CARTA DESESPERADA

 POR LA PAZ Y EL RESPETO DE LOS DERECHOS HUMANOS EN TAMAULIPAS

 

DIRIGIDA AL GOBERNADOR:

LIC. FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA.

 

AL CONGRESO DEL ESTADO DE TAMAULIPAS.

 

A LA DIPUTADA LOCAL:

C. NOHEMÍ ESTRELLA LEAL

 

A LA COMISIÓN ESTATAL DE LOS DERECHOS HUMANOS DE TAMAULIPAS:

LIC. OLIVIA LEMUS.

 

A LA SECRETARÍA DE GOBERNACIÓN

LIC. OLGA SÁNCHEZ CORDERO.

 

LA FISCAL GENERAL DE TAMAULIPAS

DOCTOR IRVING BARRIOS MOJICA. 

 

A LA COMISION NACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS:

PRESIDENTE: ROSARIO PIEDRA IBARRA.

A LA COLUMNA ARMADA “PEDRO J. MENDEZ”.

 

CON COPIA PARA CONOCIMIENTO

DEL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA

LIC. ANDRÉS MANUEL LOPEZ OBRADOR.

 

AL SUB SECRETARIO DE GOBERNACION (DERECHOS HUMANOS):

LIC. ALEJANDRO ENCINAS  RODRIGUEZ.

AL PUBLICO EN GENERAL

 

A 18 DE DICIEMBRE DEL 2019.                                                      TAMPICO, TAMAULIPAS.

Este día he decidido como ciudadano tamaulipeco, escribirles una petición en carácter de URGENTE, principalmente al Gobernador de Tamaulipas; Francisco García Cabeza de Vaca, aunque no debo de negar que lo hago con mucho miedo, pero también con la desesperación y la impotencia de que por más que he tocado puertas para poder ayudar a una cuantas familias de tamaulipecos, entre estos principalmente mujeres y niños, así como adultos mayores que se encuentran “encapsulados” en el ejido “Buena Vista” municipio de Hidalgo, solo he logrado mantener una esperanza; en que las cosas en algún día cambiarán, y la paz, y el respeto a los Derechos Humanos dejaran de ser letra muerta para quienes hoy son victimizados en un estado que pareciera los gobernantes no hace mucho por demostrar que existe un BUEN gobierno.

 

Quizás antes no hice bien las cosas, no me exprese con respeto, y por mi culpa e incapacidad intelectual, en lugar de ayudar provoque mayor coraje, odio y apatía hacia esas familias del Ejido “Buena Vista” que sufren desde hace más de un año el estar “encapsulados”, viviendo una pesadilla dentro de la tierra que los vio nacer y en la cual en pleno siglo XXI, no encuentra justicia ni paz.

 

Se nota desde el inicio de este escrito, que me dirijo directamente a usted señor  Gobernador de Tamaulipas, y no de la misma manera al ciudadano Andrés Manuel López Obrador, Presidente Constitucional de la Republica Mexicana, ya que al segundo, personalmente le plantee la problemática social que se vive en una parte del municipio de Hidalgo, a donde el ya fue pero no intervino, porque según dizque desconocía lo que sucedía en el ejido “Buena Vista”, lo que ahora creo fue una MENTIRA, con lo cual viola uno de los principios fundamentales de su gobierno. NO MENTIR

 

Creo también que quizás esa mentira que salió de sus labios podría considerarse UNA MENTIRA PIADOSA, pues fue tan solo para dar una salida a un problema que debe de ser muy grave y muy difícil de resolver para su gobierno de la CUARTA TRANSFORMACIÓN del país, y lo anterior lo expongo basado en que varios meses antes de mi denuncia pública en una de las ruedas de prensa llamadas “mañanera”, le expuse al Subsecretario de Gobernación en el área de Derechos Humanos; Alejandro Encinas, así como al Fiscal General de Tamaulipas; Doctor Irving Barrios Mojica, lo que venía sucediendo  en el citado ejido en el municipio de Hidalgo, al tiempo que les comente que no quería escribir esta información porque como Periodista tenía miedo de ponerme en riesgo al igual que podría suceder con mi familia, pues se trataba de una denuncia de actos criminales, información solventada en información recibida en audios y videos en donde personas del ejido Buena Vista me hacían llegar con la esperanza de que les pudiera ayudar de alguna manera, los que les venía compartiendo.

 

Los audios y videos, me siguen llegando hasta hoy en día, y en estos se siguen escuchando los balazos y las llamadas a los números telefónicos de dizque emergencia, en donde piden auxilio pero este nunca llega.

 

Yo quiero humildemente pedir perdón a todas las autoridades si las he ofendido, de alguna manera, aunque considero que solo he pugnado por que se cumpla en mi Estado, un derecho constitucional como es darle al pueblo paz y justicia.

 

Al igual lo hago con la Diputada Local, Nohemí Estrella Leal, y con la Columna Armada “Pedro J. Méndez”. a quienes clamo a su don de gente buena, y porque en su corazón pueda existir un momento de reflexión en el que encuentren que está en ustedes lograr la paz que todos los tamaulipecos hemos buscado desde hace mas de una década, misma en la que seguimos viviendo con miedo.

 

Y no abogo por qué no se de la justicia y que no si criminalice a quien lo merezca, sino solo por los niños, jovencitos, mujeres y adultos mayores que también son mexicanos, tamaulipecos y hermanos que viven desde hace más de un año con la injusticia de la vida, con tanto miedo y violentados en sus derechos como ciudadanos de este país.

 

Yo cuando me imagino por todo lo que pasan, me despierto en muchas de las madrugadas y no puedo dormir, y me entristezco al sentirme impotente al no poder ayudar prácticamente en nada para que su situación cambie.

 

Aquí es en donde me gustaría que todos los hermanos tamaulipecos hiciéramos conciencia de lo que pasa en esta parte de nuestra entidad, y que se supone que el presidente del país, (AMLO), que dice que como presidente está enterado de todo, en este caso no lo este, y ahora que ya tiene conocimiento no pueda hacer nada en este gobierno que encabeza en la CUARTA TRANSFORMACIÓN.

 

Estas familias, estas mujeres, estos niños, estos abuelitos del ejido “Buena Vista”, tienen un año sin contar con energía eléctrica, si agua, sin estos servicios esenciales a los que tienen derechos según se escribe el LETRA MUERTA en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

 

Solo deberíamos de cerrar los ojos y pensar un poquito en estos hermanos que llevan más de un año, en el que sin luz, con tanto mosco que hay por las noches en el campo, con los fuertes calores, tienen que aguantar también el miedo de poder morir, víctimas de una bala perdida, ante las agresiones que sufren casi todos los días.

 

Creo que es el momento de hacer una tregua, considerando que estamos cerrando un año, en el que se da el tiempo de reflexionar en lo bueno y malo que hemos venido haciendo y en que podemos cambiar algunas cosas.

 

De por si en Tamaulipas miles de familias lloran a sus muertos y madres y padres siguen buscando a sus hijos desaparecidos, tolerando la inseguridad que se ha quedado estancada y con la que hemos aprendido a vivir, y en algunos municipios con el TOQUE DE QUEDA VOLUNTARIO porque no queda de otra.

 

Yo no sé cómo?, pero este escrito tiene la intención de lograr que principalmente el Gobernador del Estado; Lic. Francisco García Cabeza de Vaca, así como los líderes de la Columna Armada “Pedro J. Méndez” incluyendo la Diputada Local Estrella Leal, logren mediar en esta situación en la depende de ustedes, dar una salida propia con su colaboración, con lo que se puede conseguir la paz y que unas cuantas familias encuentren justicia, o por lo menos no se les siga violentando a los inocentes sus Derechos Humanos.

 

Se imagina ustedes, miembros del Congreso, señor gobernador, miembros de las Comisiones de Derechos Humanos, tanto del estado como nacional, señor Fiscal General del Estad; Irving Barrios. Que logro tan importante sería el conseguir mediante el dialogo ir solucionando este problema social.

 

Yo hecho a volar mi imaginación, y pienso que algo bonito y con mucha justicia, en un acto por lograr la paz en nuestro estado, seria llegar hasta ese ejido todos unidos, en una caravana de paz, y más en estos días en que en millones de hogares habrá una celebración con posadas navideñas, con fiesta y amor, en tanto que esas familias en “Buena Vista” solo les queda mantener la fe en la oración y seguir esperando en que se dé un milagro.

 

En mi recorrido tocando puertas solo me he encontrado con la Senadora por Tamaulipas, Lupita Covarrubias con las ganas y buenas intenciones de querer entrar a llevar ayuda al ejido “Buena Vista”, sin embargo le han advertido del grave riesgo que corre al hacerlo, por lo que la buena intención solo ha quedado en eso, en una buena intención.

 

Me gustaría obtener una pronta respuesta departe de todos a quienes estoy dirigiendo este escrito, esta petición de paz y de justicia para unos cuantos tamaulipecos, pues la gran mayoría, el resto de los tamaulipecos podemos seguir esperando a que un día no muy lejano nos llegue la justicia y el poder vivir en paz como buenos hermanos, tener por estos días fiestas, las posadas navideñas, una cena de navidad, la celebración del año nuevo. Pero ¿y la gente del ejido “Buena Vista” nuestros hermanos tamaulipecos?

 

Señor Presidente usted también discúlpeme por ponerlo en evidencia por la mentira piadosa que me dijo en público de que no sabía o aun no sabe lo que pasa en Hidalgo.

 

Concluyo esta misiva quedando de ustedes como su amigo y seguro servidor, estando en la disposición de presentarme al lugar en donde se me indique, a participar en un dialogo, o si se debiera ser como intermediario para lograr la paz que todos queremos, sin más por el momento.  y que Dios nos bendiga a todos.

 

ATENTAMENTE

 

MARIO ALBERTO SEGURA SEGURA.

 

Posdata.

En este escrito no involucro al luchador social Néstor Troncoso González, pero van mis respetos a su lucha importante en el sur de Tamaulipas y ahora dentro y fuera de nuestro estado.

 

CONTACTO.

Correo electrónico: masegura50@msn.com

Teléfono. 8332456646 y 5534307105.