El Gran Negocio

 

Siempre me ha llamado la atención, que al llegar la temporada de ciclones y huracanes en el Caribe y Golfo de México, en el mes de Septiembre, Juan Pueblo lo llama “la temporada del gran negocio de los gobernantes estatales”, Asi lo comentan en diversos Estados, solo que en Tabasco, Tamaulipas, y Veracruz es mas común por ser los Estados mas afectados. Se dice que los gobernantes ya tienen preparado el documento de solicitud de dinero del fondo de desastres, al que solo falta anotar los lugares afectados y la fecha. Además ya tienen preparados los albergues, las lanchas, los carros, cobertores ,etc, etc, todos nuevos.

 

Pero………….............................¿y los preparativos para evitar las inundaciones, lo mas humanamente posible?. Nada, nada de eso hay, ¡en eso consiste el negocio!, me dice Juanito pueblo.

 

Vemos con tristeza que los ríos - la mayoría – ocasionales no han sido desazolvados y mucho menos dragados. Varios de ellos con profundidad original de 6 a 8 metros, se encuentran con profundidad de 1 a 2 metros, los ríos permanentes tampoco han sido desazolvados y mucho menos dragado.

 

En varias zonas de Tabasco volverán a inundarse como cada año y siguen varios municipios sin recibir agua potable, se les raciona con agua UNA HORA AL DIA, asi ha sido por años. El gobierno estatal sabe soluciones, pero no las hace ¿?, una de ellas es enviar por gravedad agua de la presa cercana a Cárdenas, Comalcalco, Paraiso y anexas, de esa manera se reduce la probabilidad de inundación en esas zonas y se da beneficio a la población tabasquenomexicana.

 

De Veracruz, mejor ni hablar, carecen de estructura hidráulica, es mas ni siquiera existen proyectos y mucho menos pluviales, al menos, de conocimiento público y como nadie dice algo al respecto, pues asi siguen año con año y de eso da razón la zona huasteca veracruzana, (norte de Veracruz).

 

En Tamaulipas, al igual que en otros Estados, están igual que Veracruz

 

¿Tendrá razón el pueblo? ¿será que septiembre, octubre y noviembre son los meses de los grandes negocios de los gobernantes estatales?. Las autoridades correspondientes tienen la palabra, demostrando con hechos y acciones su vocación de servicio al pueblo, no el servirse del pueblo.

 

Que Dios les pida cuentas a los servidores públicos correspondientes.

Acueducto

 

En Veracruz, hay exceso de agua y toda, incluyendo la que “usan”, no es aprovechada al 100% y para colmo está contaminada. Dicha contaminación es debido a la indiferencia con que se trata al vital líquido. Y para acabar de rematar no quieren que otro Estado la utilice. En pocas palabras: ni picha, ni cacha, ni deja batear.

 

Los ciudadanos de la  zona norte de Veracruz (la huasteca) siempre han sido considerados por sus gobernantes estatales veracruzanos como ciudadanos de tercera, por eso siempre han sido abandonados a su suerte (falta de agua potable, inundaciones, escaza infraestructura vial, prácticamente incomunicados). Todos sabemos que los municipios carecen de agua potable para  uso doméstico.

 

E independientemente de eso sus gobernantes – ahora -  se rasgan la vestiduras al saber que un Estado hermano necesita el agua que ellos  no han sabido administrar en bien de sus gobernados.

 

Esta actitud es una muestra de que la guerra por el agua ya entró en forma silenciosa en nuestro país desde hace tiempo y ahora empieza a aflorar. A nadie de la región noreste le conviene que el Estado de Nuevo León, Monterrey, en concreto, se colapse por falta de agua, sería un caos en la región noreste y un golpe económico brutal para  todo el país y los primeros en irse a la ruina total sería todo Veracruz (actualmente 1er lugar  en pobreza junto con Oaxaca).

 

Ya hay conflictos regionales por el agua, también los hay  entre Estados Mexicanos es una necedad negarlo. No provoquemos el caos, ni la injerencia extranjera. Pues un conflicto GRAVE como el agua adquiere proporciones no imaginables. Además despierta la codicia del imperio yanqui. Si alguien lo duda pregúntele a LIBIA, pues ahí la guerra fue por el agua, por mas que lo traten de ocultar.

 

El acueducto "Pánuco-Monterrey" es para aprovechar los millones de metros cúbicos  de agua que actualmente no tienen aprovechamiento humano. Así mismo ya existen argumentos técnicos (cómo, cuándo, donde, porqué, para qué) para extraer el oro azul y ser enviado a Monterrey.     

 

La CONAGUA, SEMARNAT, y las correspondientes, tienen que ponerse “las pilas” y trabajar en bien de los mexicanos en general y por los de esta zona, debido al abandono de las autoridades veracruzana. El proyecto es viable, urgente por necesidad y hay que darle seguimiento para que el agua sea debidamente aprovechada.

 

El proyecto es viable y provechoso para todos, es una importante derrama económica para los lugares por donde pasará. Enseñará a los Estados a preocuparse por sus recursos y a darse cuenta que la muerte por sed, no se arregla repartiendo dinero a los damnificados, sino empleándolo en obras de infraestructura  hidráulica para beneficio de todos.

 

El enriquecerse personalmente con los dineros del pueblo al reclamar el fondo de desastre no solo no es correcto, sino dañino para el Estado referido y el País. Aparte de que, al final,  tendrán las autoridades veracruzanas que rendir cuentas a el Mero Mero, al verdadero JEFE de JEFES. Ahí, en ese lugar, nadie quiere estar bajo esas circunstancias.

Dios guarde y  Salve a Meshijó Tenochtitlan Anahuac

 

Una vez más

 

En todo el País existen once millones de seres que no tienen agua potable, sobre todo en zonas rurales. Chihuahua, Durango, Coahuila, Tamaulipas, Sonora, toda la Península de Baja California, entre otros, no escapan a dicho problema.

 

Actualmente se considera que para vivir bien, bastan 150 litros de agua – diario - por cada habitante; en varios Estados hay personas que ocupan 400 a 500 litros de agua diariamente contrastando con quienes no la tienen a la mano.

 

Tan solo en Tamaulipas para lograr que las personas que actualmente no tienen acceso al agua se debe invertir 750’000,000 de pesos anuales, para cubrir la necesidad.

 

Independientemente de los problemas y soluciones que he propuesto una y mil veces es muy importante establecer estrategias para evitar la pérdida del agua potable.

 

El deterioro por el prolongado uso de la red de abastecimiento de agua en Todos los Estados ha provocado el desperdicio de – aproximadamente – el 50% de los volúmenes de agua potable que se aportan. Urge desarrollar estrategias para disminuir las perdidas y suministrar el vital líquido al mayor número de pobladores. Se debe estimular a la población a mejorar la eficiencia de las instalaciones domésticas, comerciales e industriales.

 

¿Hace cuanto tiempo que no se da mantenimiento a la red de distribución tan solo en los Estados arriba citados?.

 

Dentro de las estrategias de abastecimiento hay que construir obras de distribución. Cada año los calores son más pronunciados alcanzándose temperaturas de más de 40 grados a la sombra, lo que equivale a 56 o más grados al sol. Tan solo en 2005 se tuvieron temperaturas de 38 grados a la sombra y 46 grados al sol, (coloque usted un termómetro a la intemperie directamente al sol este año 2012 y se sorprenderá por lo que verá y que nadie le había dicho, su termómetro alcanza fácilmente los 52 grados) y en el 2006 se recrudecieron.

 

Es urgente que las universidades y tecnológicos, sobre todo de los Estados arriba citados participen – en la investigación – en éste tema.

 

Las obras hidráulicas en los Estados costeros del Golfo de México han sido insuficientes por mucho, urge una distribución más equitativa del agua en el País, para evitar la no definición del destino de los volúmenes disponibles después de haberse asignado a los usuarios, ya que es menester que el agua quede en la presa más cercana almacenada y de ahí mandar el agua a otra presa.

 

Es urgente también que las autoridades de Hidalgo, Edo de México, Querétaro, Puebla, San Luis Potosí, Veracruz y Tamaulipas suscriban acuerdos, para impedir que el agua del Río Panuco llegue al Golfo de México con tanta contaminación; (y de ser posible sin contaminación) además, en el río Panuco, debe existir una presa y un tratamiento más adecuado y moderno para el líquido citado para que a los hogares tamaulipecos llegue el agua sin contaminación alguna, es decir ”estar dentro de los límites establecidos”

 

Ya se sabe que dentro de poco, empezarán los conflictos entre los Estados de nuestro País – y desgraciadamente lo vamos a ver y vivir – como lo que ya sucede con Tlaxcala y Puebla, enseguida habrán de venir los conflictos entre Países, como el latente que ya existe entre nuestro México y gringolandia. “porque hay que pagarles una cuota anual del multicitado líquido, a cambio...... ¿de qué?”, porque por el Oeste ellos – los pieles pálidas - entregan agua contaminada y....... cree usted que ¿cubrirán su cuota? ¡no lo creo!.

 

De no llevarse a cabo obras de infraestructura hidráulica entre Tabasco, Veracruz y Tamaulipas va a suceder lo mismo que acontece año con año, inundaciones, damnificados y RECLAMOS ESTATALES POR DINERO DEL FONDO de DESASTRES, pero ninguno de los gobiernos citados, ha manifestado interés por evitar las INUNDACIONES en sus respectivos Estados. Sucederá lo mismo de siempre, ocultarán su culpabilidad diciendo "es que contra la naturaleza nada puede hacerse" pero ocultan que la ingeniería mexicana tiene MIL Y UN SOLUCIONES para los problemas citados. Tan solo haciendo lo esencial como es desazolvar los ríos (para dejarlos en su fondo original), se reduce humanamente el riesgo de las inundaciones

 

¿Qué han hecho o hacen al 2012, nuestros guías materiales (gobernantes) y morales (gobernantes, miembros de sociedades "secretas") estatales al respecto?

 

Dios se apiade y tenga misericordia de los Estados citados.

Distribución del agua y reducción de inundaciones

 

Entre los problemas que se tienen en nuestro País, son las inundaciones que año con año se suceden y nada hacen los Estados en donde acontece lo señalado, por remediarlo.


Aunado a lo anterior se tiene el problema de las zonas áridas y semiáridas en zonas centro y norte de nuestra Nación, lo cual es motivo de emigración de los habitantes de dichas zonas.


Por si lo anterior fuera poco, en el sureste de la República Mexicana cada año se padecen inundaciones y el Estado de Tabasco es un primer actor, al igual que el Estado de Veracruz. Para  colmo el agua de mas que tienen es contaminada y por tanto no puede beberse. Conclusión se inundan y no puede beberse el agua.


El río Grijalva y el río Usumacinta tienen un escurrimiento anual de 105,200 millones de metros cúbicos (al año 2005), lo cual equivale al 25% del agua que generan todos los ríos de México.


Para controlar el río Grijalva existen 4 presas.


Presa la Angostura con 20,000 millones de metros cúbicos.


Presa Chicoasén con 210 millones de metros cúbicos.


Presa Malpaso con 10,000 millones de metros cúbicos


Presa Peñitas que regula a las tres presas citadas.


Partiendo de estas presas, para evitar las inundaciones en Tabasco lo mas humanamente posible, es necesario y conveniente que desde la cuarta presa se envíe el agua sobrante por medio de tuberías y bombas, a las presas mas cercanas, de otros Estados, aprovechando los derechos de vía ya existentes. De esta manera se podrá abastecer de agua a las regiones de los Estados que necesitan el oro azul. Oaxaca, Coahuila, Chihuahua, Zacatecas, Sn: Luis potosí y Nuevo León, entre otros.


También puede resolverse el grave problema existente en Tabasco, ya que las ciudades de Paraiso, Comalcalco, Cárdenas y Huimanguillo y otras mas CARECEN DE AGUA (aunque usted no   lo crea), solo se les da agua por una hora al dia.

 

Tan sencillo que es enviar agua por gravedad desde la Presa Peñitas a las ciudades citadas por medio de tuberías, válvulas  y motobombas y de paso se disminuye el riesgo de inundaciones en dichas ciudades. Actualmente carecen de agua y cuando llueve se inundan Y ¡NO PUEDEN BEBERSE EL AGUA!


También puede solucionarse la deuda de agua que se tiene con el vecino país del norte. A la fecha se ignora cual es el monto de la deuda de millones de litros de agua con los EE. UU.