y aman hasta la fecha al futbol mexicano. Estos señores empezaron por cobrar los adeudos que tenía una televisora para con 4 o 5 clubes de futbol. Cabe aclarar que los otros clubes restantes no percibían ni un solo centavo sino solamente lo que conforme a sus fuerzas lograban conseguir.

 

Empezaron a hacerse paquetes de transmisión por partes iguales para las dos televisoras (consorcios) que ya existían. Uno lo tomó la televisora que era del gobierno y después de mucho “pensarlo”, la otra televisora agarró el otro paquete. Fue así que los clubes tanto “chicos”, “medianos” y los dos o tres “grandes”, empezaron a recibir dinero por varios conceptos. Por lo mismo se logró un desarrollo a grandes pasos del futbol mexicano.

 

Se contrató los servicios de César Luis Menotti, quien observó desde el momento de llegar a tierras aztecas, la tristeza que había en el futbol, reflejada en los ojos de todos los jugadores de ese entonces y en los ya pocos aficionados que se atrevían todavía a asistir a los estadios. Por ese motivo, fue que el argentino entrenador dijo. Hay mucha tristeza en el futbol mexicano y en sus jugadores, devolveré la alegría a su afición. (palabras más o menos).

 

Efectivamente empezaron a trabajar todos los clubes, cooperando a las indicaciones del entrenador en jefe. Está por demás decir que dos clubes no acataban al 100% las indicaciones ni cooperaban al 100%.

 

Los intereses extra futbol empezaron a moverse, no les permitieron jugar ni un solo partido en el Estadio Azteca, el único estadio con que contaba la Federación en el D. F., era el Estadio de la Ciudad de los Deportes, en donde se escribieron páginas gloriosas de resurgimiento del futbol. Por méritos propios surgieron nuevos jugadores de gran calidad deportiva unos fueron seleccionados y muchos otros no, pero todos estaban de acuerdo en que esa si era una rivalidad deportiva y estaban de acuerdo con las decisiones del estratega en Jefe, pues el equipo lucía y demostraba estar para grandes cosas. Es importante señalar que en ésta época a los seleccionados YA NO SE LES LLAMABA RATONCITOS VERDES.

 

Pero los interese extra deportivos y extra futbol se movieron, empezaron por atacar en medios a su alcance los trabajos que se hacían; pretendían imponer a un jugador entre otros, que siempre demostró ser equipero, nunca jugador de selección y sin más ni mas se dio un cuartelazo a la manera de los polkos en 1848. Cuando los directivos del futbol se encontraban en centroamerica acompañando a la selección mexicana, fueron desconocidos por otros nuevos directivos por nadie elegidos “cuartelazo de los nuevos polkos” (este párrafo está basado en artículo publicado en el Estado de Campeche, por Ingaf).

 

A partir de ahí, vino desanimo. Los nuevos directivos estaban decididos a “ahora si hacer las cosas bien, no como se están haciendo”, la prensa y el público reclamó y no les quedó otra que dejar casi intacta a la Selección, es decir solo quitaron a unos jugadores que no eran de su agrado y nombraron a un nuevo entrenador.

 

A la fecha 2015 hay jugadores que pueden platicar y decir lo que pasó en vestidores en esta época y el gran y grato sabor de boca que dejaron a la afición mexicana. Se habló de que si se hubiera seguido el proceso como iba, en el torneo celebrado en Sudamerica, México hubiera sido Campeón y habría ocupado el segundo lugar en el mundial celebrado en gringolandia.

 

En éste país, cuando se iba a llevar a cabo el partido para pasar a semifinales para la afición no pasó desapercibida aquélla frase dicha con mensaje, por el entonces máximo jefe (puede comprobarse en los periódicos de aquélla fecha) ……..: “muchachos ya hicieron suficiente” y efectivamente, cumplieron la orden, al siguiente partido, quedaron eliminados.

 

Desde hace pocos ayeres se rumora que (por cuestiones económicas) Brasil y Estados Unidos sean las potencias futbolísticas de América, Argentina, Uruguay y Chile los de segundo plano. Para rematar se observó que cobró gran fuerza en el pasado Mundial 2014, el rumor de radio pasillo para que Brasil y Estados Unidos fueran los finalistas de la pasada Copa Mundial. Por la honradez de los actores de los diferentes equipos participantes, no sucedió lo que se rumoraba como orden tras bambalinas. Inclusive se decía que era el pedido (más bien una orden) de un gobierno.

 

En lo personal al término del Mundial respiré tranquilo y fui de la idea que todo era un falso y vergonzoso rumor.

 

Pero………. Ahora al año de 2015, después de enterarme que el gobierno de E U. descubre fraudes en la FIFA y en la CONCACAF y detiene a funcionarios de dichas organizaciones. ¿cómo supo de los fraudes?, ¿tenía infiltrados, como acostumbra hacer y/o decir? o ¿es simple venganza?. Vuelve a cobrar fuerza en mi mente el rumor que se ha sabido desde el inicio de este siglo. E. U., debe ser potencia mundial en el futbol soccer, ………………A como dé lugar, según se ve.

 

En lo que respecta a la actual situación de la Selección Mexicana, observamos que fue un sabotaje, concebido por quienes conocen y saben de psicología y hubo quien sin darse cuenta se enganchó e hizo lo que – quizás - nunca pensó hacer. ¿cuál es el objetivo?. Vamos a analizarlo de acuerdo a como sucedan los hechos.

 

Por lo pronto México debe enfrentarse a E. U. ¿será? y ¿después?. ¿boicot contra Rusia, sin importa a quien se lleven entre piernas?. ¿la Federación sigue y seguirá tras los centavos………y tirando los pesos?. ¿Qué pasará con los directivos arrestados?, ¿despepitarán? Eso lo veremos más adelante y lo analizaremos.